La pregunta sobre si el duelo es o no una enfermedad y cuánto tiempo debe durar ha sido una incógnita durante décadas en el campo de la salud mental. Pero finalmente, la Asociación Americana de Psiquiatría (APA por sus siglas en inglés) agregó a su manual de diagnóstico un nuevo trastorno de salud mental: el duelo prolongado.

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

Con este nuevo diagnóstico, el organismo más importante de la psiquiatría en los Estados Unidos puso fin a un intenso debate entre profesionales de la salud mental sobre el tratamiento para el duelo. 

PUBLICIDAD

La APA decidió incluir este nuevo trastorno en su manual, después de verificar que hay un porcentaje de la población que está incapacitada y fuertemente golpeada incluso un año después de haber experimentado una pérdida en sus vidas. 

Según la APA, se pudo comprobar que el duelo prolongado impide que la persona que lo experimenta realice sus actividades normales como lo hacía antes de sufrir una pérdida.

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

¿Qué es el duelo prolongado?

El trastorno de duelo prolongado fue agregado al Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría (APA), en marzo de 2022. 

El manual que define y clasifica los trastornos mentales define al duelo prolongado como un trastorno que ocurre cuando alguien cercano a la persona en duelo ha muerto dentro de al menos 6 meses en el caso de niños y adolescentes, o dentro de al menos 12 meses en el caso de los adultos.

Según la Asociación Americana de Psiquiatría, una persona con trastorno de duelo prolongado puede experimentar anhelos intensos por la persona que falleció o preocupación generada por los pensamientos sobre su pérdida. En niños y adolescentes, es común también que haya cuestionamientos sobre las circunstancias en las que ocurrió la muerte. 

La APA dice que con este trastorno de duelo prolongado, estas reacciones se manifiestan la mayor parte del día, y casi todos los días, por lo menos durante un mes, pero puede alargarse hasta un año. 

La persona diagnosticada con trastorno de duelo prolongado puede experimentar un deterioro social, laboral e incluso físico.

Síntomas del duelo prolongado

La Asociación Americana de Psiquiatría dice que algunos de los síntomas que permiten identificar un trastorno de duelo prolongado son:

  • Alteración de la identidad. (Por ejemplo, tener la sensación de que parte de uno mismo ha muerto).
  • Evitar los recordatorios de que una persona ha muerto.
  • Dolor emocional intenso relacionado con la muerte. (Se puede manifestar a través de emociones como la ira, amargura, y tristeza).
  • Dificultad para reintegrarse a la vida diaria.  (Por ejemplo, la persona puede tener dificultades para relacionarse con amigos, para perseguir sus intereses, o para planificar para el futuro).
  • Entumecimiento emocional.
  • Sentir que la vida no tiene sentido.
  • Sentimiento de soledad intensa. 

El debate sobre el duelo

El debate de si el duelo es o no una enfermedad apareció en la década de 1990 después de que la epidemióloga psiquiatra, Holly G. Prigerson, encontrara, en un estudio, que los síntomas del duelo intenso, como “anhelo y añoranza”, eran distintos de la depresión, por lo que no podían clasificarse como tal. Sin embargo, tenían efectos negativos parecidos como la presión arterial alta e ideas suicidas.

Desde entonces, varios investigadores de la salud mental, médicos y otros expertos habían pedido que algunas formas intensas de duelo debían clasificarse como una enfermedad mental. El argumento que usaban era que la sociedad tiende a normalizar y ver el sufrimiento de las personas que están en duelo como algo natural en lugar de motivarlos a buscar ayuda o un tratamiento para superar la pérdida. 

Pero también ha habido opositores. A lo largo de los años varios críticos se han opuesto a la categorización del duelo como un trastorno mental porque hacerlo sería definir como una enfermedad a un aspecto fundamental de la experiencia humana. Ahora, con el nuevo diagnóstico de duelo prolongado, estos opositores advierten que puede haber algunos falsos positivos en los diagnósticos. 

Sin embargo, quienes celebran la decisión de la Asociación Americana de Psiquiatría dicen que este nuevo diagnóstico es una oportunidad para que los médicos puedan ayudar a las personas que, históricamente, se han aislado después de haber perdido a alguien. 

Por ahora, para tratar este trastorno se está investigando el uso de la naltrexona, un fármaco utilizado para ayudar a tratar la adicción, que está en ensayos clínicos como una forma de terapia de duelo. El fármaco aún no ha sido aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA). 

Doménica Montaño
(Quito) Reportera de GK. Cubre medioambiente y derechos humanos.