Quito cómo vamos y GK

Hay una realidad dolorosa detrás de las frías cifras de siniestros de tránsito en Quito: son ocasionados esencialmente por hombres y ellos son sus principales víctimas. Sobre todo, los más jóvenes. El Informe de Calidad de Vida 2021 de la iniciativa Quito Cómo Vamos muestra que en los grupos de quiteños y quiteñas de 20 a 29 años y de 30 a 44 años, la principal causa de muerte son esos siniestros de tránsito. Aproximadamente el 70% de los fallecidos son hombres. 

Hablo de siniestros y no de accidentes de tránsito. ¿Por qué? Porque no son hechos que sucedieron sin la acción o el control de una persona, como por ejemplo un derrumbe, una caída de puente, una vaca en el camino. Digo siniestros porque son conductas humanas que pueden cambiar. 

Y hay que cambiarlas, a pesar de que tomamos estas cifras como si fuesen una consecuencia inevitable de la modernidad y del uso masificado de los vehículos motorizados. Las cifras se vuelven aún más dolorosas cuando se analizan las principales causas de estos siniestros. La primera, conducir superando los límites de velocidad. La segunda, hacerlo bajo los efectos del alcohol. La tercera, no respetar las señales de tránsito. 

Es un problema que no se ha abordado en Quito y que sigue siendo de atención imperiosa. Los datos también lo demuestran. Durante las restricciones vehiculares por la pandemia del covid-19 se redujeron, comparados con el 2019, los siniestros de tránsito en un 37%. Los fallecidos, en un 15 % y los lesionados, en un 47 %. Sin embargo, cuando estas medidas se levantaron en 2021, volvimos a la “normalidad”: los siniestros y sus consecuencias fatales se incrementaron. En 2020 fallecieron 209 personas por esta causa en Quito. En el 2021, 259. Hasta junio de 2022, ya han perdido la vida 137 personas. Son 22 más que en el mismo período de 2021.

PUBLICIDAD

¿Cómo cambiar las conductas que generan estas muertes? En los países y ciudades donde se ha puesto real atención a este problema se aplica un enfoque sistémico que entiende al factor humano y a la responsabilidad compartida como uno de sus pilares. Este enfoque llamado Visión Cero se centra en velocidades seguras, vehículos seguros, vías seguras y usuarios seguros. Su objetivo es reducir a cero las muertes y lesiones por siniestros de tránsito. 

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, Suecia es el país pionero en implementar la Visión Cero como política de seguridad vial. Ha logrado que los siniestros de tránsito sean apenas el 0,41 % de todas las muertes. En Ecuador, ese porcentaje en 2019, previo a la pandemia, era de 4,3%. En 2020, en Suecia fallecieron 315 personas por esta causa. En Ecuador en el mismo periodo, 2.131 personas. Solo en Quito fueron 209. 

La masculinidad convencional, un factor de riesgo automotriz

Según la OMS, “desde una edad temprana, los varones tienen más probabilidades que las mujeres de verse involucrados en colisiones causadas por el tránsito”. Según la organización, el 73% de todas las defunciones por esta causa son de varones menores de 25 años. Son tres veces más que las probabilidades de que las mujeres jóvenes mueran en estos siniestros.No es fortuito que sean los hombres jóvenes.

En la construcción y exhibición de la identidad masculina, el riesgo juega un papel fundamental. Correrlos es una manera en la que muchos hombres demuestran y confirman su virilidad. Uno de ellos, la conducción temeraria. 

Además, los hombres aceptan más el riesgo que las mujeres y muestran mayor indiferencia ante las lesiones, las cuales muchas veces se presentan como trofeos. De hecho, las investigaciones demuestran que hay diferencias importantes entre hombres y mujeres en relación a sus comportamientos sobre la salud: los hombres presentan conductas que ponen en riesgo su salud en un porcentaje más alto. Estos comportamientos se relacionan a la construcción social y cultural de que los hombres son más independientes, autosuficientes, fuertes y duros. Es por esto también que más hombres mueren por homicidios, agresiones y suicidios. Incluso en estos últimos las técnicas que ellos utilizan son más violentas que los métodos que eligen las mujeres. 

En muchas culturas, el conducir de manera precavida está asociado con debilidad, con feminidad. Por ello, es muy común insultar a un hombre diciendo que conduce como una mujer. Esto a pesar de que las mujeres ocasionan menos siniestros de tránsito, menos muertes y son consideradas por las aseguradoras como menos riesgosas, según un estudio hecho en España.

El automóvil y la motocicleta y la forma en que se utilizan, están muy asociados a la construcción de la masculinidad. A esto se le debe sumar la fuerte publicidad, series y películas que validan al vehículo como liberador, como aquel aparato en el que se pueden tener grandes aventuras masculinas, con el que se puede conducir a altas velocidades y que, además, atrae al sexo opuesto.

Cualquier política de seguridad vial debe considerar los factores conductuales y sus razones para poder enfrentar este grave flagelo. 

La Visión Cero y su enfoque sistémico ha demostrado ser efectiva en muchas ciudades. Pero para que surta efectos también en Quito, las autoridades, la ciudadanía, los fabricantes y comercializadores de vehículos deben estar comprometidos. Sus acciones deben ser sostenidas en el tiempo. 

PUBLICIDAD

Ahora que se vienen las elecciones seccionales, debemos preguntarles a los candidatos a alcalde cuál es su propuesta de seguridad vial. Tal vez ni siquiera sepan que es la principal causa de muerte en la ciudad. Quizá darán la respuesta fácil: “es un tema de educación”. Pero la realidad es que quien no entiende los problemas sociales en su verdadera dimensión, no podrá resolverlos. 

3. Daniela Chacón Ex Vicealcaldesa Y Concejal De Quito 1 150x150
Daniela Chacón Arias
Directora Ejecutiva de Fundación TANDEM. Coordinadora iniciativa Quito Cómo Vamos. Concejal de Quito entre 2014 y 2019. Vicealcaldesa de Quito de 2014 a 2016. Experta en implementación de políticas públicas urbanas con enfoque de género y participación ciudadana. Le encanta cocinar y subir las montañas que rodean a Quito.
Y tú ¿qué opinas sobre este contenido?
Los comentarios están habilitados para los miembros de GK.
Únete a la GK Membresía y recibe beneficios como comentar en los contenidos y navegar sin anuncios.
Si ya eres miembro inicia sesión haciendo click aquí.