Siete menores de edad fueron rescatadas de sus hogares donde sufrían violencia sexual, durante el operativo de la Fiscalía llamado “Rescate Querubín”. Según un comunicado publicado hoy, 21 de febrero, hay 9 detenidos y 5 armas de fuego confiscadas El operativo se hizo en el cantón Puerto Quito, en la provincia andina de Pichincha, la madrugada de hoy.

|¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción.|

Una de las menores rescatadas en el operativo nacional tiene 75% de discapacidad física y 60% de discapacidad intelectual. Ella era violada por su padre y su hermano. Según un estudio del Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa), las niñas y adolescentes con discapacidad son 4 veces más vulnerables a ser víctimas de incesto, y los principales violadores son su padres, padrastros, hermanos, tíos y abuelos. El estudio de Unfpa dice que el incesto se encubre dentro de las familias por vergüenza, dependencia económica o porque los otros miembros de la familia son también víctimas del ciclo de la violencia. 


DEBES SABER:

7 personas fueron rescatadas en el operativo “Rescate Querubín”

Niños rescatados en el operativo Querubín tienen medidas de protección, dice la Fiscalía


PUBLICIDAD

Según la Fiscalía del Ecuador otras dos niñas rescatadas eran abusadas sexualmente por su padre y “vendidas a los vecinos” con el mismo objetivo. Otra de las menores, dice el comunicado de la Fiscalía, “era violentada sexualmente por su padre”, un funcionario de la Judicatura de Puerto Quito identificado solo como Moisés V. El documento dice que el funcionario obligaba a su hija a callar a cambio de “no atentar contra la vida de su madre”. 

La noche de hoy, la Fiscalía confirmó que Moisés V. fue procesado por el presunto delito de violación. Aunque la Fiscalía pidió prisión preventiva, la jueza de garantías penales Lorena Paredes dispuso medidas sustitutivas: que se presente ante la autoridad tres veces por semana. La Fiscalía dijo que consiguió que se extienda una boleta de auxilio a favor de la víctima. Con ese recurso, Moisés V. no podrá acercarse a su hija, y si lo hace se podrían modificar las medidas ordenadas por la jueza. 

Los hogares son, con frecuencia, lugares inseguros para los niños y niñas ecuatorianos, explica Rossana Viteri, directora de Plan Internacional en Ecuador, una ONG que trabaja por los derechos de los niños y las niñas. Viteri dice que en Ecuador cada día 7 niñas de entre 10 y 14 años dan a luz como fruto de un abuso sexual. Las investigaciones de Plan Internacional han concluido que en el 70 y 80% de los casos de cualquier tipo de violencia, los agresores están en casa o cerca de ella. “Están justamente en el lugar donde los niños y niñas tendrían que estar más seguros: en su hogar”, explica Viteri. 

Además de las 7 víctimas rescatadas en el operativo por violencia en su núcleo familiar, la Fiscalía dijo que hay otros 5 niños y niñas que no conviven con sus presuntos agresores, pero que fueron rescatados en el mismo operativo porque estaban en riesgo. Se localizó a 3 de sus agresores en operativos simultáneos en las  provincias de Sucumbíos, Santo Domingo de los Tsáchilas y Esmeraldas. 

La Fiscalía dijo que a las víctimas rescatadas “se les practicarán los respectivos exámenes médico-legales” y pericias psicológicas. Además serán ubicadas en casas de acogida. El traslado de los 12 menores de edad estuvo a cargo del Equipo de Género y del Sistema de Protección a Víctimas y Testigos (Spavt) de la Fiscalía. Además participaron la Dirección Nacional de Policía Especializada en Niños, Niñas y Adolescentes (Dinapen), y la Junta Cantonal de Protección de Derechos de Puerto Quito. 

La Fiscalía aclaró que los 9 detenidos no están relacionados entre sí. Dijo que tampoco se trata de una banda organizada. El operativo, dice el comunicado de la Fiscalía, es el resultado de “una investigación de contexto” que incluyó ocho investigaciones previas en Puerto Quito por “agresiones sexuales sistemáticas y delitos conexos contra niñas en el mismo entorno familiar”. 

Según la Fiscalía, en una investigación de contexto se hace un análisis del grupo poblacional, por ejemplo un cantón. Ahí se analiza el incremento de casos de delitos en la zona, la forma en la que opera en crimen, y la relación entre agresores y víctimas. Según Francisco Vega, fiscal del Cantón Puerto Quito, la investigación de contexto es una nueva técnica que está desarrollando la Fiscalía en la que se analiza “varios casos de delitos sexuales que están afectando a la ciudadanía”. Vega dijo que es necesario que la Fiscalía haga operativos para frenar los delitos que se naturalizan en las comunidades. El fiscal Vega dijo que esta modalidad de investigación de contexto criminalístico se replique en otros cantones del país.

Algunos de los casos de violencia que se detuvieron en el operativo Querubín, han llegado a la Fiscalía mediante denuncias, como el de Moisés V. y otros se abrieron “debido a una observación de comportamiento delictual que ha sido naturalizada”, respondió una funcionaria de la Dirección de Comunicación de la Fiscalía ante la pregunta de GK, pero no dio más detalles. Ese análisis, dijo la Dirección, se hace con el apoyo de la Policía Nacional y otras instituciones. 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

El fiscal Vega dijo que para el operativo “Rescate Querubín” se analizó el “comportamiento delictual” de los agresores, se establecieron características de las víctimas y de sus relaciones con los agresores. Vega dijo que en este tipo de investigación se puede ver la “forma conductual” de cómo se cometen delitos de manera reiterada en una población determinada. En este caso, delitos sexuales en contra de niñas dentro de sus hogares. 

Un comunicado de la Fiscalía dice que esta investigación de contexto se originó el 12 de enero pasado con el rescate de una mujer de 24 años en el cantón Puerto Quito, que habría sido sometida a violaciones sexuales sistemáticas durante nueve años por su padrastro, desde que era adolescente. Producto de las violaciones, ella tuvo tres hijos con él. La Dirección de Comunicación de la Fiscalía dijo que no tenía información sobre si este caso llegó a la institución por una denuncia o por las observaciones de comportamientos delictuales hechos con la ayuda de otras instituciones como la Policía Nacional.