La mañana de hoy, 18 de abril, el Consejo Nacional Electoral (CNE) proclamó los resultados oficiales de la segunda vuelta electoral. Además de oficializar la victoria de Guillermo Lasso, se confirmó que el 16,26% (1.761.433) de los votos fueron nulos, su  mayor porcentaje en la democracia reinaugurada en 1978. Antes de estas elecciones, el récord histórico fue alcanzado en 2006, con el 12%, cuando Rafael Correa venció a Álvaro Noboa. En la segunda vuelta del pasado 11 de abril, se lo superó por más de 4 puntos porcentuales. 

|Mira nuestra cobertura de las elecciones de 2021 en Ecuador aquí|

La cifra de votos nulos de la primera vuelta también fue elevada: 9,5%, pero estaba dentro del promedio de otros años. En la segunda y definitiva vuelta, cuya campaña empezó el 16 de marzo, el movimiento Pachakutik y la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) promovieron y pidieron a sus seguidores que anulen su voto.Rayen a favor del pueblo, escriban ‘Pachakutik tiene dignidad’, escriban ‘Yaku Pérez’”, dijo Marlon Santi, coordinador nacional del movimiento. La postura del movimiento indígena y de su brazo político se fundaban en su insistente alegación de que su candidato presidencial, Yaku Pérez, había sido dejado fuera de la segunda vuelta mediante un fraude

También te podría interesar:

PUBLICIDAD

“Históricamente los nulos han sido una señal de rechazo a las candidaturas en general”, dice Esteban Ron, director de la escuela de derecho de la Universidad Internacional (UIDE). Ron dice que quienes deciden anular su voto están expresando su desacuerdo con todas las opciones o, incluso, con el proceso electoral en general. Por eso, no se suman a ninguno de los candidatos ni tampoco se toman en cuenta para proclamar los resultados finales, para los que sólo cuentan los votos válidos, que según el Código de la Democracia son aquellos que “de cualquier modo expresen de manera inteligible la voluntad del sufragante”. 

Tras el anuncio de una fuerte campaña por el nulo, varios analistas creían que este tendría un impacto en las elecciones presidenciales de 2021. A finales de marzo, el analista estadístico Javier Rodríguez dijo en un texto de GK que la campaña del voto nulo de Pachakutik “muy probablemente” favorecería a Guillermo Lasso, por la forma en la que se distribuirían los votos que en la primera vuelta fueron para otros candidatos. 

Noticias Más Recientes

Un análisis de Ricardo Viteri —cofundador de Cálculo Electoral, un grupo de investigación dedicado a sistematizar datos— dice que 5 de cada 8 votos nulos en la segunda vuelta provienen de las personas que en la primera votaron por Yaku Pérez, candidato a la presidencia por Pachakutik. 

Rodríguez y Viteri coinciden en que otros factores como la campaña electoral fueron decisivos en el resultado final, pero también en que el impacto del voto nulo no debe ignorarse. El 15 de abril, en otro texto de GK, Rodríguez dijo que ya que la mayoría de votos nulos salieron de las personas que votaron en la primera vuelta por Pérez, esos fueron los votos que Andrés Arauz no recibió. En las provincias de Azuay, Tungurahua, Cotopaxi, Chimborazo y Bolívar Arauz tuvo menos votos que el nulo. Eso permitió que Lasso tenga y mantenga la ventaja. 

Rodríguez dice que una forma de ver el resultado es que Arauz “más que perder contra Guillermo Lasso, perdió contra el voto nulo”. En su texto, Viteri concluye algo similar. Dice que Lasso tuvo “una victoria clara, pero de aparente baja representación” y que la legitimidad del presidente electo se fortalecerá con las acciones que tome en su gobierno. 

Hoy, una semana después de las elecciones, se confirma que el análisis previo de Rodríguez era correcto.