Esta carta es publicada íntegramente, tal como fue enviada a GK, por el equipo del candidato a la alcaldía de Quito, Andrés Páez. 

Señores

Diálogo Diverso

GK

Diane Rodríguez

María Gabriela Alvear

Presente.-

  

De mi consideración:

Estoy convencido de que la sociedad debe proscribir y condenar todo acto de violencia en contra de cualquier persona;  no existe razón alguna para ser indiferentes con la discriminación que, con frecuencia, se instrumenta en contra de la población LGBTIQ+ –lo cual expresamente condeno–, y debe ser un compromiso de todos, autoridades y ciudadanos, el luchar contra estas formas de abuso.

Cada persona tiene derecho a ejercer a plenitud sus derechos de libertad, entre ellos, el derecho de ejercer una opción sexual, lo cual corresponde a su fuero íntimo, sin que aquello deba implicar un riesgo para su integridad ni suponga razón alguna para un reproche social o estigmatización.

En lo personal, agradezco contar con amigos que ejercen una opción sexual diferente y guardo para ellos la mayor de mis consideraciones, respeto y aprecio. Nunca dicha opción ha sido obstáculo para el desarrollo de amistades fecundas, que valoro y me han enriquecido a lo largo de la vida.

Por ello soy partidario de todas las acciones y políticas destinadas a condenar y combatir cualquier forma de discriminación. Desde mi ámbito de acción (hoy como candidato a la Alcaldía de Quito, antes como parlamentario), me adscribo a las acciones de inclusión en la sociedad, como la enseñanza del lenguaje de señas, braille y subtitulación de películas; facilidades para las personas con capacidades especiales y de la tercera edad; madres cabezas de familia que no gozan del apoyo de sus parejas; niños y jóvenes víctimas de la violencia, obligados al desplazamiento; la inclusión digital; el conocimiento sobre otras culturas y religiones; los procesos de aceptación e incorporación social de extranjeros; y hechos en general a favor de todos los grupos vulnerables de la sociedad. 

En mi criterio, la erradicación de toda forma de violencia y las políticas de cero tolerancia con el acoso, la intimidación o el bullying, son inaplazables y demandan la urgente y privilegiada atención de las autoridades públicas y del sector privado, reconociendo que la población LGBTIQ+ ha sido una de las víctimas más notorias de tales abominables y primitivas prácticas.

He dicho reiteradamente que el Municipio de Quito debe volver a tener el liderazgo que ha perdido en las últimas administraciones. Esto incluye encabezar acciones para la protección efectiva de derechos de las poblaciones en estado de vulneración. Es indispensable, por ejemplo, la  implementación y activación de protocolos para casos de violencia LGTBI fóbica y de todos los demás casos de violencia contra las personas. Es necesario fortalecer la cultura ciudadana, a través de campañas sobre derechos LGBTIQ+ e ir, entre otras cosas, hacia la construcción de espacios laborales dignos y seguros para todos, incluyendo por supuesto a las personas LGBTIQ+, con la articulación de esfuerzos entre sector público, sector privado y la sociedad civil organizada.

Soy un convencido de la importancia de escuchar el criterio y experiencias de la ciudadanía en la toma de decisiones. Los mecanismos de participación deben fortalecerse y ser utilizados en todos los niveles de construcción de normativas.

De igual forma, la inclusión económica de las poblaciones en estado de vulnerabilidad, entre ellas la LGBTIQ+, debe realizarse a través de acciones concretas. Existe una institucionalidad municipal que no ha implementado mecanismos para que ello suceda, frente a lo cual mi compromiso es hacerlo durante mi gestión, con criterios técnicos y en función de las posibilidades económicas de la ciudad. Entre las acciones que ya he propuesto, están el acceso a los microcréditos ofertados por CONQUITO, para iniciativas laborales y emprendimientos, garantizando igualdad de condiciones para la población LGBTIQ+; ferias de emprendimiento patrocinadas y financiadas por el Municipio de Quito, donde podrá participar la población LGBTIQ+ y todos los demás grupos sociales; acceso a programas de capacitación a favor de la población LGBTIQ+ a través del Instituto Municipal de Capacitación, a la par de programas de capacitación específicos para otros grupos poblacionales.

También es importante hacer todos los esfuerzos para que Quito sea considerada destino turístico seguro, desarrollando medidas de promoción y seguridad para todas las personas que deseen visitar la capital, incluyendo las personas LGBTIQ+. Esto es fundamental para continuar con la reactivación económica que necesita nuestra ciudad.

Así mismo, uno de los temas vitales para combatir la exclusión es el acceso a la salud. Se debe garantizar este derecho a la población LGBTIQ+, con todos los servicios que actualmente presta el Municipio de Quito; desarrollar campañas sobre VIH y otras enfermedades de transmisión sexual, así como procesos de sensibilización para trabajadores de la salud municipales y la población en general.

Una labor como autoridad, en este caso del Alcalde de Quito, debe ser apersonarse de la situación de aquellas personas bajo situaciones de maltrato. Dentro de este ámbito, es fundamental promover políticas para que la ciudad sea un espacio libre de violencia en contra de la población LGBTIQ+, así como de las demás personas y animales. Garantizar el desarrollo de las actividades de la población LGBTIQ+ en espacios públicos, con seguridad, y  sin permitir que se produzcan daños a la propiedad pública o privada.

Sin embargo, debo dejar claro, que hay asuntos sobre los que no renunciaré, uno de ellos mi rechazo a cualquier forma de interferir en el desarrollo de los niños, quienes deben tener especial atención y cuidado por parte de las autoridades. Son seres humanos que empiezan su desarrollo, por lo que son maleables en cuanto a su opinión, pero que hoy se ven expuestos, entre otras cosas,  a discursos que pretenden hablarles de temas que pueden tener muchas connotaciones –para una mente que no está formada ni en capacidad de discernir como lo hiciera un adulto–, por ejemplo, y son tan complejos como la “diversidad sexual”, la “identidad sexual”, la “expresión de género”, etc.,  lo cual considero debe ser interiorizado en cada una de las familias, cuyo derecho a educar a sus hijos es irrebatible e irrefutable, sin que pueda otro tipo de formación pretender torcer ni incidir en las enseñanzas que reciben en casa. No puede haber ningún tipo de injerencia en la formación de los niños que pueda causarles confusión y distorsión, más aún si se lo hace a través de preguntas o afirmaciones capciosas o ambiguas, como desgraciadamente suele suceder.  En eso mantendré mi postura, que es tan contundente como la condena a todo tipo de discriminación, acoso, abuso o violencia en contra de la población LGBTIQ+. La protección integral de los niños será una prioridad en mi administración.

Hago mención a esto porque hace varios días, el ciudadano que responde a los nombres de Danilo Manzano publicó una carta en el portal GK, haciendo referencia a unas declaraciones mías (incompletas, mutiladas, cortadas malintencionadamente y obviamente descontextualizadas), realizadas con posterioridad a la campaña del 2017, en las que rechazo precisamente lo que describo en el párrafo anterior.  Sin embargo, lo hace para endilgarme un inexistente “activismo anti LGBTIQ+”, haciendo suposiciones e inferencias con un particular sesgo y en base a su agenda electoral propia, que –por cierto– no logra ocultarla y que oportunamente se sabrá a quien responde.  Tan evidente es su mala fe que pretende confundir “homofobia” con mi posición claramente contraria a la “ideología de género” a la cual he combatido y seguiré combatiendo.  Qué peligroso resulta cuando se mezclan ignorancia deliberada con mala fe.  Sostener una postura de condena a la “ideología de género” de ninguna manera implica homofobia.  Información tan básica debería conocer quien se dice “activista LGBTIQ+”, en su triste papel de activista electoral de una candidatura de anunciado fracaso.

Entiendo que estamos en medio de una campaña electoral, pero debo denostar cualquier intento de desfigurar, no solo mi imagen o discurso, sino también el de mis adversarios en esta lid. Hagamos una campaña limpia. Las críticas son bienvenidas, le abriré las puertas a quien quiera conversar conmigo, pero no puedo aceptar que se trate de desinformar o tergiversar la realidad y. mucho menos, mis afirmaciones.

Tengo claro que la comunidad LGBTIQ+ merece especial atención, que lamentablemente ha sido víctima de un permanente acoso y prácticas de violencia por ejercer su derecho a una libre identidad o preferencia sexual. En mí siempre encontrarán a una persona dispuesta y convencida de la lucha por una sociedad más justa, equitativa y libre de violencia.

Con sentimientos de consideración y respeto.

Atentamente,

 Andrés Paéz

Candidato a la Alcaldía de Quito

Alianza Quito Vuelve 3-20

 

Andrés Páez Benalcázar

CANDIDATO A LA ALCALDIA DE QUITO

ALIANZA QUITO VUELVE 3-20

Andres Paez Candidato Alcalde De Quito 150x150
Andrés Paéz
Andrés Páez es candidato a la alcaldía de Quito para las elecciones de 2023.
Y tú ¿qué opinas sobre este contenido?
Los comentarios están habilitados para los miembros de GK.
Únete a la GK Membresía y recibe beneficios como comentar en los contenidos y navegar sin anuncios.
Si ya eres miembro inicia sesión haciendo click aquí.
VER MÁS CONTENIDO SIMILAR