EMaldita Ciencia ya os hemos contado todo lo que sabemos sobre los posibles efectos secundarios de las principales vacunas contra el COVID-19. Nos habéis preguntado si es cierto que la vacuna contra el COVID-19 puede causar una reacción a aquellas personas que se hayan hecho retoques estéticos.

¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción.

África González, catedrática de Inmunología del Centro de Investigaciones Biomédicas (CINBIO) y expresidenta de la Sociedad Española de Inmunología, explica a Maldita Ciencia que puede haber personas alérgicas a algunos de los componentes de cualquier vacuna que podrían tener una reacción alérgica tras ser vacunados. “En los millones de personas que se llevan ya vacunadas en el mundo en países como Israel, EE UU, Inglaterra o España se han descrito muy pocos casos de respuestas alérgicas y si las tienen, se han resuelto satisfactoriamente”, señala.

Tanto Pfizer como AstraZeneca han afirmado a Maldita Ciencia que al utilizarse sus vacunas no se han registrado efectos adversos en personas con retoques estéticos. El pediatra y miembro del comité editorial de la web de la Asociación Española de Vacunología José Antonio Navarro Alonso explica a Maldita Ciencia que con la vacuna de Moderna se declararon dos casos de hinchazón facial en dos mujeres que previamente habían recibido inyecciones cosméticas.

Estos casos están registrados y marcados como “resueltos” en un documento de la Administración de Medicamentos y Alimentos en Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) sobre la vacuna de Moderna. Por ejemplo, una mujer de 29 años sufrió un angioedema labial (un hinchazón) dos días después de vacunarse. El evento “se clasificó como médicamente significativo pero no se consideró un evento adverso grave”. La participante se había inyectado relleno dérmico en los labios en el pasado, aunque “se desconoce cuánto tiempo antes de la vacunación”. Además, informó haber tenido una reacción similar después de recibir una vacuna contra la gripe en el pasado.

Tanto la FDA como Navarro indican que quizás estos casos se debieran a una reacción inflamatoria resultante de la interacción entre el rellenado dérmico y la respuesta inmune postvacunal. La viróloga del laboratorio de coronavirus del Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC) Isabel Sola afirma a Maldita Ciencia que la respuesta inmune frente a infecciones virales podría generar reacciones inflamatorias en algunas personas que se han hecho implantes en días próximos a la vacunación, como rellenos dérmicos en labios o mejillas.

PUBLICIDAD

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

“Como la vacunación induce también una respuesta inmune, podrían aparecer algunas de estas reacciones que son transitorias y se resuelven con  tratamientos antiinflamatorios”, señala. Reacciones similares se consideran un efecto secundario poco frecuente de la vacuna frente a la gripe, según informa la viróloga y recoge la Asociación de Medicina Estética de Castilla-La Mancha.


Este contenido se publicó originalmente en Maldita.es y es republicado como parte de la red Latam Chequea.