Mientras el discurso del presidente ruso, Vladimir Putin, se escuchaba a escala mundial anunciando que comenzaría la ofensiva militar contra Ucrania, la industria petrolera se disparó: el precio del barril de petróleo West Texas Intermediate (WTI), que es referencia para Ecuador, subió. Luego de siete años, llegó a más de 100 dólares, un valor no registrado desde el 2014. Y ese incremento, dicen expertos, es el efecto colateral del conflicto geopolítico de los países europeos y la violencia del ejército ruso que ha asesinado ya a más de cuarenta personas en Ucrania. Pero, ¿por qué subió y qué consecuencias tendrá en el mercado ecuatoriano? 

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

Para el ex ministro de Energía y analista petrolero, Fernando Santos, la subida está permeada por el temor de los mercados. Dice Santos que es importante tomar en cuenta que Rusia es el segundo productor de petróleo y gas más grande del mundo y “cualquier interrupción del suministro de Rusia —y de sus derivados— producirían escasez de petróleo en el mundo”. Y aquella pausa se debe, en gran medida, a que tanto la Unión Europea, Reino Unido y Estados Unidos anunciaron que impondrán una serie de sanciones financieras a Rusia, sobre todo, contra políticos, entidades rusas y dos de sus instituciones financieras más grandes” el banco militar Promsvyazbank y el banco estatal VEB. Ese banco, por ejemplo, realiza la gestión de la deuda del Estado y los fondos de pensiones. 

PUBLICIDAD

Aquellas sanciones, según el presidente estadounidense Joe Biden, tienen un camino claro: que Rusia no pueda “hacer dinero de Occidente y no podrá negociar su deuda en nuestros mercados o en mercados europeos”, dijo durante una rueda de prensa Biden. Con esas restricciones, en concreto, se marca un límite para Rusia y su acceso a mercados de capital occidentales. 

Ante este panorama que aún no encuentra rumbo, explica Santos, los operadores del mercado petrolero se asustan e intentan “comprar petróleo en donde exista”. Para el ex ministro de energía, el incremento es más bien un efecto psicológico por el temor, más que un hecho real. “Hasta ahora, ningún campo petrolero se ha visto afectado”, dice. 

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

Santos, al igual que muchos analistas, entiende al conflicto entre Rusia y Ucrania como uno geopolítico, como un mensaje del presidente Putin contra la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), un organismo que hoy justamente afirmó que sus países miembros, que son 29, apoyarán a las fuerzas de defensa de Ucrania. El incremento del precio del petróleo entonces, dice Santos, es una consecuencia lamentable de un conflicto que está arrebatando vidas. 

Pero no será sostenido. Para Santos, el incremento del precio del petróleo será solo temporal. De hecho, ya bajó de 100 a entre 95 y 94 dólares en el lapso de ocho horas, durante la tarde de hoy. “No hay un fundamento real entre oferta y demanda. Y en realidad, durará mientras el conflicto entre Rusia y Ucrania se mantenga álgido”, aclara. Dice, además, que era “el peor momento para la invasión” porque, por ejemplo, tanto el precio del crudo Brent –-que es otro de los referentes mundiales además del WTI—  como el de WTI ya estaban en crecimiento. “Más bien, lo que está ocurriendo es que se está desatando una inflación a escala mundial. 

Ecuador es un país petrolero y la noticia de un incremento parecería ser positiva. Pero es importante observar todo el contexto y ponerlo en balance. “Si bien incrementa el precio del barril de exportación, resulta negativo. Ecuador es un país en el que el comercio exterior representa la mitad del Producto Interno Bruto. Los fletes de carga que salen de Ecuador se van a ir al cielo. Nos va a costar mucho”, explica el analista.

Dice Santos, además, que si bien Rusia está lejos geográficamente de Ecuador, se ha convertido en un “comprador importante de bienes ecuatorianos, como el camarón. Pero en este contexto, el mercado va a estar cerrado. Nadie va a exportar”, afirma. 

Existe también otra pregunta luego de que en febrero de este año se conociera que el gobierno comprometió la entrega de petróleo para pagar la deuda con China. ¿Habrá alguna consecuencia? 

Fernando Santos dice que no. “No habrá mayor cambio, porque el problema con China es que nos paga cuatro dólares menos por barril en relación a otros países y eso no ha cambiado”, asegura. Explica que el presidente Guillermo Lasso “lo que quiere es que los compradores chinos no se lleven todo el crudo del 2022 al 2025. Pero el precio no se ha renegociado”. 

¿Cómo se calcula el precio del petróleo en Ecuador?

Ecuador toma como referencia el petróleo West Texas Intermediate (WTI) una corriente de crudo producido en Texas y el sur de Oklahoma. Es un tipo de petróleo que es relativamente fácil de refinar por su baja densidad y contenido de azufre. Ecuador y otros países que producen crudo similar, toman el precio del WTI como referencia para calcular el precio de su producto.

El petróleo es un commodity que se negocia con contratos a futuro. En estos contratos, los productores y compradores de petróleo coordinan y acuerdan con anticipación entregar una cantidad específica de barriles físicos de petróleo crudo en una fecha determinada. Cuando se negocia este tipo de contratos de forma especulativa, el producto debe venderse al precio establecido por el mercado antes de la fecha de vencimiento, cuando se convierte en un bien real. Los contratos del petróleo WTI vencen tres días hábiles antes del 25 del mes. 

La especulación del precio del petróleo se produce cuando los compradores adquieren “papelitos que dice ‘vale 1 barril de petróleo’ a tal valor y lo vende a personas que también quieren invertir esperando que el precio mejore”, le dijo a GK en 2020 Fernando Santos, ex ministro de Energía del Ecuador y analista petrolero. Si sube el precio de ese papelito, gana el comprador, si baja: gana el vendedor. 

En el mes para el que fue estipulada la entrega, el vendedor debe entregar el petróleo al comprador. La transferencia oficial se hace con un documento que certifica el movimiento físico del petróleo que ya estaba pagado. 

Muchos inversionistas de petróleo utilizan contratos a futuro y nunca tienen que lidiar con la llegada de los barriles reales porque ya tienen las órdenes vendidas y lo envían a los nuevos compradores inmediatamente. Santos dice que solo el 10% del mercado mundial de petróleo se trata de barriles reales que llegan a las refinerías para ser transformados en combustibles y otros derivados. El 90% se negocia sobre derechos sobre los contratos de compraventa del crudo. 

¿Qué factores afectan el precio del petróleo?

Fernando Santos le dijo a GK en 2020 que el mercado petrolero es sumamente especulativo y volátil. Las noticias o eventos importantes tienen un efecto directo en el precio del petróleo y hace que cambien de forma impredecible y drástica. Como el resto de mercados, el petrolero responde al contexto internacional, pero por su naturaleza especulativa, es mucho más sensible a los cambios. 

Por ejemplo, en enero de 2020 cuando las tensiones aumentaron entre Estados Unidos y el Medio Oriente, después del asesinato del comandante iraní Qasem Soleimani. Esa noticia tuvo un efecto inmediato en la estrategia de los comerciantes del crudo y el precio aumentó inmediatamente por miedo a una interrupción del suministro de petróleo —algo que nunca pasó. 

Otro ejemplo pasó en abril de 2020 cuando el precio del petróleo WTI bajó a cero por primera vez en la historia. En esa época, el aislamiento obligatorio mundial por la pandemia del covid-19 redujo la demanda de crudo a un mínimo que no había sido visto en los últimos 20 años. Como el petróleo no se vendía, los productores y los refinadores —ese 10% que recibe el producto real— no tenían capacidad para almacenar más crudo porque había un sobreoferta y por eso los precios empezaron a caer. 

Karol E. Noroña y Susana Roa
Karol Noroña es una periodista y cronista ecuatoriana. Cuenta historias sobre los derechos de las mujeres, los efectos del crimen organizado en el país y cubre permanentemente la lucha de las familias que buscan sus desaparecidos. Susana Roa cubre economía y derechos en GK.