Jorge Yunda es uno de los personajes más controvertidos en la política ecuatoriana. Médico, dueño de frecuencias radiales, comunicador y ex alcalde de Quito en una polémica administración de la que salió en 2021, Yunda ha sido persistente por mantenerse en el ámbito público.

Luego de ser despojado de su cargo, por primera vez en la historia del Ecuador a través de un procedimiento de remoción contemplado en el Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización (Cootad), Yunda busca nuevamente sentarse en el sillón de la alcaldía municipal. 

Este es un breve perfil de Jorge Yunda.

➜ Otras Noticias

¿Quién es Jorge Yunda? 

PUBLICIDAD

Jorge Yunda nació el 28 de agosto de 1965, en las altas montañas del cantón Guano, en la provincia andina de Chimborazo. Cuando era pequeño ingresó a la escuela fiscal García Moreno. Siete años más tarde, en 1977, su familia dejó Chimborazo, y como muchos ecuatorianos, emigró hacia Quito junto con su padre Luis Yunda, de oficio zapatero, y su madre, Beatriz Machado, costurera. 

Sus estudios secundarios los cursó en el colegio franciscano San Andrés, asentado en el centro histórico de la ciudad quiteña. Luego, comenzó sus estudios en la Universidad Central del Ecuador y se graduó como médico cirujano. 

Hizo su carrera como médico en varios hospitales: el Eugenio Espejo, el Enrique Garcés, en el sur de la capital, y el Isidro Ayora. Como comunicador, en cambio, trabajó en la radio Jesús del Gran Poder, Francisco Stereo, América, Cordillera y ahora en radio Canela —de la que es aún accionista.

Su trayectoria política 

Jorge Yunda es parte ya de la cultura popular de la capital. Su voz es reconocida por quienes lo escuchaban locutar en la radio. Pero no le bastó. Su carrera política la comenzó en el gobierno del ex presidente Rafael Correa.

En 2007, Correa lo designó como presidente del Consejo Nacional de Radio y Televisión (Conatel). En aquellos años, el Conatel era la institución con mayor autoridad de Telecomunicaciones,  encargada de la concesión de frecuencias a medios de comunicación y de regular la comunicación en el país. Para 2013, Yunda fue candidato a asambleísta nacional por el movimiento de Correa, Alianza País, aunque no ganó.

Cuatro años más tarde, en febrero de 2017, sí logró una curul en el Legislativo con la camiseta verde de Alianza País. A inicios de ese año, decidió dejar su militancia en el partido fundado por Correa y afiliarse a Centro Democrático. 

El 14 de diciembre de ese año, Yunda fue uno de los trece legisladores que renunciaron a sus cargos en la Asamblea para ir en busca de las seccionales. En su caso, la alcaldía de Quito. Fue reemplazado por la alterna de ese entonces, Nancy Guamba, quien había sido coordinadora de la Casa de Confianza —cárcel de mujeres— de Chillogallo, en el sur de la capital. 

Su candidatura no escapó a la polémica, tampoco a la sospecha. En 2017, cuando Yunda aún era asambleísta, Fundamedios, una organización que se dedica al monitoreo de vulneraciones contra la libertad de expresión, lo vinculó con un sistema que alcanzaba la categoría de testaferrismo.

En el informe de Fundamedios, la organización publicó que había 35 frecuencias de las que, directa o indirectamente, Yunda era propietario o tenía algún tipo de injerencia. Según Fundamedios, la familia –incluidos sus hijos— habrían tenido vinculación como administradores o accionistas de al menos cinco empresas que habían solicitado a 35 frecuencias. En apenas una de ellas, Radio Canela, el actual alcalde de Quito aparece como accionista. Jorge Yunda negó las acusaciones y dijo no estar participando y que ningún familiar suyo lo está haciendo.“Telecanela S.A. están mis familiares y no tienen tampoco ninguna concesión”, dijo, en ese año. 

Aún así, Yunda ganó la alcaldía de Quito contra todo pronóstico el 24 de marzo de 2019. No fue el favorito, pero alcanzó el sillón municipal con el 21,35% de votos, frente a Luisa Maldonado, la candidata del correísmo, que quedó en segundo lugar con el 18,44%. En ese año, el nombre del general Paco Moncayo sonó como ganador. Moncayo, que ya había sido alcalde, quedó en tercer lugar. No ocurrió.

Yunda asumió su cargo el 24 de marzo de 2019 con aparentes buenos niveles de aceptación, que irían en decadencia. El entonces alcalde lideró la ciudad cuando estalló el paro de octubre de 2019, que llegó a la capital. Pero se mantuvo silente, frente a lo que ocurría en las calles, sobre todo, durante las protestas en el centro-norte de la ciudad.

PUBLICIDAD

El ciclo de protestas culminó luego de la muerte de al menos nueve personas, doce días de paralización, y más de mil trescientos heridos, de acuerdo con el informe de la Comisión de la Verdad, presentado en 2021. 

Durante la declaratoria de emergencia por la pandemia del covid-19, la popularidad de Yunda pareció despuntar. Desde el 12 de marzo de 2020, Yunda decretó la emergencia en la capital, suspendió clases, y en los meses próximos prometió comprar miles de pruebas de detección de covid-19, además, levantó el Centro de Atención Temporal Quito Solidario, en el parque Bicentenario, en el norte de la ciudad, para pacientes covid-19.

Sus acciones parecían bien encaminadas hasta que estalló el caso de presunto peculado en la compra de 100 mil pruebas de covid-19 hecha por la secretaría de salud municipal en 2020. Ese fue apenas el presagio del final de la gestión de Yunda. 

La remoción histórica 

Ocurrió durante la madrugada del 3 de junio de 2021. Ese día, la ciudad esperaba la decisión del Concejo Metropolitano de Quito que terminó removiendo a Jorge Yunda de su cargo como alcalde de Quito. La decisión se dio con 14 votos favorables, el mínimo necesario para dar paso a la remoción.

El Concejo está integrado por 21 miembros —hubo un voto en contra (Luis Robles) y seis abstenciones (Soledad Benitez, Gissela Chalá, Marco Collaguazo, Orlando Nuñez, Blanca Paucar y Luis Reina). 

Esa resolución fue histórica, pues se convertía en la primera vez que un alcalde es cesado en sus funciones tras un proceso de remoción, un trámite que está descrito en el Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización (Cootad), que es la ley regula la organización administrativa del Estado ecuatoriano —incluidos los gobiernos autónomos descentralizados, entre los que están los municipios de los 221 cantones que tiene el país. 

En una sesión maratónica del Concejo Metropolitano, que duró poco más  de dieciséis horas, se analizaron dos pedidos de remoción contra Yunda. 

El primero fue presentado por Marcelo Hallo, político y excandidato a la prefectura de la provincia de Pichincha y representante del colectivo llamado Quito Unido. Minutos después de su intervención, Hallo desistió de su pedido porque, según él, los concejales ya habían decidido rechazar su propuesta. 

Hallo dijo que un medio de comunicación había revelado que los concejales del movimiento Fuerza Compromiso Social—que auspició al correísmo en las elecciones seccionales de 2019— votarían en contra de la remoción del alcalde, lo cual hacía matemáticamente imposible que la moción se aprobara. 

El segundo pedido de remoción estaba impulsado por una agrupación denominada Frente Profesionales por la Dignidad de Quito. En la sesión intervino Camila Moreno, representante del Frente. Ella dijo que existen quejas de muchas personas que están sufriendo lo que llamó la falta de “institucionalidad y liderazgo” del alcalde Yunda. 

Moreno también aseguró que la capital ecuatoriana nunca “ha necesitado antes concejales que nos saquen de la situación que estamos viviendo” y que era preciso aprobar la moción de remoción de su colectivo. Después, la abogada del Frente, Jessica Jaramillo, dijo que en el Municipio se habían visto una “serie de escándalos de corrupción” y que por ello los concejales, únicos legalmente facultados para hacerlo, debían dar paso a la remoción de Yunda. Y así fue. 

Pero no fue la única resolución en contra de Yunda. El 4 de octubre de 2021, fue despojado de sus derechos políticos por tres años y deberá pagar una multa de cincuenta salarios básicos unificados, es decir, 20 mil dólares que debía consignar en la cuenta de multas del Consejo Nacional Electoral.

La sanción le fue impuesta por el juez Ángel Torres, del Tribunal Contencioso Electoral (TCE), hoy en un expediente abierto en contra de Yunda por cometer una presunta infracción electoral muy grave, una figura legal tipificada en la Ley Orgánica Electoral y de Organizaciones Políticas de la República del Ecuador

Sin embargo, Yunda apeló a la decisión y, hasta el 25 de julio de 2022, el TCE aún no ha emitido su dictamen final. La audiencia para tramitar el recurso de apelación se desarrolló el 19 de julio, pero el tribunal dejó su decisión en suspenso. De ser favorable, Yunda sí podrá postularse como candidato a la alcaldía de Quito.

Karol Norona 150x150
Karol E. Noroña
Quito, 1994. Periodista y cronista ecuatoriana. Cuenta historias sobre los derechos de las mujeres, los efectos de las redes de delincuencia organizada en el país, el sistema carcelario y cubre permanentemente la lucha de las familias que buscan sus desaparecidos en el país. Ha escrito en medios tradicionales e independientes, nacionales e internacionales. Segundo lugar del premio Periodistas por tus derechos 2021, de la Unión Europea en Ecuador. Coautora del libro 'Periferias: Crónicas del Ecuador invisible'. Forma parte de la organización Chicas Poderosas Ecuador.
Y tú, ¿Quieres darnos tu opinión?
Únete a la familia GK.
Conviértete en miembro haciendo click aquí.
Si ya eres miembro inicia sesión haciendo click aquí.

VER MÁS CONTENIDO SIMILAR