El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) provincial de Esmeraldas se reunió hoy, 18 de enero. En su sesión, discutió las medidas que se tomarán por la serie de sismos —conocido como enjambre— que ha habido frente a la costa de la provincia desde el 8 de enero.  

|¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresia GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción.|

Rommel Salazar, director del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias del Ecuador (SNGRE), participó en una rueda de prensa después de la sesión del COE provincial. Salazar dijo que se está trabajando con las autoridades locales, provinciales y gubernamentales para atender las necesidades de la ciudadanía y prevenir las consecuencias de potenciales eventos sísmicos peligrosos. 

El enjambre comenzó el 8 de enero pasado en el océano Pacífico frente a las costas esmeraldeñas, al norte del país. Silvana Hidalgo, directora del Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional del Ecuador, dijo que es normal que haya varios sismos al día por el movimiento de las placas tectónicas. En un día con actividad sísmica normal, dijo Hidalgo, hay entre 10 y 15 al día. Por el enjambre, se han incrementado a más de 20. El día de mayor actividad fue el 16 de enero, cuando hubo 35. Ese día también se dio el temblor de mayor magnitud: de 4,9 grados. En los últimos dos días, la magnitud y la cantidad de sismos han bajado.

Los sismos han ocurrido entre 5 y 12 kilómetros de profundidad. Según Hidalgo, son considerados superficiales, por lo que los habitantes de la zona los han sentido. Un sismo es superficial hasta los 70 kilómetros de profundidad e intermedio hasta los 300 kilómetros. Como la magnitud de muchos de estos sismos ha sido baja —entre 2,0 y 4,9 grados— no se han percibido. 

PUBLICIDAD

La directora del Geofísico dijo que hay dos posibles escenarios. El más probable es que el enjambre se mantenga en los próximos días, pero que la magnitud y frecuencia de los sismos decrezca. Hidalgo recomendó que se revise “la salud de las edificaciones” de la zona —esto es, que se revise si han sido construidas siguiendo las normas técnicas que previene que sufran graves daños en eventos sísmicos. Si las construcciones no están bien reforzadas, al ser una zona con alta actividad sísmica, sus edificios podrían sufrir daños estructurales a medida que sigan ocurriendo los movimientos. 

El otro escenario menos probable, dijo Hidalgo, es que haya un sismo de mayor magnitud que genere un tsunami. Aunque su ocurrencia es menos factible, “es importante destacarlo porque negar esa posibilidad sería irresponsable”, dijo la directora del Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional.

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

El director del SNGRE dijo que en la reunión del COE participaron autoridades cantonales, provinciales y representantes de los ministerios en Esmeraldas —pero no especificó cuáles— para que el protocolo de respuesta a una emergencia esté operativo. Salazar dijo, además, que están haciendo simulacros constantes para evaluar que todos los pasos y tiempos están previstos en los protocolos se cumplan.  

Cecilia Angulo, gobernadora de Esmeraldas, dijo que las medidas de los protocolos se están “socializando con la población” para que no entre en pánico. Dijo que era importante que las personas estén tranquilas, y que tengan preparado su kit de emergencia y conozcan cómo deben comportarse en caso de un sismo. 

Desde el 8 al 18 de enero, según el Geofísico, hubo 123 eventos sísmicos en la costa de Esmeraldas.