El Ministerio de Economía y Finanzas respondió al Comité Directivo —compuesto dos grupos de tenedores de bonos— que pidió mejores términos para el acuerdo de reestructuración de deuda. Según el comunicado del Ministerio del 21 de julio,  la propuesta del Comité “requiere un enorme sacrificio adicional por parte del pueblo ecuatoriano”. 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

El 20 de julio Ecuador presentó la solicitud formal para modificar las condiciones de los bonos ecuatorianos vigentes. Las condiciones del acuerdo preliminar ya habían sido anunciadas el 6 julio por el Ministerio y el presidente Lenín Moreno. La propuesta es reducir la deuda en 1.500 millones de dólares, bajar el interés de 9,3 a 5,2%, ampliar 10 años el plazo máximo de pago y tener 5 años de gracia para el pago de capital.

El 10 de julio, Reuters reportó que un Comité Directivo —integrado por Amundi, Contrarian Capital Management, T Rowe Price Associates y otros inversionistas— pidió que se mejoren los términos de la propuesta hecha por el gobierno de Moreno. Después de la presentación formal del gobierno ecuatoriano, el Comité reiteró su posición argumentando que la propuesta “no representa los mejores esfuerzos de Ecuador para alcanzar un acuerdo equitativo”. Los tenedores presentaron una contrapropuesta que fue analizada por las autoridades ecuatorianas. 

Según el Ministerio de Finanzas, la revisaron en detalle y concluyeron que “tiene un costo muy alto”. Dice que piden que la tasa de interés sea del 9,5%, en vez del 6,9% que proponen ellos. El Comité propone entregar entre 500 y 600 millones para cerrar la brecha fiscal ecuatoriana a cambio de aumentar en 1.500 millones los pagos de bonos de 2022 a 2025. El plan del gobierno plantea que en ese periodo los pagos anuales no excedan los mil millones. Los pagos en esos cuatro años, dijo el Ministerio, representarían casi la mitad del dinero que se planea invertir en programas de asistencia social —como transferencias en efectivo— para la población que más lo necesita. 

PUBLICIDAD

En el comunicado del 21 de julio, el gobierno afirma que está comprometido a cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), pero solo los podrá alcanzar si se “logra una recuperación económica con equidad social”. La entidad dijo que ese es su objetivo con el programa de reestructuración y alivio de la deuda. 

El Ministerio de Finanzas calificó lo sugerido por el Comité Directivo como una propuesta “perder-perder”. Sin embargo, los tenedores de bonos que pertenecen a este grupo creen que los términos deberían mejorar para que el acuerdo beneficie a ambas partes. En el comunicado, el Ministerio pidió a los tenedores de bonos minoritarios “que comprendan la precaria situación en la que se encuentra Ecuador y se unan a la mayoría” para respaldar su propuesta. 

|Como a muchas otras industrias, la emergencia sanitaria está afectando la capacidad de los medios de financiarse. Si nuestro trabajo te ayuda a estar mejor informado, #haztuparte aquí|

Para que el plan sea aprobado oficialmente debe contar con el apoyo de los tenedores de 66% de los bonos de todos los años, excepto en los del 2024, para los que necesita la aprobación de los propietarios del 75% de la deuda. El Ministerio de Finanzas confirmó que  hasta el momento tienen el respaldo del 53%. Los integrantes del Comité Directivo tienen entre el 25% y el 35% de los bonos que vencen en 2024. Los tenedores votarán el 31 de julio para decidir si aprueban o no el acuerdo propuesto por el gobierno ecuatoriano.