Este es El Respiro, la dosis diaria de hoy para sonreír y olvidarnos —por un rato, al menos— de la emergencia. 

Las ranas, pájaros y los Pirineos a un sonido de distancia

Artistas, investigadores y grabadores lanzaron álbumes que capturan los sonidas de la naturaleza que encontraron en varias de sus salidas de campo, reporta The Guardian. La historia comenzó cuando Lucrecia Dalt viajó a una selva tropical en Colombia que forma parte del Chocó, una zona megadiversa que baja desde Costa Rica hasta Ecuador. En su travesía sumó un músico estadounidense de ruido, Aaron Dilloway. Se adentraron en la tupida selva y grabaron a loros, ranas, insectos, sonido de olas —e incluso la transición de la noche al día. 

|Como a muchas otras industrias, la emergencia sanitaria está afectando la capacidad de los medios de financiarse. Si nuestro trabajo te ayuda a estar mejor informado, #haztuparte aquí|

Meses más tarde, la llega del coronavirus cambió la vida de todos. Dalt y Dilloway decidieron publicar las grabaciones que habían hecho. “Tienen el potencial de sacarte del confinamiento, a otro lugar, más tranquilo, tal vez. Me han permitido crear mi propia simulación en casa”, dice Dalt. El proyecto produce sonidos binaurales, una sensación de sonido 3D.

PUBLICIDAD

Esta no ha sido la única iniciativa de viajes sonoros lanzados durante el confinamiento al que nos hemos visto obligados. En marzo, la música Carina Pesch lanzó una serie en su perfil de Facebook llamada The Ears May Travel, donde comparte grabaciones binaurales de lugares exóticos en los Pirineos, Grecia e Indonesia. “Binaural no es estéreo”, explica, “así que no solo tienes izquierda y derecha”. 

El objetivo de estas iniciativas es aportar calma en la cuarentena. La naturaleza puede convertirse en una dosis de serotonina que de seguro nos hará experimentar muchas sensaciones. 

Cómo ser un buen roommate en épocas de encierro 

El New York Times ha publicado una guía sencilla pero muy necesaria: cómo ser un buen roommate en estas épocas de cuarentena. El documento tiene algunas guías sobre la convivencia social, la vida laboral (o, mejor dicho, telelaboral) y seguridad. 

Es una lista de haz y no hagas. En los temas de convivencia, la lista —que siguen siendo muy populares entre los lectores de medios— dice que  no es buena idea adjuntar notas pasivo-agresivas criticando la higiene del compañero de piso. Tampoco es buena idea dejar matrial de limpieza frente a su puerta, como desinfectante o toallitas húmedas. Tampoco recomienda tomar duchas largas. “No todos tienen una vejiga de acero”, dice el Times neoyorquino. 

Del lado positivo, la lista sugiere preguntarle a los compañeros si alguien más quiere un trago cuando uno va a servirse uno. También es bueno pero preguntarles cómo están —pero hacerlo con genuino interés. Uno de los mejores consejos que da es crear una rutina que permita tener tiempo a solas. 

En temas de seguridad, el mejor consejo que tiene la lista es no salir seguido de casa, ni invitar a amigos a pasar unas horas. El mejor consejo en todo el mundo sigue siendo: ¡Quédate en casa! Y en los aspectos de la vida laboral, hay uno que nos pareció muy útil: no olvidar que hay gente que estará en una videollamada importante, así que es mejor no querer pasarse de chistoso, ni hacer tonterías detrás de ellos (eso incluye, por favor, vestirse con algo más que ropa interior para deambular por casa). 

Bailar, bailar, bailar

El famoso Ballet Nacional de Georgia, fundado hace 159 años, comenzó a dar lecciones en línea después de que las populares escuelas de danza cerraran por la pandemia del coronavirus. La iniciativa del cuerpo de danza no sólo superó la crisis, sino que incluyó a cientos de niños y niñas en sus clases. 

Alrededor de 5.000 niños y adolescentes, que solían asistir a clases de baile al menos tres veces por semana, se quedaron sin ensayos. Pero con las clases en línea han podido retomar sus estudios de ballet. “Pasamos a las clases en línea, que están disponibles para nuestros estudiantes y para cualquier persona en todo el mundo que le guste y quiera bailar danzas folclóricas georgianas”, dijo Nino Sukhishvili, director de arte del grupo y nieta de sus fundadores.

Esto fue El Respiro, las buenas noticias del 21 de abril de 2020. Se publica todos los días a las 8:45 de la noche. Es una dosis de buenas noticias para contrarrestar la ansiedad y preocupación que nos causa la emergencia sanitaria generada por el covid-19 en el Ecuador y América Latina.

Nubes artificiales para salvar a los arrecifes de coral

Un grupo de científicos puso en marcha un proyecto de nubes artificiales para proteger del cambio climático a la Gran Barrera de Coral, el mayor sistema de corales del mundo. El experimento pretende enfriar el agua donde están los corales. Para lograrlo, utiliza una especie de ventilador montado en un barco, similar a los cañones de nieve artificial, que lanza cristales de sal al aire con el fin de reflejar la luz del sol. Esto significa que el proceso podría ser similar a poner el arrecife en respiración asistida mientras se soluciona el desafío del cambio climático.

La idea surge desde que un experimento de la universidad y el Instituto de Sídney de Ciencia Marina reveló que los arrecifes de coral han sufrido el proceso de mayor blanqueamiento —un proceso de estrés y debilitamiento causado por los cambios de temperatura del agua— de la historia. El director del proyecto Daniel Harrison, de la Universidad Southern Cross dijo que “toda la investigación es teórica, por lo que tratar y tomar agua salada y convertirla en estos núcleos de nubes de condensación es pionero”. 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

Esto fue El Respiro, las buenas noticias del 21 de abril de 2020. Se publica todos los días a las 8:45 de la noche. Es una dosis de buenas noticias para contrarrestar la ansiedad y preocupación que nos causa la emergencia sanitaria generada por el covid-19 en el Ecuador y América Latina.