El volcán Sangay sigue muy activo. La mañana de hoy, 20 de abril de 2021, el Instituto Geofísico (IG) anunció que podría haber una leve caída de ceniza en las provincias andinas de Chimborazo, Cañar y Azuay. El Geofísico informó que a las seis de la mañana de hoy comenzó la caída de ceniza del Sangay. 

Ese material volcánico va hacia el occidente y suroccidente del volcán, es decir hacia las tres provincias andinas que en otras fechas ya han sido afectadas por la actividad del Sangay, está entre los 27 volcanes potencialmente más activos del Ecuador. 

El Instituto Geofísico dice que la actividad del Sangay puede continuar en las próximas horas. Ayer, 19 de abril, el volcán expulsó una nube de gases y ceniza a una altura de 1.500 metros sobre su cráter. Su nube fue hacia el noroeste del volcán. 

Hace ocho días, en la noche del 12 de abril de 2021, el volcán expulsó una columna de ceniza de más de 2,5 kilómetros sobre su cráter. El material cayó en los cantones de Riobamba y Guamote, en la provincia de Chimborazo. El 5 de abril, el Sangay expulsó un flujo de lava. Ambos eventos están relacionados al actual periodo eruptivo del Sangay que comenzó en mayo de 2019, dijo el Instituto Geofísico. En marzo de 2021, también hubo caída de ceniza. 

PUBLICIDAD

En junio de 2020 cuando apenas se relajaban las medidas restrictivas para prevenir el covid-19, el volcán Sangay intensificó su actividad. Entre la noche del 8 y la madrugada del 9 de junio de 2020, expulsó ceniza que llegó a varias ciudades del Ecuador —entre ellas, Alausí, Riobamba, Chunchi, Guamote en Chimborazo, Guayaquil, Milagro, Durán, Simón Bolívar en Guayas. 

Noticias Más Recientes

El volcán Sangay está en la provincia amazónica de Morona Santiago, al sureste de Ecuador. Su cima está a más de 5.000 metros sobre el nivel del mar. Tiene tres cráteres y está activo desde 1628, cuando emitió una gran columna de ceniza que afectó a Riobamba. Para evitar posibles daños en la salud de personas y animales, es recomendable mover a las mascotas y animales como vacas o cerdos a lugares donde no haya ceniza. 

La ceniza tiene partículas de azufre y dióxido de carbono, que son metales pesados que al caer sobre plantas y cultivos las puede dañar, si son frutas o legumbres no se deberían consumir. El ganado tampoco debería consumir pasto sobre el que ha caído ceniza. 

Otra recomendación es no humedecer exageradamente la zona de la caza cubierta con ceniza, porque se crea una capa gruesa como cemento. Para evitar afectaciones en las vías respiratorias, es necesario usar mascarilla, ropa de manga larga, gafas, zapatos cerrados, y guantes para proteger la piel. La mascarilla ya es de uso habitual desde la llegada de la pandemia del covid-19. 

La ceniza del volcán puede causar problemas respiratorios y alérgicos. El doctor Rodrigo Henríquez, investigador de la Universidad de las Américas (UDLA), explica que las partículas de ceniza pueden provocar irritación directa de los ojos como la conjuntivitis, irritaciones en la piel y las vías respiratorias u otras más graves como laceraciones corneales o cáncer pulmonar, asma en personas más susceptibles o bronquitis crónica. Rodrigo Henríquez explica que las afectaciones a las vías respiratorias depende del tamaño de las partículas de la ceniza y la duración de la exposición. Por estas razones es preferible evitar acercarse a las faldas del volcán. 

Hasta las 9 de la mañana de hoy, la Dirección Nacional de Aviación Civil no ha reportado el cierre de aeropuertos o la suspensión de vuelos.