Jorge Glas Viejó murió hoy, 21 de febrero de 2022. Glas Viejó cumplía una sentencia de 20 años en la cárcel Regional de Guayaquil por la violación sexual a una adolescente menor de 14 años. Glas Viejó murió en un hospital de Guayaquil, donde había sido trasladado hace unos días de la prisión donde cumplía su condena. Las causas de su muerte todavía no se han revelado. 

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

Glas Viejó fue padre del ex vicepresidente Jorge Glas Espinel, quien también está en prisión. El ex alto funcionario gubernamental  cumple varias sentencias por casos de corrupción en la cárcel de Cotopaxi

PUBLICIDAD

El fallecimiento de Glas Viejó se hizo público en una publicación de Fausto Jarrín, asambleísta por la coalición correísta Unión por la Esperanza (UNES) y coideario del ex vicepresidente Jorge Glas Espinel. Jarrín publicó en su cuenta de Twitter un mensaje de solidaridad con Glas Espinel. 

También hubo publicaciones en redes sociales de condolencia de otros políticos de la organización política Revolución Ciudadana —que es parte de UNES y que es respaldada por el ex presidente Rafael Correa, de quien Glas Espinel fue su segundo al mando. El expresidente Correa todavía ha reaccionado públicamente a la muerte de Glas Viejó. 

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

¿Por qué Jorge Glas Viejó estaba preso?

El 17 de septiembre de 2014, un tribunal de Guayas declaró a Jorge Glas Viejó culpable del delito de violación sexual y le impuso una ena de 20 años de cárcel. 

La violación a la menor se dio en 2011, cuando Glas Viejó era director del colegio al que ella asistía, según una investigación del portal Mil Hojas. Ella en ese momento tenía 13 años. 

Glas Viejó fue denunciado. En ese entonces, su hijo dijo que no tenía ninguna relación con su padre.  se dio a la fuga. Glas Viejó se dio a la fuga ese mismo año. Estuvo prófugo hasta mayo de 2014, cuando fue detenido en Asunción, Paraguay. Fue deportado y puesto a disposición de las autoridades ecuatorianas. Un comunicado de la Fiscalía de esa época dice que lo regresaron al país para que “se continúe con el proceso judicial en su contra por su presunta participación en el delito de violación a una menor” que se abrió en su contra en 2012. 

Galo Chiriboga, entonces Fiscal General de la Nación, dijo que “como el señor [Glas Viejó] había salido del país, la Fiscalía solicitó se eleve la alerta roja internacional para definir su detención, la cual fue cumplida por la Interpol”, refiriéndose la Organización Internacional de Policía Criminal. Para ese punto, ya había una orden de prisión preventiva en contra de Glas Viejó quien en 2013 fue llamado a juicio por el presunto delito de violación. Según la Fiscalía de Ecuador, las autoridades de Paraguay lo encontraron después de un “proceso rutinario de verificación de sus documentos de identidad, su estado migratorio y las huellas de identidad”. 

El 8 de diciembre de 2014, Glas Viejó apeló la sentencia de cárcel ante la Corte Provincial del Guayas. Sin embargo, se declaró el abandono del recurso porque su abogado no compareció en la audiencia para resolver la apelación. En enero de 2015, Glas Viejó también interpuso un recurso de casación que fue rechazado por el tribunal de garantías penales de Guayas. 

Producto de la violación, la menor tuvo un hijo. La madre de la menor que Glas Viejó violó le interpuso una demanda —como representante legal de la menor— de alimentos por declaratoria de paternidad. Según los registros judiciales, la razón de su demanda era que Glas Viejó “violó a su hija, la dejó embarazada”. 

En 2013, un juez confirmó la paternidad de Glas Viejó de ese niño y dispuso que pague una pensión mensual de 292 dólares. Desde 2013, el valor de la pensión ha ido aumentando. En febrero de 2022, el valor a pagar era de 361 dólares. 

El 28 de enero de 2022, un juez dispuso que Glas Viejó pague las pensiones que tenía pendientes entre noviembre de 2021 y enero de 2022 que sumaban 1.435 dólares con los intereses por el incumplimiento de los pagos. El Sistema Único de Pensiones Alimenticias del Consejo de la Judicatura dice que al momento de su muerte Glas Viejó no había pagado las pensiones de diciembre de 2021 y enero y febrero de 2022.

Susana Roa Chejín
(Ecuador, 1997) Periodista lojana y jefa de la redacción de GK. Cubre economía, sexualidad y derechos. Le interesan los temas de empleo, educación financiera y salud sexual y reproductiva.