La Policía ecuatoriana ha sido asaltada al menos cinco veces durante 2022: el domingo 24 de julio se conoció sobre el último intento de robo a la institución en la vía a Daule, en Guayaquil. Al menos cuarenta personas sometieron a agentes policiales, los maniataron, los amenazaron y burlaron la seguridad de la Subsecretaría de Control y Administración de Sustancias Psicotrópicas sujetas a Fiscalización del Ministerio del Interior. Los ladrones no lograron llevarse la droga, confirmó Fausto Salinas, comandante general de la Policía. 

¿Qué se sabe sobre el intento de robo? 

El extracto del parte policial del intento de robo al que accedió GK detalla que el ataque contra los policías y la bodega de la institución antinarcóticos, en Guayaquil, comenzó cerca de las siete y cuarenta de la noche, aunque la alerta llegó casi media hora más tarde, a través del Servicio Integrado de Seguridad ECU 9-1-1.

A esa hora, ya debía haberse concretado el cambio de relevo de los policías que custodian la droga y los elementos ingresados a cadena de custodia que allí se almacenan. 

PUBLICIDAD

Un grupo de ocho policías iba a ingresar a la bodega para empezar su turno, cuando casi cuarenta hombres armados los interceptaron, los amenazaron y les quitaron sus armas. No les permitieron entrar, sino que los ataron de manos. 

Los asaltantes vestían indumentaria similar a la de los agentes policiales, incluidos chalecos verdes. En varios vehículos —entre camiones y camionetas— ingresaron a la bodega. Después, rompieron las puertas de acceso a la bodega. Cuando intentaron hacerlo, dijo el comandante Salinas, se activó un sistema de alarmas, tanto aquellas que son sonoras y que suelen retumbar en el espacio asegurado, como otras que alertaban directamente a unidades policiales.

Debido a la alerta, los asaltantes huyeron del sector, disparando a su paso. Ningún policía fue herido, tampoco un civil. 

La detención 

Varios patrulleros de la Unidad del Mantenimiento del Orden (UMO) —de la Policía Nacional— comenzaron a buscar a los presuntos responsables, minutos después del intento de robo de droga en la bodega. Lograron encontrar un camión en el barrio Bastión Sur, de placas GB 8625 que, según la Policía, no es un vehículo reportado como robado. 

Agentes policiales decidieron abordar el camión donde había, al menos, quince personas. Ellas respondieron con disparos y huyeron. La Policía hirió a uno de ellos, que finalmente fue detenido. Aunque no se conoce su identidad o si pertenecía a una banda delictiva que opera en la ciudad, lo que sí se conoce es que el hombre detenido tiene diez antecedentes penales. Varios procesos penales son por robo y asociación ilícita. 

El comandante Salinas dijo, además, que el hombre había salido recientemente de prisión debido a que un juez de la Unidad Multicompetente de la parroquia Manglaralto, en Santa Elena, aceptó una acción de habeas corpus a su favor alegando problemas de salud en la cárcel. En esa misma unidad se le otorgó un habeas corpus al ex vicepresidente Jorge Glas, cuyo fallo fue revocado. También fue beneficiado por el tribunal de esa unidad judicial Vokshi Nezdet, un ciudadano con doble nacionalidad holandesa y albanesa, detenido en Ecuador por narcotráfico el 2 de abril pasado en la vía a Daule, en Guayaquil. 

Salinas en una rueda de prensa dijo que, en concreto, no se llevaron la droga —no precisó cuánta cantidad se almacena en la bodega—, pero sí las ocho armas de los policías retenidos. No descartó que policías en servicio activo hayan actuado en complicidad con los asaltantes. “Advertimos a cualquier agente policial que, de comprobarse su participación, será  judicializado tal como se juzga a un delincuente. Hemos pedido que busquen a los responsables”, aseguró. 

No fue el único incidente documentado este fin de semana, que involucra a la institución policial. Un policía en servicio activo fue detenido por presuntamente haber participado en la venta de armas a bandas narco delictivas en un local en Petrillo, un poblado de la provincia del Guayas. GK conoció que el nombre del policía es Néstor Cevallos, quien laboraba en el cantón Rocafuerte, en Manabí. Cuando fue detenido, le decomisaron dos armas: un revólver y una subametralladora, un arma de largo alcance. 

Según un reporte preliminar, el agente formaría parte de Los Tiguerones, liderada por alias Negro Willy, un ex agente penitenciario. El policía Cevallos no fue el único detenido, también hay otro hombre que habría participado en la venta de armas. 

La Policía no logra detener los robos 

El intento de robo en la bodega de Antinarcóticos es solo uno de los cinco que sí se concretaron contra la institución en 2022.

En abril de este año, mientras regía el estado de excepción focalizado decretado por el gobierno, 150 armas de fuego fueron robadas en el Rastrillo de Consignas, un depósito del histórico Cuartel Modelo, en Guayaquil. El incidente no fue notificado por la institución, sino hasta que el extracto del parte policial se filtró en redes sociales. GK confirmó su veracidad. 

El parte policial dice que quien se dio cuenta del robo fue un sargento que estaba encargado del Rastrillo de Consignas. El documento dice que el Sargento estaba haciendo una inspección del armamento cuando notó que “dos cajas de madera que contenían 150 armas de fuego tipo pistola Smith & Wesson se encontraban vacías”.

Según el parte, el Sargento había visto las armas físicamente en aquellas cajas cuando fue designado como encargado del rastrillo, en marzo de 2022. 

El documento dice que el Sargento que comunicó el robo hacía turnos con un cabo primero que salió de vacaciones el 6 de mayo. Al día siguiente, este habría sido relevado por otro cabo primero. 

Días después, el 13 de mayo, el nuevo cabo encargado de la unidad había notado que “las cajas se encontraban con una sola arma de fuego”, dice el parte. Según el documento, el cabo no informó eso porque “desconocía que las cajas contenían más armas de fuego”.

Karol E. Noroña
Quito, 1994. Periodista y cronista ecuatoriana. Cuenta historias sobre los derechos de las mujeres, los efectos de las redes de delincuencia organizada en el país, el sistema carcelario y cubre permanentemente la lucha de las familias que buscan sus desaparecidos en el país. Ha escrito en medios tradicionales e independientes, nacionales e internacionales. Segundo lugar del premio Periodistas por tus derechos 2021, de la Unión Europea en Ecuador. Coautora del libro 'Periferias: Crónicas del Ecuador invisible'. Forma parte de la organización Chicas Poderosas Ecuador.
Y tú, ¿Quieres darnos tu opinión?
Únete a la familia GK.
Conviértete en miembro haciendo click aquí.
Si ya eres miembro inicia sesión haciendo click aquí.

VER MÁS CONTENIDO SIMILAR