El Baúl

Un país multiamenaza: ¿qué hacer en un terremoto en el Ecuador?

Aunque han existido varios sismos en su historia, ¿los ciudadanos saben qué hacer en un terremoto en el Ecuador?
  • qué hacer en un terremoto en el Ecuador

    Ecuador es un país multiamenaza, sin embargo aún existen mitos y desinformación sobre los sismos y cómo actuar cuando suceden. Fotografía de la Cancillería del Ecuador bajo licencia CC BY-SA 2.0

Los ecuatorianos vivimos en un “país multiamenaza”: estamos en la zona del Pacífico catalogada como de “alta peligrosidad sísmica” por la convergencia de las placas de Nazca y Sudamérica. Los movimiento sísmicos son parte de nuestra vida, pero, sabemos ¿qué hacer en un terremoto en el Ecuador?

| Si quieres recibir más textos explicativos como éste en tu correo, regístrate aquí. |

Aunque se debería saber qué hacer en un terremoto en el Ecuador, por su ubicación y su geografía, aún existen mitos y desinformación sobre los sismos y cómo actuar cuando suceden.

Antes del terremoto

Si bien los terremotos no se pueden predecir, estar preparados es indispensable. Para saber qué hacer en un terremoto, el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional del Ecuador (IGPN) sugiere tener un kit —o mochila— de emergencia que tenga una linterna con pilas, un botiquín de primeros auxilios, una radio portátil, botellas de agua, alimentos enlatados, abrelatas, un pito, una copia de los documentos personales y una lista con números de teléfono de emergencia. A esta lista, el Departamento de Ingeniería y Ciencias Geológicas y de Minería en Michigan Tech (GEO MTU) suma un extintor.

Tener un plan con las personas con las que vives también es parte de la prevención. Según el IGNP y el GEO MTU, las familias deben tener un punto de encuentro en caso de terremotos. Esos lugares deben ser los sitios seguros de cada ciudad. En Quito, hay 79 sitios seguros, por ejemplo.  Además del punto de encuentro, el IGNP sugiere que las familias tengan un número de contacto fuera de la ciudad para informar que están a salvo. 

Otras recomendaciones son no colocar objetos pesados en las estanterías o muebles altos del hogar porque en el momento del terremoto pueden caerse y herir a alguien. También es importante saber en dónde están y cómo cerrar el paso del agua, el gas y la electricidad. Aprender primeros auxilios y hacer simulacros en casa también son acciones de prevención, según el GEO MTU.

¿Y cuando llega el terremoto?

Aunque los terremotos llegan por sorpresa, mantener la calma —o al menos intentarlo— es vital. La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias de Estados Unidos (FEMA) explica que si estás dentro de una casa o edificio, es mejor no salir. Hay que evitar utilizar los ascensores porque pueden fallar y puedes quedarte atrapado dentro de ellos. Si estás en la calle, no entres a ninguna casa hasta que termine el terremoto.

Estar calmados ayudará a que sepamos qué hacer en un terremoto. Si estás dentro de tu casa, busca un sitio alejado de las ventanas, espejos, cuadros u objetos pesados —como paredes o puertas. Échate al piso y si es posible busca un escritorio o mesa resistente. El IGNP sugiere agarrarse con ambas manos de la pata de ese escritorio o mesa. En caso de no encontrar un lugar seguro dentro de tu casa, mantente en el piso y cubre tu cabeza y cara con tus brazos y manos.

Si estás en la calle, debes alejarte de los postes de luz y edificios. En caso de estar conduciendo, detén el carro y permanece dentro hasta que termine el terremoto. Trata de no detenerte cerca de objetos que puedan caerse como árboles, puentes o cables eléctricos. Antes de arrancar nuevamente, mira los daños de la carretera y conduce despacio. 

Cuando el terremoto termina

Los terremotos siempre traen réplicas, pero hasta que lleguen es necesario verificar si el lugar en el que nos encontramos es seguro. Por ejemplo, si la casa está afectada, es mejor dirigirse a un sitio seguro o a un punto de encuentro. 

La solidaridad es necesaria, sobre todo, en el momento de la catástrofe. La FEMA pide que se verifique que las personas a tu alrededor no tengan lesiones. Si alguna persona está herida de gravedad —indica el IGNP—, no debes moverla salvo que corra peligro de muerte o de tener nuevas lesiones. 

Luego de los terremotos suelen haber apagones. De ahí que se recomienda no encender velas ni fuego porque se puede mezclar con gasolina derramada o gas y puede ocasionar incendios. Por eso se sugiere utilizar una linterna con pilas.

Atrapado en los escombros

En caso de quedar atrapado en los escombros, cúbrete la boca con tu ropa o con un pañuelo, trata de no moverte ni levantar polvo y haz ruido. Si tienes un silbato o un celular, úsalo para pedir ayuda. No grites porque puedes tragar mucho polvo, solo hazlo como último recurso.

La Organización Mundial de la Salud explica que una persona atrapada no suele sobrevivir más de 48 horas. Entre el 85% y el 95% de las personas atrapadas son rescatadas con vida entre los primeros dos días después del terremoto. Por tal razón es necesario saber qué hacer en un terremoto en caso de quedar atrapado.

Los mitos: ¿Es seguro el triángulo de seguridad?

El triángulo de seguridad es una respuesta común sobre qué hacer en un terremoto. Sin embargo, según el IGPN, “hace suposiciones incorrectas”. El concepto se refiere al espacio vacío de sobrevivencia propuesto por Douglas Copp. Esta técnica dice que, cuando un edificio se derrumba, los objetos quedan aplastados por el techo, sin embargo, alrededor de ellos quedan espacios vacíos que se conocen como “triángulos de vida”. 

Pero el IGPN dice que no siempre las personas pueden identificar estos espacios durante un terremoto. Además, cuando los edificios colapsan aplastan todos los muebles en su interior. En el caso de estar en exteriores, ponerse junto a un auto para crear un supuesto triángulo de seguridad no es una buena idea porque el movimiento producto del sismo pueden hacer que el auto se mueva y aplaste a la persona.

¿Los marcos de las puertas y las iglesias son seguros?

Otros mitos son pararse bajo los marcos de las puertas, ir a la iglesia más cercana o creer que lo más peligroso en un terremoto es “el riesgo de derrumbes”. El IGPN dice que en las casas modernas los marcos de las puertas no son lo suficientemente resistentes. Aconseja cubrirse bajo un escritorio o una mesa que esté alejada de las ventanas. Correr hacia la iglesia más cercana también es un error, como explica el IGPN, porque la estructura de las iglesias antiguas no son seguras y suelen ser las primeras en caerse. 

Los derrumbes no son lo más peligroso de los terremotos. El IGPN dice que la mayoría de lesiones se generan con los objetos que caen sobre las personas cuando salen o entran de un edificio. 

La responsabilidad de saber qué hacer en un terremoto en el Ecuador es compartida. Las instituciones estatales deben, con anticipación, preparar los planes de contingencia y respuesta, y supervigilar que se cumplan las normas y directrices de construcción, capacitación y simulaciones. Pero también es necesario que los ciudadanos acojan los consejos y las medidas de prevención, y estén preparados para desastres propios de un país multiamenaza.

Yalilé Loaiza
(Ecuador, 1994) Periodista. Es directora de investigación de La Foca. Fue docente universitaria. Estudió una maestría en Comunicación Digital en la Universidad de Los Hemisferios de Ecuador.