Los bajos precios del petróleo, la caída de su demanda y el vencimiento a los contratos a futuro de mayo provocaron que el crudo entre a un tipo de mercado que se conoce como contango: cuando el precio actual es menor a lo que se espera que valga en los contratos a futuro. Los precios de este commodity a largo plazo, para el último trimestre del año, siguen sobrepasando los 30 dólares. Los de corto plazo siguen cayendo. 

|Como a muchas otras industrias, la emergencia sanitaria está afectando la capacidad de los medios de financiarse. Si nuestro trabajo te ayuda a estar mejor informado, #haztuparte aquí|

El Brent North Sea Crude y el West Texas Intermediate (WTI) son los dos tipos de petróleo más influyentes para el mercado mundial. El Brent se usa como referencia en África, Europa y Medio Oriente. El WTI es una referencia para América. Los dos son piezas clave en un mercado muy sensible a los cambios externos y a la especulación de precios. 


DEBES SABER:

El precio del petróleo WTI llega por primera vez en la historia a precios bajo cero

El país enfrenta el momento más crítico de su historia por la caída del precio del petróleo, según el Presidente


PUBLICIDAD

Actualmente, el WTI es el producto petrolero más abundante en el mercado mundial, por eso el impacto de la caída se refleja en su precio —lo que afecta el valor los barriles de varios países. El efecto seguirá al menos durante mayo: el precio de los contratos futuro de junio cayeron 6 dólares en menos de 24 horas. Comenzaron con un valor de 26 dólares por barril y, para el cierre del día, era de 20 dólares. 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

El especialista en mercado de hidrocarburos, Erick Sánchez, dice que el contango es una condición muy dinámica según el contexto general. Si no se compone la demanda, el contango se extiende y los precios de junio podrían derrumbarse también. 

El contango es un fenómeno atípico que señala de que “el mercado está roto”, dice Sánchez. Por la crisis mundial, hay una desconexión entre sus tres principales actores: la producción, la oferta y la demanda. Actualmente, hay mucha producción petrolera, hay mucha oferta, pero la demanda es apenas un 20% de la que suele haber en condiciones normales.

Todo bien que cotiza en un mercado tiene un precio y un valor, que no son lo mismo. El precio es una cantidad asignada de forma arbitraria por el vendedor. Por el contrario, el valor es intrínseco. “El precio es lo que pagas, el valor es lo que recibes”, es una cita conocida del reconocido inversionista Warren Buffett

Para poner un ejemplo sencillo: en el mercado de valores, una persona puede decidir vender una acción de una determinada empressas a 10 dólares, aunque su valor sea mucho mayor. Quizá está pasando por un momento económico difícil y necesita la liquidez, o quizá simplemente decidió retirarse a una remota cabaña en una montaña y quiere despojarse de todas sus pertenencias mundanas —las razones no importan. En el caso del mercado petrolero, que es muy volátil, el precio y el valor están estrechamente relacionados —a diferencia de otros commodities, como el oro, cuyo valor es más estable (y por eso, es preferido por los mercados en tiempos de incertidumbre). 

|Para saber las últimas actualizaciones del Covid-19 en Ecuador, haz clic aquí|

Si el precio del crudo está muy alto porque en determinado momento la demanda es alta y la oferta baja, su valor crecerá. Pero si la situación cambia, y el mercado ya no está dispuesto a pagarlo porque las condiciones ya no lo justifican, ese precio caerá, afectando al valor real. Lo sucede con los contratos futuros sobre el petróleo es que, ante el exceso de oferta, el valor real que los barriles tengan al momento de vencerse esos contratos, podría ser muy inferior al precio pagado por sus tenedores.

Aunque el precio del petróleo WTI está aumentando de a poco, solo se estabilizará cuando el mercado encuentre valor, lo que solo sucederá cuando disminuya la sobreoferta, aumente demanda y desaparezcan el resto de problemas creados por la pandemia del covid-19 —lo cual aún no es posible determinar cuándo sucederá.