Se espera que la temperatura global alcance o supere los 1,5 grados centígrados de calentamiento en los próximos 20 años. Esa es una de las conclusiones del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés)  en su nuevo informe. Una de las principales conclusiones del estudio es que el aumento de la temperatura del planeta en los últimos 120 años es un producto de los humanos

El estudio es la más actualizada y relevante comprensión del cambio climático en la actualidad. Incluye observaciones, predicciones y simulaciones climáticas regionales y globales.

El IPCC es el principal órgano internacional para la evaluación del cambio climático. Fue creado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Organización Meteorológica Mundial (OMM) en 1988. Según el sitio web de las Naciones Unidas, su objetivo es dar al mundo “una visión científica clara del estado actual de los conocimientos sobre el cambio climático y sus posibles repercusiones medioambientales y socioeconómicas”. 

Los científicos que hicieron el documento, publicado hoy, 9 de agosto de 2021, coinciden en que el clima está cambiando en todo el planeta a una escala “sin precedentes”. Algunos de esos cambios, advierten, serán irreversibles y durarán cientos de miles de años. 

El estado actual del planeta

El estudio demuestra que las actividades humanas son las responsables de que el planeta se haya calentado en 1,1 grados centígrados desde 1900 hasta la actualidad. Según el IPCC, “es inequívoco que la influencia humana ha calentado la atmósfera, el océano y la tierra”. Esos cambios, dice, han sido rápidos y generalizados en la atmósfera, el océano, la criósfera (las áreas congeladas del planeta) y la biósfera. 

PUBLICIDAD

El cambio climático que ha sido inducido por los humanos ha afectado fenómenos meteorológicos y climáticos extremos en el mundo desde hace varios años. El informe del IPCC cita como evidencia las olas de calor, las fuertes precipitaciones, las severas sequías y los ciclones tropicales más intensos. Varios de estos fenómenos seguirán sucediendo en varias regiones del mundo. 

El incremento en la temperatura de la Tierra es inusual en la actualidad porque el planeta se está calentando a una velocidad que no se había registrado antes. Además, el incremento reciente ha puesto fin al enfriamiento que hubo en los mil años anteriores. Los cambios climáticos que se habían registrado antes son mucho menores que las alteraciones persistentes que han habido desde mediados del siglo XIX. 

António Guterres, secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), dijo que el informe era “un código rojo para la humanidad”. Añadió que tenía señales de alarma que eran “ensordecedoras y las pruebas son irrefutables”. 

Así podría ser el futuro

El informe del IPCC concluye que la temperatura de la superficie terrestre seguirá aumentando hasta mediados del siglo XXI, si se mantienen los escenarios actuales. En este siglo, el calentamiento global superará los 2 grados centígrados si no hay “profundas reducciones de dióxido de carbono (CO2) y otras emisiones de gases de efecto invernadero”, dice el estudio. 

Además, si el calentamiento global continúa, se intensificarán los fenómenos meteorológicos y podría provocar más olas de calor, lluvias intensas, sequías, ciclones. Con el incremento de 1,5 grados, las estaciones cálidas cada vez durarán más y las frías serán más cortas. Además, con el tiempo, los eventos extremos de calor serán más frecuentes que afectarán la salud de los seres vivos y la agricultura. Al mismo tiempo, habría lluvias más intensas e inundaciones. 

Otra de las consecuencias sería la reducción del hielo del océano Ártico, lo que incrementaría el nivel del mar y provocando inundaciones o, incluso, que ciudades costeras desaparezcan. Esa es una de las principales consecuencias de las emisiones pasadas y futuras de estos gases. El informe del IPCC dice que el incremento del nivel del mar es uno de los problemas que podría ser irreversible por cientos o miles de años. 

Noticias Más Recientes

En América del Sur

El informe del IPCC dice que con un mayor calentamiento global, “se prevé que cada región experimente cada vez más cambios simultáneos y múltiples”. En América Central y del Sur, el Grupo dice que las temperaturas promedio se han incrementado y que seguirán haciéndolo en rangos más altos que el promedio global. 

Además, el IPCC dice que es muy probable que las precipitaciones promedio cambien y se incrementen en ciertas áreas de la región. El informe también concluyó que el incremento del nivel del mar “muy probablemente va a continuar” en los océanos que rodean América Central y del Sur. Eso, dice el documento, contribuirá a que aumenten las inundaciones en las costas. El Grupo también proyecta que las olas de calor marinas —las que ocurren en la superficie del océanos— se incrementen a lo largo de este siglo. 

PUBLICIDAD

En el área del noroeste de Sudamérica, donde está el Ecuador, el IPCC proyecta que se reducirán las nevadas y la formación de hielo, algo que pasará en las zonas más altas del país. También prevé con “alta confianza” que las inundaciones aumentarán.  

Según el informe, el volumen de los glaciares en esta área seguirá sucediendo. Además, dice que si se mantiene el escenario actual eso continuará a lo largo de la Cordillera de los Andes. Ese fenómeno, dice el grupo de expertos, afectaría los caudales de los ríos y causaría todavía más inundaciones. 

¿Cuál es la solución?

El IPCC dice que para reducir el calentamiento global se deben limitar las emisiones de CO2. Eso se debe combinar con “fuertes reducciones” en las emisiones de otros gases para mejorar la calidad del aire en el mundo. Esos cambios, dice el estudio, provocaría diferencias discernibles en la temperatura global en los próximos 20 años.

Antonio Guterres, secretario general de la ONU, dijo que considera que las soluciones están claras y que se deben “redoblar urgentemente” los esfuerzos para evitar llegar al incremento del 1,5 grados de la temperatura. 

Según Guterres, antes de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) que será en noviembre en Glasgow, Escocia, los países deben reforzar sus promesas de frenar el cambio climático. Especialmente, las economías que forman el G20 —países que representan el 85% de la economía mundial— deben unirse al compromiso de tener emisiones netas de cero de gases de efecto invernadero. Según él, deben hacerlo con planes “creíbles, concretos y mejorados”.