La violencia contra la mujer en las universidades de Ecuador se puede prevenir. Hoy, 26 de enero de 2022,  Previmujer, programa que se centra en prevenir la violencia a la mujer de la Sociedad Alemana para la Cooperación Internacional, GIZ, presentó el estudio “El estudio de la evidencia a la prevención.  ¿Cómo prevenir la violencia contra las mujeres en las universidades?.  Uno de los resultados del estudio es que 34 de cada 100 estudiantes universitarias han sido agredidas por su pareja. “Es un estudio pionero y hecho por primera vez en Ecuador” dijo Viviana Maldonado, Coordinadora Nacional de Previmujer.

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

El estudio se realizó hace alrededor de cuatro años en conjunto con representantes de 16 universidades públicas y privadas con 22 sedes a nivel nacional para hablar sobre cómo afecta la violencia en el rendimiento de estudiantes, docentes de las universidades y su personal administrativo. 

PUBLICIDAD

Para el estudio se realizaron 30 mil encuestas a estudiantes hombres y mujeres, profesores y personal administrativo. Luego se realizaron informes confidenciales sobre violencia ejercida por parejas o miembros de la comunidad universitaria como estudiantes o profesores.  

El estudio mide todos los tipos de violencia ejercida por cualquier miembro de la universidad y también por parte de la pareja de las mujeres que asisten a las universidades. Esos tipos de violencia son: acecho, acoso, violencia psicológica, violencia económica, violencia física y sexual.

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

Arístides Vara-Horna, uno de los autores del estudio y experto en estadística, dijo que este estudio es innovador porque es el único que toma opiniones a profesores y personal administrativo como secretarias, comunicadores, recursos humanos, personal de archivo o de la biblioteca.  Vara-Horna dijo que en el mundo hay muchos estudios que muestran que dentro de las universidades hay violencia, acecho o acoso a las mujeres de parte de profesores, compañeros de clase, personal administrativo y que se necesitaba hacer un estudio que revele la situación de Ecuador. 

Vara-Horna dice que han habido cambios con estudios que se han hecho en universidades de Estados Unidos o Canadá pero han sido cambios individuales no a nivel de organización, como universidad.  

Los objetivos del estudio: 

  • Describir el estado de la violencia
  • Proponer mejores prácticas de prevención considerando la evidencia científica 
  • Proponer un modelo de prevención de la violencia contra las mujeres en las universidades ecuatorianas

Maldonado dijo que espera que el estudio aporte con cambios en las universidades del Ecuador, que siguen trabajando en medio de la pandemia del covid 19. Marisela Guerra, trabajadora social y representante de la Universidad Estatal de Bolívar, que estuvo en el evento de presentación del estudio, dijo a GK “Nosotros tenemos casos de violencia, tienen que pasar muchas situaciones para que el estudiante hable”. Guerra se refería a que el estudio servirá para tratar de hacer un cambio, para prevenir la violencia, en la universidad que trabaja. 

Estos son los algunos resultados del estudio: 

  • 34 de cada 100 estudiantes universitarias han sido agredidas por su pareja. 
  • 31 de cada 100 mujeres han sido agredidas por algún miembro de la comunidad universitaria (compañeros de clases, profesores o personal administrativo). 
  • Las estudiantes han vivido 18 ataques por año por parte de sus parejas. 
  • Las docentes o mujeres del área administrativa han vivido 12,4 episodios de violencia por parte de sus parejas o exparejas: 11,5 ataques han ocurrido en el hogar y 5,8 se han realizado en las instalaciones del campus universitario.  
  • 30 de cada 100 docentes ha sido agredida por pareja o expareja
  • 27 de cada 100 docentes hombres agreden a su pareja. 
  • En promedio las estudiantes pierden aproximadamente 11 días por año al ser agredidas por su pareja. 
  • Los costos de la violencia superan los 60 millones al año perdidos en productividad: ausentismo a clases o a dictarlas. 

Otros resultados del estudio

Estudiantes y docentes han atestiguado hechos de violencia pero no hacen nada porque tienen altos niveles de aceptación de la violencia, dice Vara-Horna. El experto explica que tanto estudiantes como profesores creen que la violencia está bien culturalmente, que han crecido con esas concepciones y por eso la justifican. 

Las universidades pueden mejorar la calidad de vida de su gente y garantizar que la sociedad reciba a profesionales más justos, dijo Vara-Horna, y una de las formas es prevenir la violencia. 

El estudio también reveló que en forma general los encuestados ven al campus de la universidad como un espacio de riesgo para experimentar violencia. 

Tres puntos importantes 

  • Toda la comunidad está involucrada como víctima, agresor o testigo
  • El estudio busca que los campus universitarios sean libres de violencia 
  • Es un estudio que pretende hacer cambios, dijo Vara-Horna. 

La propuesta para prevenir la violencia en las universidades 

Arístides Vara-Horna dijo que luego de analizar los resultados de la violencia en las universidades, diseñaron una propuesta para que las universidades la apliquen y prevengan la violencia según sus competencias. Por ejemplo, si detectan violencia sexual de parte de un profesor a un estudiante pueden cambiar su código de ética y sancionar administrativamente a ese profesor hasta que la instancia penal lo sancione.

Una propuesta para aplicar en las universidades

Estos son los cuatro componentes del modelo de prevención de la violencia que, tras el resultado del análisis, se propone las universidades. 

Organización

  • Hacer una política contra la violencia de género
  • Cultura de cero tolerancia a la violencia. 
  • Capacitación a autoridades y personal administrativo
  • Cambiar o mejorar el código de conducta 

Investigación

  • Monitorean las estadísticas de violencia
  • Cada universidad tiene un diagnóstico individual que se llama línea base y con eso se pueden organizar para adaptarlo a su universidad. 

Docencia

  • Formación de profesores
  • Campañas preventivas
  • Inducción a nuevos alumnos

Vinculación

  • Hacer una ruta en casos de violencia
  • Protocolos de atención de violencia
  • Identificación oportuna de casos 
  • Ofrecer servicios especializados

“Me parece importante este estudio, la violencia es un problema real que se maneja a diario y debe haber mas concienciación”, dijo a GK, Manuela Troya, representante de la Universidad de las Artes de Guayaquil. 

El experto que presentó el estudio dijo que no se sabe cuánto tiempo tomará aplicar este modelo de prevención pero sí dijo que se necesita presupuesto para aplicarlo en cada universidad. 

Estas son las universidades que participaron en el estudio: 

  1. Universidad Internacional del Ecuador (UIDE)
  2.  Universidad del Azuay (UDA)
  3. Universidad Estatal de Bolívar (UEB)
  4.  Universidad de las Fuerzas Armadas (ESPE)
  5. Universidad Técnica de Ambato (UTA)
  6. Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE)
  7. Universidad Técnica de Manabí (UTM)
  8. Universidad Regional Amazónica (IKIAM)
  9. Universidad Politécnica Salesiana (UPS)
  10. Universidad Politécnica Estatal del Carchi (UPEC)
  11. Escuela Politécnica del Litoral (ESPOL)
  12. Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL)
  13. Universidad Andina Simón Bolívar (UASB)
  14. Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE)
  15. Escuela Politécnica Nacional (EPN)
  16. Universidad Nacional del Chimborazo (UNACH)
Mayuri Castro
Periodista de GK. Cubre educación, migración interna y los derechos de las mujeres. En 2021 ganó la Mención de Honor en Acceso a la Salud del Premio Roche por el reportaje El consuelo de un país en crisis recae en sus estudiantes de psicología. Fue parte del equipo de Mongabay Latam y GK nominado al premio Gabo 2021 en la categoría texto con el especial Mujeres en la Amazonía: lideresas indígenas que están cambiando el rumbo de sus comunidades.