El asambleísta oficialista Diego Ordóñez eligió el principal pedestal del pleno de la Asamblea Nacional para anunciar hoy, 4 de febrero, su renuncia al curul por el movimiento político Creo, que asumió en mayo de 2021. En medio de la sesión 761 de la palacio legislativo, donde se debaten los proyectos de ley de reducción de desperdicio de alimentos y la ley de transparencia de la información pública, Ordóñez dijo que la Asamblea se “ha diluido en enfrentamientos, consignas, dogmas, y lugares comunes, pensando en el propósito electoral más que en las soluciones reales”. 

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

El polémico político y ahora ex legislador, fue cuestionado y sancionado por sus comentarios con tinte machista contra su colega, la asambleísta Mónica Palacios. Hoy, Ordóñez presentó su renuncia y se explayó durante diez minutos para explicar sus razones para dejar el cargo. 

Ante sus colegas, informó rápidamente su salida. “Señora presidenta, ante usted y ante la Asamblea, razono una decisión que he tomado que es la de renunciar a mi cargo como asambleísta por la provincia de Pichincha”, dijo. Entonces, hubo aplausos de sus opositores. Con sarcasmo, Ordóñez respondió: “gracias por el apoyo”.

Ordóñez presentó una serie de causas por las que, según él, decidió dejar la función legislativa. Primero dijo que la principal preocupación de los ecuatorianos era la generación del empleo que “supone la conjunción de políticas públicas y también de normas legales que permitan que la economía ecuatoriana sea amigable para la inversión y un sector privado entusiasmado y estimulado para invertir”, aseguró. Por eso, cuestionó que “esta Asamblea no ha respondido a la necesidad de crear estas condiciones que permitan que en el Ecuador se favorezcan condiciones para la inversión y el empleo”.

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

Gif;base64,R0lGODlhAQABAAAAACH5BAEKAAEALAAAAAABAAEAAAICTAEAOw==

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

Gif;base64,R0lGODlhAQABAAAAACH5BAEKAAEALAAAAAABAAEAAAICTAEAOw==

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

Gif;base64,R0lGODlhAQABAAAAACH5BAEKAAEALAAAAAABAAEAAAICTAEAOw==

Según Ordónez, el presidente Guillermo Lasso “planteó alternativas”, aunque no se refirió a cuáles,  pero la “respuesta ha sido la demagogia, el discurso populista”. Sobre sus colegas, el político dijo que han caído en un “ofertismo que plantea soluciones ilusorias. Esta Asamblea ha perdido el concepto del parlamentarismo, del debate, del contraste de ideas”. En concreto, el ex asambleísta dijo que los legisladores no han contribuido a la “construcción de un debate democrático”. 

Diego Ordóñez aceptó, además, que durante su corta gestión —no cumplió ni un año en su curul— no se sintió cómodo. “Y lo digo con franqueza, no me he sentido cómodo. Yo creo que hay que abordar en otros escenarios el reto de servir a los ecuatorianos, ser eficientes y garantizar que se puedan concretar soluciones”, dijo.

Antes de finalizar su intervención, Ordóñez dijo que Guadalupe Llori, presidenta de la Asamblea, ha intentado “procurar condiciones de gobernabilidad” y que la Comisión de Fiscalización del Legislativo, liderada por el asambleísta Fernando Villavicencio, de la Alianza Honestidad, “ha aportado a la lucha contra la corrupción” con “juicios políticos emblemáticos” como el que se inició contra el ex contralor Pablo Celi y el ex ministro de Energía, René Ortiz. 

Ordóñez terminó su intervención ante el pleno silente, no sin antes instar a sus ex colegas a acelerar los procesos de debates de leyes como la de Educación Superior y la de Comunicación. La presidenta Llori aceptó la decisión del ex legislador y le agradeció por sus “aportes en la Asamblea”. 

Una corta y polémica gestión

Diego Ordóñez no es un rostro nuevo en la política ecuatoriana. Fue secretario de la Asamblea Constituyente de 1997. La gestión del político quiteño en 2021 estuvo marcada por la polémica. La más polémica fueron sus comentarios misóginos contra sus colegas. 

El 4 de noviembre del año pasado, Ordóñez emitió un comentario machista al citar un tuit de un medio de comunicación sobre una serie de pruebas presentadas por la legisladora Mónica Palacios, de la coalición correísta Unión por la Esperanza, sobre la investigación archivada del presidente Lasso por los Pandora Papers

En su comentario hacía referencia a videos y fotos personales de la asambleísta Palacios, filtrados en aquellos días. Lo eliminó ese mismo día, pero la ola de rechazo en redes sociales lo mantuvo como tendencia durante días. 

Un día después, antes de que comenzara la sesión de la Comisión de Régimen Económico, Ordóñez pidió la palabra y se disculpó con los asambleístas presentes, pero no mencionó a Palacios. Dijo que su tuit había “causado molestia” y que no había sido una “expresión de odio, fue un tuit que intentaba ser sarcástico, pero que no resultó de esa manera”. 

La legisladora Palacios presentó una denuncia ante el Consejo de Administración de la Legislatura (CAL), que terminó sancionado a Ordóñez durante 15 días, en diciembre de 2021.

Karol Norona 150x150
Karol E. Noroña
Quito, 1994. Periodista y cronista ecuatoriana. Cuenta historias sobre los derechos de las mujeres, los efectos de las redes de delincuencia organizada en el país, el sistema carcelario y cubre permanentemente la lucha de las familias que buscan sus desaparecidos en el país. Ha escrito en medios tradicionales e independientes, nacionales e internacionales. Segundo lugar del premio Periodistas por tus derechos 2021, de la Unión Europea en Ecuador. Coautora del libro 'Periferias: Crónicas del Ecuador invisible'. Forma parte de la organización Chicas Poderosas Ecuador.

VER MÁS CONTENIDO SIMILAR