Andrés Arauz, el candidato del correísmo, representado por UNES en este proceso electoral, llegó a las oficinas de GK, a las 6h25 de la tarde del Viernes Santo. Un equipo de comunicación conformado por seis personas llegó antes que él. A pesar de que habíamos pedido, expresamente, que no fueran más de cuatro personas, el equipo insistió en la necesidad de estar en el set de grabación.

Si quieres saber más sobre quién es Andrés Arauz, mira su perfil aquí.

La entrevista empezó puntual, después de dos cambios de horario en el mismo día por retrasos en el cumplimiento de la agenda de Arauz, según nos dijo su equipo de comunicación que, originalmente, nos había dicho que nosotros tendríamos que ir a un sitio establecido por ellos. Como eso suele pasar —en 2017, la candidata presidencial Cynthia Viteri tampoco aceptó ir al set y nos pidió ir a un hotel—, aceptamos. Sin embargo, pronto volvieron a cambiar de opinión y nos dijeron que, finalmente, sí grabarían en nuestro set.

El candidato llegó con un traje azul y camisa blanca. Saludó —más bien con una expresión seria— haciendo chocar su puño con el puño de cada una de las personas que estaba en el set. Se dejó poner un poco de polvo en la cara, para evitar el brillo, y se sentó sin hacer ningún intento de conversación previo; parecía retraído.

En vivo 🔴: sigue la cobertura del día de las elecciones aquí. Noticias, análisis, entrevistas y resultados.

PUBLICIDAD

La entrevista fue tensa. El candidato evitó, en varios momentos, responder con claridad y dio muchas vueltas; sus respuestas se sentían ambiguas e incluso confusas.

Respondió cuestionamientos sobre la despenalización del aborto; la separación de poderes —y su expectativa con respecto a los procesos judiciales contra Rafael Correa y otros funcionarios de alto rango— si él llegara a gobernar. También habló sobre lo que él considera, fueron errores, del gobierno de Correa y sobre su visión del extractivismo.

Tuvo varias respuestas contradictorias; una de ellas, sobre la posibilidad de llamar a una Asamblea Constituyente y sobre quiénes serían parte de su gabinete.

|Para saber las últimas actualizaciones sobre las Elecciones de 2021 en Ecuador, haz clic aquí|

Durante el breve receso que hicimos a la mitad de la entrevista, él se mantuvo en su silla, silencioso, mirando al frente. Una persona de su equipo se acercó a susurrarle algo al oído. Él asentía, con la expresión inmutable. Al retomar la entrevista, volvió a su tono pausado, que, de vez en cuando, se modificaba cuando alzaba la voz en medio de una pregunta o  con risas un tanto forzadas.

Al final de la entrevista, se levantó y volvió a despedirse, de uno en uno, puño con puño, de todo el equipo. Se fue tan rápido como vino, tan silencioso como llegó.

¡Ahora puedes encontrar esta entrevista en tu plataforma de podcast favorito!