En enero de 2021 hubo un aumento abrupto del número de ingresos hospitalarios por covid-19 en  Manaos, la capital del estado de Amazonas y uno de los principales centros económicos de la Región Norte de Brasil. Una de las posibles explicaciones, según un estudio publicado en la revista científica The Lancet, es que las personas se estaban contagiando con una nueva variante del covid-19. 

|¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresia GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

En Octubre del año pasado, se estimaba que el 76% de la población de Manaos ya había tenido covid-19. El porcentaje de la población infectada con el SARS-CoV-2, el virus que produce la enfermedad, estaba sobre el umbral teórico de inmunidad colectiva, que dice que el 67% de la población debe estar contagiada para que esta exista. 

El documento publicado en The Lancet dice que las mutaciones del SARS-CoV-2 “podrían evadir la inmunidad generada en respuesta a una infección previa”. Es decir, las personas pueden contagiarse otra vez. En enero de 2021 se identificó la variante P.1 —o B.1.1.28— en el estado de Amazonas, en Brasil. Pocas semanas después, se clasificó una segunda variante en varios lugares del país, incluido Manaos. A la nueva se la conoce como P.2, es una variación de la P.1. Dos personas, dice el estudio ya se han reinfectado con el virus por P.2 y una con la P.1

La mutación de la variante P.2 se conoce como E484K. Los investigadores del estudio dicen que esa alteración genética reduce la neutralización de los anticuerpos obtenidos por los sueros convalecientes. Es decir los que vienen de la sangre donada por personas que ya se recuperaron de la enfermedad, uno de los tratamientos más utilizados para el nuevo coronavirus. 

PUBLICIDAD

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

La revista científica dice que tres de esas variantes identificadas recientemente — la británica B.1.1.7, B.1.351 y P.1— son “inusualmente divergentes”. Además, cada una tiene una “constelación única de mutaciones” que podrían afectar de distintas maneras a los enfermos. La B.1.1.7 también fue detectada en Brasil, según el estudio publicado en The Lancet. 

Otra de las explicaciones científicas para el incremento de hospitalizaciones en Manaos, según el estudio, es que las nuevas variaciones del virus tienen un nivel de transmisibilidad más alta que el de sus versiones anteriores. El estudio publicado en The Lancet dice que todavía se sabe muy poco de la transmisibilidad de la P.1, pero que comparte mutaciones con las variantes encontradas en el Reino Unido y Sudáfrica que parecen tener mayores niveles de contagio. Según la revista, se necesitan datos de investigación de brotes o de rastreo de contagios para comprenderla mejor. 

El posible incremento en la transmisibilidad del virus, dice el estudio, podría provocar también un aumento de los casos. Por eso dice que es necesario que se investigue rápidamente las características genéticas, inmunológicas, clínicas y epidemiológicas de estas variantes del SARS-CoV-2. Si los casos aumentaron en Manaos, se podrían esperar escenarios similares en otras ciudades. 

Además, el documento dice que es muy importante determinar la eficacia de las vacunas contra el covid-19 existentes para combatir las variantes. El 8 de enero, Pfizer presentó un estudio —realizado por la farmacéutica y la Universidad de Texas— que demuestra que los anticuerpos de las personas que han recibido su vacuna neutralizan eficazmente las nuevas mutaciones del SARS-CoV-2 identificadas en Reino Unido y Sudáfrica.

|Para saber las últimas actualizaciones del covid-19 en Ecuador, haz clic aquí| 

La variante británica —o B.1.1.7— fue detectada por primera vez en diciembre de 2020. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), un análisis inicial de esta variante indicó que puede propagarse con más facilidad entre las personas. Ya se han confirmado seis casos de esta variante en Ecuador. De esos, 3 están en condiciones estables, 2 con pronóstico reservado en unidades de cuidados intensivos (UCI), y una persona ya fue dada de alta hospitalaria.