El Respiro

Un marino atraviesa el Atlántico para ver a su padre

En esta edición de El Respiro: un mural para fomentar las medidas de distanciamiento y la verdadera causa de la extinción de los dinosaurios.
  • buenas noticias del 30 de junio

    Ilustración de Paula de la Cruz.

Este es El Respiro, la dosis diaria de buenas noticias del 30 de junio para sonreír y olvidarnos —por un rato, al menos— de la emergencia sanitaria.

Un marino atraviesa solo el Atlántico para ver a su padre

Días después de que Argentina cancelara todos los vuelos internacionales de pasajeros para proteger al país del nuevo coronavirus, Juan Manuel Ballestero comenzó su viaje a casa de la única manera que le era posible: en su pequeño velero. Resultó ser una aventura de 85 días a través del Atlántico.

|Como a muchas otras industrias, la emergencia sanitaria está afectando la capacidad de los medios de financiarse. Si nuestro trabajo te ayuda a estar mejor informado, #haztuparte aquí|

El marinero de 47 años podría haberse quedado en la pequeña isla portuguesa de Porto Santo para aislarse del virus. Pero la idea de pasar lejos de su padre, que pronto cumpliría 90 años, le resultaba insoportable. Entonces cargó su velero, sus provisiones de atún enlatado, fruta y arroz y zarpó a mediados de marzo

“Quería hacer todo lo posible para volver a casa. Lo más importante para mí era estar con mi familia”, dijo Ballesteros. Sus amigos intentaron disuadir a Ballestero de embarcarse en la peligrosa jornada, y las autoridades de Portugal le advirtieron que tal vez no se le permitiría volver a ingresar si se encontrase con problemas y tuviera que regresar. Pero él estaba resuelto.

“Fue muy dura la incertidumbre de 50 y tantos días sin poder saber dónde estaba”, dijo su padre, Carlos Alberto Ballestero. “Pero no teníamos ninguna duda que esto iba a salir bien”.

Navegar a través del Atlántico en un pequeño bote es, en las mejores circunstancias, un desafío. Las dificultades adicionales de hacerlo durante una pandemia quedaron claras tres semanas después del viaje. “Nunca iba con miedo, pero sí con mucha incertidumbre”, dijo. “Fue muy raro navegar en una pandemia con la humanidad tambaleando alrededor mío”.

Aunque Ballesteros estaba decidido a ir a ver a su padre, no faltaron los momentos en los que aumentó su ansiedad. Ballestero dijo que se encontró en oración y restableció su relación con Dios. “La fe te mantiene parado en esas situaciones”, dijo. “Me conocí a mí mismo, me dio mucha humildad este viaje”.

Cuando su ánimo estaba bajo, Ballestero dijo que fue animado por avistamientos de vida salvaje que se sentían como presagios. Encontró consuelo en pequeños detalles de la naturaleza como una manada de delfines que nadó junto a su bote.

Al llegar a su nativa Mar del Plata, el 17 de junio, estaba sorprendido por la bienvenida que recibió. “Entrar por mi puerto, donde mi padre tenía su velero, donde él me enseñó muchas cosas y donde aprendí a navegar y donde todo se originó, me dio el sabor de la misión cumplida”, dijo.

Si bien no pudo celebrar el cumpleaños número 90 de su padre en mayo, llegó a casa para una fecha muy especial: el Día del Padre.

Murales para fomentar el distanciamiento

En el centro de Kinshasa, capital de la República Democrática del Congo, murales recién pintados muestran ídolos tradicionales con máscaras médicas o aplicando desinfectante de manos. El arte ahora se suma a una iniciativa para promover las buenas prácticas para evitar el contagio del coronavirus. 

Es un esfuerzo para contrarrestar la incredulidad ante la pandemia de coronavirus que arrasa la República Democrática del Congo. Un grupo de 10 artistas ha pintado la pared alrededor de la Academia de Bellas Artes de la capital con 12 murales que ilustran la necesidad de que las personas tomen medidas.

Algunos tienen motivos religiosos, mientras que otros están salpicados de colores brillantes para llamar la atención de las personas al pasar. En uno de los murales se puede ver cómo personas se golpean los codos al saludar, en el fondo el virus está encerrado detrás de las rejas de una celda de la cárcel.

Otra de las obras, de Prisca Tankwey, representa seis estatuas de madera, símbolos icónicos de la cultura precolonial del Congo, que se lavan las manos y realizan otras tareas para protegerse contra la enfermedad.

“Ese es el mensaje principal, el mensaje de protección”, dijo Tankwey, aplicando los últimos toques de pintura.

¿Asteroides o una erupción volcánica? Se revela la causa de la extinción de los dinosaurios

Un misterioso asesinato de 66 millones de años finalmente se ha resuelto: la extinción de los dinosaurios. Pero la causa principal de la catástrofe ha sido un tema de debate. El evento de extinción del Cretáceo resultó en la eliminación de aproximadamente el 75% de las plantas y animales, incluidos los dinosaurios. Investigadores han revelado que un enorme asteroide dio el golpe mortal a los dinosaurios.

Algunos científicos alegaban que la causa principal fue un asteroide de 10 kilómetros de ancho que se estrelló enla Tierra, enviando grandes cantidades de material que bloquearon la luz solar. El cataclismo produjo un período prolongado y frío que causó la devastación de buena parte de la vida de la era. Otros dicen que la actividad volcánica en la región Deccan de India fue el principal impulsor, causando cambio climático a gran escala. Incluso otros han sugerido que los dos actuaron juntos.

Ahora los investigadores dicen que han descifrado el misterio al modelar los efectos ecológicos de las diferentes posibilidades.”Cuando produjimos los diferentes escenarios, ya sea para las dos cosas que suceden juntas, o completamente separadas, vemos que el asteroide es [el] [único] evento que puede erradicar por completo los hábitats que pueden ser adecuados para los dinosaurios”, dijo el Dr. Alfio Alessandro Chiarenza, primer autor de la investigación en el University College de Londres.

En las Actas de la Academia Nacional de Ciencias, Chiarenza y sus colegas revelan cómo construyeron modelos para explorar los efectos de los diferentes eventos en el clima del planeta y los hábitats en los que vivían los dinosaurios. 

El equipo primero observó que con los escombros de una erupción volcánica habría una reducción del 5% de luz solar. El modelo sugirió que esto no habría llevado a la extinción de los dinosaurios, aunque su hábitat se habría reducido debido al impacto a largo plazo en factores como la temperatura y la lluvia. Sin embargo, con asteroides, la reducción de la luz solar habría sido de entre el  10% y el -20% en la luz solar. Un hecho que habría devastado los hábitats de los dinosaurios.

El equipo dice que los hallazgos se relacionan con otras investigaciones. También es consistente con la evidencia fósil de que los animales, incluidos los dinosaurios, sobrevivieron a erupciones anteriores de alta intensidad, y los hallazgos que sugieren que la extinción masiva fue un evento repentino.

Steve Brusatte, profesor de paleontología y evolución en la Universidad de Edimburgo, dijo que el estudio fue elegante y convincente de que el asteroide fue el culpable. “No solo eso, sino que apunta específicamente a un aspecto del arsenal de armas del asteroide como el que derribó a los dinosaurios: fue el invierno nuclear que cayó después de que el polvo y la mugre del asteroide bloquearon el sol durante varios años”.

Brusatte dijo que esperaba que continuara el debate pero que la discusión se iba zanjando. “Pero con cada nuevo estudio, y ahora especialmente con este excelente trabajo, cada vez es más difícil entretener a cualquier otra cosa que no sea el asteroide”, dijo.

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

Esto fue El Respiro, las buenas noticias del 30 de junio de 2020. Se publica todos los días a las 8:45 de la noche. Es una dosis de buenas noticias para contrarrestar la ansiedad y preocupación que nos causa la emergencia sanitaria generada por el covid-19 en el Ecuador y América Latina.

GK
(Ecuador, 2011) Un cable a tierra en un mundo polarizado.