Desde que comenzó la emergencia sanitaria por el covid-19, el personal de salud pública denunció que no tenían guantes, mascarillas, batas y gafas —elementos mínimos para atender a los pacientes con covid-19 y evitar un posible contagio.   

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

El 26 de marzo de 2020, dos médicos de Guayaquil dieron positivos con la enfermedad el mismo día que el Ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos dijera en una breve cadena nacional “tenemos un suficiente número de trajes para la ciudad de Guayaquil: 500 trajes en el Hospital Guasmo Sur, y 250 trajes para el hospital Monte Sinaí”. 

Ahora ambos médicos se convirtieron en pacientes, y se suman a al menos otros 24 trabajadores de la salud con la enfermedad: 17 médicos, cinco enfermeras, un auxiliar de enfermería y un trabajador sanitario, según una respuesta a un pedido de información del Ministerio de Salud del 20 de marzo de 2020. Los dos médicos “están con neumonía viral por covid-19” dice una persona cercana a los contagiados, que son esposos y están separados del resto de su familia.

Los médicos alegan que se infectaron porque no tuvieron los insumos de protección adecuados, los que reclaman desde hace dos semanas. La mascarilla quirúrgica, gafas, bata de manga larga y guantes “esos cuatro elementos son lo mínimo para el manejo de casos sospechosos o confirmados”, dice Rodrigo Henríquez, experto en salud pública y epidemiología. La emergencia sanitaria es crítica por el aumento acelerado de pacientes confirmados, lo que  provocó que el 22 de marzo de 2020, la provincia de Guayas sea declarada  zona de seguridad

PUBLICIDAD

En Wuhan, la ciudad de China donde inició el brote de este tipo de coronavirus, 1300 trabajadores de la salud se contagiaron de covid-19. Según un artículo de The New Yorker, la probabilidad que tiene un médico de contraer la enfermedad es tres veces más que la población en general. En Italia más de 6 mil médicos y enfermeras se contagiaron y 45 trabajadores de la salud han muerto por el covid-19. 

|Como a muchas otras industrias, la emergencia sanitaria está afectando la capacidad de los medios de financiarse. Si nuestro trabajo te ayuda a estar mejor informado, #haztuparte aquí|

“Proteger a los que nos protegen” repite sin cansancio el vicepresidente del Ecuador, Otto Sonnenholzner, en mensajes de redes sociales y en las ruedas de prensa virtual. Pero muchos en el personal de salud se quejan: al menos cuatro han usado la misma mascarilla N95 y la misma bata por una semana, otros médicos y enfermeras han decidido comprar por cuenta propia ese equipo de protección, dicen

 El viceministro de Salud, Ernesto Carrasco dijo en la sesión virtual de la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional, el 24 de marzo, que el equipo “estaba escaso en un principio, entonces se les pedía que optimicen el mismo equipo durante toda la jornada”. Según Carrasco, han entregado en los hospitales, insumos de protección para tres meses. Rodrigo Henríquez dice que el personal de salud que tenga contacto directo con pacientes confirmados deben cambiarse la mascarilla cada hora, pero si no tienen contacto con personas con covid-19 pueden usarla durante el lapso que esté en el área de riesgo.  Es recomendable usar las mascarillas N95 entre 6 y 8 horas, después se las debe desechar, “es un grave error ponerse y sacarse varias veces al día” dice el médico familiar Xavier Maldonado. 

Henríquez dice que hay un gran número de personas que pueden estar con la enfermedad y que no tienen síntomas, “entre una tercera y quinta parte de todas las personas que tienen la enfermedad no tienen ningún tipo de sintomatología”, explica. Por eso el riesgo de contagio del personal de salud es mucho más alto. 

 En Hong Kong y Singapur todos los médicos o personal de salud que hayan tenido contacto con pacientes deben usar mascarillas quirúrgicas, guantes y realizar el lavado adecuado de las manos. Para el contacto con casos confirmados o sospechosos con la enfermedad, los médicos deben usar mascarillas N95, protectores faciales, gafas y batas.  

|Para saber las últimas actualizaciones del Covid-19 en Ecuador, haz clic aquí|

 En ambos países asiáticos se puso en estricta práctica el distanciamiento social en los hospitales, porque de otra forma se quedarían sin personal de salud para atender la emergencia sanitaria. Rodrigo Henríquez dice que los médicos en Ecuador están mucho más expuestos al contagio si no se extremen las medidas de protección, “después vamos a tener una crisis, pero no por falta de espacio ni de ventiladores, sino por falta profesionales para atender a los pacientes”.