La Casa del Dragón va a ser una obligación para todo fanático de Game of Thrones. Será regresar a Westeros casi como una necesidad. Porque las franquicias no deben morir —se supone. Porque después de 59 premios Emmy y de terminar su octava temporada con un promedio de 11 millones de espectadores solo en Estados Unidos, algo había que hacer en el universo de Game of Thrones. Especialmente después de que su último capítulo, emitido el 19 de mayo de 2019, sigue siendo criticado por fanáticos y expertos.

Porque, hay que decirlo, fue un final terrible.

Quizás eso es lo que más pesa en la espera del primer episodio de La Casa del DragónHouse of the Dragon—, que se estrena el 21 de agosto de 2021 en HBO y su servicio de streaming, HBO Máx. La nueva serie deberá recuperar lo épico, gigante y polémico de Game of Thrones en su primera temporada, dividida en 10 episodios. 

Todo esto mirando hacia el pasado, dentro del mundo de fantasía de Westeros. Es decir, 200 años antes de lo que sucede en la serie original. En concreto, La Casa del Dragón se centra en lo que se conoce como el inicio del fin del reinado de la Casa Targaryen —esos tipos de pelo rubio casi blanco, resistentes al fuego y que controlan a los dragones—, a través de los acontecimientos que se llamaron La danza de los dragones, que no fue más que una guerra de sucesión dentro de esa extraña familia. Una que reinó en los siete reinos de Westeros durante 300 años.

La Casa del Dragón empezará con el quinto rey de los siete reinos, Viserys I Targaryen. 

PUBLICIDAD

Sí, estas son clases de historia dentro de la fantasía que creó el escritor inglés George Raymond Richard Martin. Y de manera concreta, en ciertas partes de la novela Fuego y Sangre, que George R. R. Martin —como todo el mundo lo conoce— publicó en 2018. 

Por cierto, vale recordar que Martin todavía le debe a los fanáticos los libros finales de la saga Una canción de Hielo y Fuego, que no ha llegado terminar. Es más, en varias entrevistas ha dicho que el final de la historia en libros será diferente a lo que se vio en el desenlace de Game of Thrones.

Última Actualización: 26 septiembre, 2022
➜ Otras Noticias
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores. Hazte miembro de GK

Pero en el caso de la nueva serie, la adaptación tiene un punto de partida mucho más definido. Todo es cuestión de que los creadores, guionistas y elenco hagan las cosas bien, para que la serie funcione.

Una serie con nombres importantes

Ryan Condal junto a Martin funcionan como los creadores de la serie. Y, como pasó con la serie antecesora, es probable que el cargo de Martin sea solo de nombre. En definitiva, Condal será uno de los showrunners —figura que se dedica a controlar todo el desarrollo narrativo y de producción de la serie. Lo hará junto al director argentino Miguel Sapochnik, que ya ha sido parte de este universo. 

En 2016 dirigió el impactante capítulo de la sexta temporada de Game of Thrones, titulado La batalla de los bastardos, considerado por muchos uno de los mejores de la serie. Por ejemplo, en en el sitio de calificaciones Rotten Tomatoes tiene un porcentaje de 98% y Sapochnik ganó el Emmy a Mejor Dirección en una Serie Dramática en 2017. Es más, este capítulo tiene el récord de haber ganado la mayor cantidad de Emmys en la historia del premio: seis galardones.

Ryan Condal y Miguel Sapochnik tienen un gran peso sobre sus espaldas. La Casa del Dragón debe tener todo el drama, lo épico, lo impresionante y lo sorpresivo que hizo de Game of Thrones lo que fue. Esto, con un presupuesto de casi 20 millones de dólares por episodio.

Bueno, habrá dragones. Eso es un punto.

La serie tiene un elenco de primera, encabezado por:

  • Paddy Considine, que hace del Rey Viserys Targaryen I
  • Emma D’Arcy, como la princesa Rhaenyra Targaryen, la primogénita de Viserys
  • El gran Matt Smith, como el príncipe Daemon Targaryen, hermano menor del rey
  • Ryhs Ifans, como Ser Otto Hightower, personaje que tiene el cargo de la Mano del Rey,
  • Olivia Cooke, como Lady Alicent Hightower, la hija de Otto.

Un problema sexual

Si una crítica constante que ha recibido el universo de Game of Thrones ha sido el uso recurrente de la desnudez femenina y de las escenas de sexo. Incluso, por parte de los mismos actores y actrices que eran parte del elenco.

Emilia Clarke, quien interpretó a Daenerys Targaryen en las ocho temporadas de la serie, alguna vez llegó a quejarse públicamente del uso de estas escenas en las ficciones de televisión, en una entrevista al periódico británico Daily Mail, en 2015. Pero al poco tiempo, asegurando que sus palabras fueron sacadas de contexto, dijo en su cuenta de Instagram que si estas escenas ayudan al desarrollo dramático de un proyecto, deben hacerse sin problema.

PUBLICIDAD

Pero cuatro años después, cuando la serie terminó, aseguró en una entrevista que la experiencia fue terrible. “Nunca había estado en un set de filmación como este. Había estado dos veces antes en un set, pero en ese momento estaba en un set como este, completamente desnuda frente a un montón de gente, sin saber qué hacer y sin saber qué esperaban de mí”, dijo. 

Clarke no dijo nada sobre su incomodidad porque era el primer rol grande en el que aterrizaba, así que decidió hacer las escenas. Todo funcionó porque su coestrella en ese momento, Jason  Momoa —quien hizo de Khal Drogo, esposo de Daenerys Targaryen, y quien en el piloto abusa sexualmente de ella— la hizo sentir cómoda y le aseguró que nada de lo que estaban haciendo ahí con ella era correcto.

Momoa también reveló que las presiones que recibió de los creadores de la serie para que hiciera un desnudo frontal eran constantes y que él se negó a hacerlo.

Al menos durante las primeras temporadas de la serie, estas historias se repetían —hay actores y actrices que han hablado de cómo, en el momento de rodar escenas íntimas, los sets no eran cerrados, sino abiertos a todo público. Para evitar problemas, HBO obligó a la serie a contratar a un coordinador de intimidad, desde 2018. Esa es la persona que produce e interviene durante las escenas de sexo para que no haya contacto genital entre los actores —a través de vestimentas especiales— y realiza la coordinación para que solo un equipo reducido esté en el estudio y los actores se sienta cómodos.

¿Algo de esto ha cambiado para La Casa del Dragón? Pues no del todo.

Es decir, estas escenas seguirán existiendo y hay coordinadores para que no haya dificultades para los actores durante el rodaje. Esto no ha significado que para el elenco la situación deje de ser menos curiosa. Al menos no para Matt Smith, que hace de Daemon Targaryen, quien, de acuerdo a Rolling Stone, cuestionó a los productores sobre la necesidad de más escenas de sexo para su personaje durante la primera temporada. La respuesta fue que se debían hacer.

“Supongo que tienes que preguntarte: ‘¿Qué estás haciendo? ¿Estás representando los libros, o estás diluyendo los libros para representar el tiempo [en el que vivimos]?’ Y de hecho creo que es tu trabajo representar los libros de manera veraz y honesta, tal como fueron escritos“, dijo Smith.

Sin embargo, él aseguró que siente que hay “un poco demasiado” de escenas de sexo para su personaje.

No es la primera serie spin-off de Games of Thrones que se intenta

En 2019 empezó en el norte de Irlanda el rodaje del piloto de una serie que, en teoría, iba a ser el primer spin-off que vería la luz de Game of Thrones. Pero el resultado no convenció a nadie de Warner ni a HBO. Por eso, con un costo de 30 millones de dólares, el piloto quedó guardado y la serie no tuvo luz verde.

Lo poco que ha trascendido del proyecto es que se iba a tratar de la primera amenaza de los caminantes blancos —esos zombis que vienen del frío y que dentro de esa narrativa de reinos, dragones y traiciones, son una amenaza latente— y de la construcción del gran muro que iba a separar a los vivos de los muertos. Todo esto dentro de lo que se conoce como La era de los héroes, en Westeros.

Ese episodio contó con un importante grupo de actores, encabezados por Naomi Watts. 

También participaron Naomi Ackie, Denise Gough, Miranda Richardson, Josh Whitehouse, Sheila Atim, Ivanno Jeremiah, Alex Sharp y Toby Regbo. Uno de los actores que intervino en el piloto fue Jamie Campbell Bowen, quien tuvo la ventaja de que, una vez que anunciaron que no harían la serie, le ofrecieron el rol que lo ha vuelto famoso en estos meses: el de Vecna, para la cuarta temporada de Stranger Things.

§

Este 21 de agosto, por la noche, será el momento de la verdad, para fanáticos y para curiosos. ¿Podrá La Casa del Dragón mantener la misma intensidad e interés que Game of Thrones consiguió entre espectadores de todo el mundo? Eso habrá que verse. Por lo pronto, queda claro que el material viene de la misma fuente, del mismo George R. R. Martin, así que las expectativas no son del todo mínimas.

Pero quién sabe. Cada serie es su propio universo.

Eduardo Varas 100x100
Eduardo Varas
Periodista y escritor. Autor de dos libros de cuentos y de dos novelas. Uno de los 25 secretos mejor guardados de América Latina según la FIL de Guadalajara. En 2021 ganó el premio de novela corta Miguel Donoso Pareja, que entrega la FIL de Guayaquil.
Y tú ¿qué opinas sobre este contenido?
Los comentarios están habilitados para los miembros de GK.
Únete a la GK Membresía y recibe beneficios como comentar en los contenidos y navegar sin anuncios.
Si ya eres miembro inicia sesión haciendo click aquí.

VER MÁS CONTENIDO SIMILAR