El juramento a la bandera este año lectivo será presencial. El pasado 20 de agosto, el Comité de Operaciones de Emergencia (COE Nacional) autorizó que ese acto cívico sea presencial el día 27 de septiembre. En septiembre de 2020, seis meses después de que se declarara la pandemia del covid-19 en Ecuador, no se realizó este acto de forma presencial, para evitar posibles contagios de la enfermedad. 

Estos son los parámetros que, según el COE, se deberán cumplir para realizar el acto en los colegios de todo el país: 

  • Realizar el acto de la jura de la bandera es voluntario 
  • Las instituciones que quieran hacerlo de forma virtual lo podrán hacer
  • Solo asistirán de forma presencial las nueve personas que forman parte del estandarte del pabellón nacional, es decir, los abanderados, escoltas y portaestandartes. El resto de estudiantes deberán seguir la ceremonia de forma virtual. 
  • Cada estudiante —que sea parte del estandarte— podrá llevar dos acompañantes
  • Solo podrán estar cinco directivos de la unidad educativa
  • Estará prohibido tocar o  besar la bandera. Solo se permite la venia.

¿Por qué se realiza el juramento a la bandera? 

Cada 26 de septiembre, desde 1955, se conmemora el día de la bandera. Ese día, hace 66 años,  el Congreso Nacional, hoy Asamblea Nacional, declaró a esa fecha como el Día de la Bandera Nacional. La declaratoria obligó a que cada año se conmemore esa fecha cívica. 

Por esa conmemoración, los estudiantes de los colegios de los últimos años deben besar la bandera como signo de promesa de defenderla.

A lo largo de la historia, este símbolo patrio ha sufrido varios cambios. En 1809, los líderes de la gesta libertaria, izaron una bandera roja con dos rayas blancas cruzadas. Los patriotas del 9 de octubre de 1820 izaron una bandera de cinco franjas que simbolizaban a las ciudades costeñas de Guayaquil, Portoviejo y Machala. El 2 de junio de 1822, la bandera era blanca con azul y una estrella en el centro. El 25 de mayo de 1822, fue izada la bandera amarillo, azul y rojo, luego de la batalla de Pichincha. Y ocho años después, durante la revolución marcista, (movimiento armado en marzo de 1845, para destituir al presidente Juan José Flores), se adoptó la bandera azul con tres estrellas. 

PUBLICIDAD

En 1860, el entonces presidente Gabriel García Moreno ordenó que se vuelva a izar la bandera tricolor, y un año después, en la Constitución se declaró que esos sean los colores definitivos de la bandera. 

¿Quiénes son los abanderados y portaestandartes? 

Según un acuerdo ministerial del Ministerio de Educación, los colegios deberán elegir entre sus estudiantes de tercer año de bachillerato —último de la educación secundaria— al abanderado del Pabellón Nacional y sus dos escoltas. También deberán elegir al portaestandarte de la ciudad o cantón y al del colegio, cada uno con sus dos escoltas. 

Esos nueve estudiantes serán aquellos que tengan el puntaje más alto al promediar las notas finales desde segundo grado de educación básica hasta segundo curso de bachillerato.  

Para elegir a los estudiantes abanderados y escoltas participarán el rector, dos delegados del Consejo Directivo, el presidente del Comité de Padres de Familia y el presidente del Consejo Estudiantil. La elección será dentro de los 10 días laborables desde el comienzo del año escolar.