Jesús Vargas Cuajiboy (alias Reinel) fue sentenciado a 28 años y 8 meses de cárcel por el secuestro y asesinato  del equipo periodístico de Diario El Comercio: Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra. El juzgado primero penal del Circuito Especializado de Tumaco, en la costa pacífica del Departamento de Nariño, Colombia, condenó a Vargas por el delito de homicidio agravado y delito de secuestro extorsivo agravado y concierto para delinquir. 

|Haz clic aquí para leer más contenidos sobre nuestra cobertura del asesinato y secuestro a los tres periodistas de diario El Comercio|

Para llegar a esta sentencia, se realizó un preacuerdo entre la Fiscalía General de Colombia y  Vargas. El preacuerdo consistió en un acto de perdón y reconocimiento de responsabilidad como medida de reparación a los familiares de las víctimas, dice un comunicado de prensa de la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) con sede en Colombia.  Según la Ley 906 de Colombia un preacuerdo es la “premisa de aceptación de los cargos por parte del procesado”. 

Según la FLIP, lo que pasó en la investigación y la sentencia “dejan en evidencia la falta de una investigación seria y exhaustiva por parte de la Fiscalía General de la Nación”. La FLIP dice a pesar de la condena no se ha hecho justicia por el asesinato de los tres periodistas de El Comercio. 

PUBLICIDAD

En el comunicado, la FLIP también dice que el Estado colombiano no ha permitido el acceso a la información importante sobre el caso. Y que tampoco la Fiscalía colombiana ha investigado aspectos del secuestro que responsabilizarían al Estado colombiano por la muerte de los tres periodistas. 

El 26 de marzo de 2018, el equipo periodístico de diario El Comercio de Quito fue secuestrado en Mataje, un pueblo en la provincia de Esmeraldas, frontera con Colombia. Los tres—reportero, fotógrafo y conductor— fueron secuestrados por un grupo narco insurgente nacido de las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). 

Los periodistas fueron secuestrados por el grupo narco liderado por “Guacho” Walter Arízala Vernaza.  El equipo había viajado hasta Mataje para cubrir la noticia sobre la detonación de un tanquero bomba en ese pueblo. Por esos ataques tres soldados murieron y otros quedaron heridos cuando fueron a inspeccionar el tanquero abandonado.  El 27 de marzo de 2018, el gobierno de Ecuador confirmó en un comunicado que el equipo periodístico había sido secuestrado.  En la noche del 28 de marzo, el diario El Tiempo de Colombia informó que los periodistas habían sido liberados, al pasar las horas la liberación fue desmentida. Alias Reinel era miembro del frente Oliver Sinisterra, grupo armado liderado por alias “Guacho”. 

Mientras estuvieron secuestrados, todas las noches, en la Plaza Grande en el centro de Quito, se concentraron familiares y amigos de los periodistas para pedir la libertad de los rehenes, tenían carteles que decían “Nos faltan 3. Paúl, Javier, Efraín”. El viernes 13 de abril de 2018, el gobierno confirmó el asesinato del equipo periodístico. 

Enseguida, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) creó el Equipo de Seguimiento Especial (ESE) para hacer el seguimiento de la investigación de los hechos sobre las medidas cautelares otorgadas por la misma CIDH a favor de los tres periodistas. 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

El ESE visitó Ecuador en julio y noviembre de 2018. El equipo revisó documentos bajo reserva de la investigación en la Fiscalía General del Estado de Ecuador. También visitó Colombia en septiembre de 2018, donde tuvo reuniones y audiencias. Pero hasta ahora no se han aclarado los hechos sobre el secuestro del equipo periodístico de diario El Comercio.  En diciembre de 2018, alias “Guacho” fue asesinado en las selvas de Llorente, municipio de Tumaco, en Nariño por la policía y el ejército de Colombia.