La noche de ayer, 27 de enero, el expresidente del Ecuador Abdalá Bucaram Ortiz  dijo en en una transmisión en vivo en su cuenta de Facebook que eran “estúpidas” las múltiples acusaciones de corrupción y otros delitos en contra de su familia —entre ellos, rumores de que estaría involucrada de alguna forma en el asesinato del actor y presentador Efraín Ruales. Bucaram aseguró que Ruales no tenía nada que ver con su familia y luego dio una lista de personas a las que “podría matar”. 

|Regístrate en nuestro newsletter La Diaria para recibir las noticias más importantes del día, bien explicadas, a las 7 de la noche de lunes a jueves|

Bucaram dijo que el gobierno actual “resolvió usar a la familia Bucaram como una explosión mediática par encubrir las decenas de miles de muertos que hubieron en Guayaquil”, dijo aparentemente en relación a los fallecidos por el covid-19. En la transmisión de ayer dijo que el presidente Lenín Moreno “ha inciado otra campaña mediática brutal” tras el asesinato de Ruales para encubrir “el escándalo” de la distribución de la vacuna contra el coronavirus. “Yo no digo que el gobierno lo ha matado, yo no puedo decir eso”, dijo en la transmisión en referencia al actor y presentador de televisión, quien fue asesinado ayer, 27 de enero, al norte de la ciudad de Guayaquil. 

En la transmisión, el expresidente dijo “no se han preguntado por qué meterse con un pobre chico, Bucaram, cuando si yo podría matar a alguien es a Fidel Egas”. Continuó dando más nombres de personas a las que “podría matar”, incluyendo al comediante David Reinoso, la periodista Dayana Monroy, el exalcalde de Guayaquil Jaime Nebot, y al expresidente León Febres-Cordero, quien murió en 2008.

PUBLICIDAD

Actualmente Bucaram, que gobernó en un rocambolesco gobierno que duró apenas seis meses entre agosto de 1996 y febrero del año siguiente, es investigado por presunto tráfico de armas y delincuencia organizada. Sus hijos Jacobo y Abdalá Bucaram Pulley también están siendo investigados por casos de corrupción. El expresidente Bucaram es candidato a asambleísta por el movimiento Fuerza Ecuador. En la actualidad, los procesos judiciales en su contra están suspendidos hasta que se conozcan los resultados oficiales de las elecciones del 7 de febrero. Sin embargo,  las medidas cautelares en su contra —presentarse una vez a la semana ante la autoridad, usar grillete electrónico y la prohibición de salida del país — se mantienen. En caso de ganar un puesto en la Asamblea, los procesos serán archivados, pero de no hacerlo, se retomarán.

Según la Policía, el vehículo en el que Ruales iba al momento de ser asesinado tenía 4 impactos de bala. Se rumoraba que Ruales tenía que rendir su versión en la Fiscalía en una de las investigaciones en las que estaría involucrado Daniel Salcedo, sentenciado a 4 años de cárcel por fraude procesal y presunto involucrado en otras investigaciones por corrupción que estarían relacionadas con la familia Bucaram. Sin embargo, la Fiscalía y otras autoridades los desmintieron. 

En redes sociales y en la transmisión, Bucaram dijo que allanaron la cárcel 4 de Quito, en la provincia andina de Pichincha, en la que está recluido su hijo Jacobo cumpliendo dos órdenes de prisión preventiva. Según el expresidente Bucaram, “humillaron a mi hijo, lo tiraron al piso, le tiraron su ropa y la pisotearon, tiraron su comida al piso”. Bucaram dijo que la diligencia fue para dar espectáculo. 

Los allanamientos a la cárcel 4 todavía no han sido confirmados. La Dirección de Comunicación de la Fiscalía dijo que la intervención “se trata de varias diligencias dentro de una investigación previa”. Sin embargo, no dio más detalles sobre la acción policial. La Dirección de Comunicación del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de Libertad y a Adolescentes Infractores del Ecuador (SNAI) dijo que “se realizaron operativos de requisa el día de ayer y a la madrugada de hoy en la mayoría de centros de privación de libertad”. Sin embargo, la dirección dijo que “no podía señalar” si se hicieron con fines investigativos.

La mañana de hoy, después de las declaraciones de Bucaram, la Fiscalía publicó un comunicado en el que se refería a “los actos intimidatorios proferidos por personas procesadas por la justicia a través de redes sociales y que podrían guardar investigaciones judiciales en marcha”. Según la Fiscalía, por ese motivo pidió a la Policía Nacional que “de manera inmediata” haga un análisis de riesgo y garantice la seguridad de los periodistas y de los otros denunciantes que investigan presuntos actos de corrupción. 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

El Ministro de Gobierno, Patricio Pazmiño, dijo que hay 3 sospechosos y que se hicieron dos allanamientos. Según Pazmiño, se han hecho varias diligencias y se están indagando al menos cinco indicios. Además, hoy el Ministerio anunció que se ofrecen 50 mil dólares de recompensa a quién dé “información verídica” que permita identificar a quién asesinó a Efraín Ruales.