Señor Pedro José Freile, 

Al revisar sus propuestas como candidato a la presidencia queda flotando en el ambiente una sensación de ambigüedad. Su figura remite a la contradicción por varios frentes: usted dice que desconfía de todos los políticos pero es uno; quiere acabar con la corrupción pero el origen de su partido está asociado a Daniel Mendoza, un delincuente sentenciado.

|¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

Si bien en varios aspectos sus propuestas, como la operación privada de los sectores de la salud y la educación a través de concesiones, suenan prácticas, es un exceso de pragmatismo utilizar un partido asociado en su origen a la corrupción como vehículo político para las elecciones, solamente porque el marco legal así se lo permite. Según el testimonio anticipado de Franklin Calderón, procesado por su relación con el escándalo de corrupción en la construcción del hospital de Pedernales, Daniel Mendoza negoció la creación de su movimiento AMIGO votando en contra del juicio político de Diana Atamaint. 

El proceso de inscripción del partido empezó con el nombre de Mejor Ec —que parece ser una versión nacional del partido local, Mejor, de Daniel Mendoza, en Manabí— pero finalmente se inscribió como AMIGO. En una entrevista en GK, usted dijo no tener conocimiento del origen de su actual partido, y sugirió que, sobre ese aspecto, sería mejor preguntarle al Consejo Nacional Electoral, CNE. Es ingenuo pensar que usted no está al tanto del asunto. Y, confiando en su buena fe, es más ingenuo aún —¿o conveniente?— no estar al tanto del asunto. “No puedo dar fe de un momento en el que no estuve”, afirmó en esa entrevista. Usted explicó que el Quinto Poder, movimiento al cual usted pertenecía, “tomó el control” de AMIGO para participar en las elecciones. ¿A qué se refiere con que “tomó control”? ¿Siguió un proceso legítimo para hacerlo? Y se lo pregunto porque ya, en otras organizaciones políticas como Unión Ecuatoriana, se denunciaron supuestos cobros a quienes buscan el respaldo del movimiento para una candidatura. Me gustaría, por lo tanto, escuchar su explicación sobre cómo es eso de que se “tomó el control”.

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

En el proceso de inscripción de su candidatura, el informe legal de departamento jurídico del CNE sugirió negar la solicitud de inscripción de su binomio. Además, AMIGO tuvo que pasar por la instancia de subsanación de documentos. El consejero Luis Verdesoto y el vicepresidente del CNE, Enrique Pita, se abstuvieron de votar a favor de permitirle subsanar documentos para continuar con el proceso. Verdesoto, recordando el vínculo de su partido con Daniel Mendoza, dijo no tener la certeza de que AMIGO cuente con la legitimidad y ética para postular a la candidatura. Tal como el consejero Verdesoto, a muchos ciudadanos nos falta esa certeza.

PUBLICIDAD

Si usted utiliza un partido manchado para lanzarse a la presidencia, en caso de ser mandatario, ¿qué otros medios dudosos utilizaría para alcanzar los fines que se proponga? 


Podría interesarte también:

Señor Lasso, ya no habrá forma de callarnos

César, ¿por qué insistes en ser candidato?


Otra cosa que me preocupa es que usted dice que va a ser el siguiente presidente del Ecuador pero cuenta con el 0,4% de la intención de voto, según una encuesta de Cedatos publicada el 7 de diciembre de 2020.  Según el mismo informe, usted está en onceavo lugar. Es decir, antes que usted hay otros 10 candidatos que podrían ganar.  Por lo tanto, usted tiene posibilidades ínfimas de llegar a gobernar. ¿A quién le conviene, entonces, su candidatura? ¿Para qué lanzarse a la presidencia cuando lo que el país reclama es unidad? Si sucede lo que es más probable, es decir que usted no obtenga la victoria, ¿de qué habrá servido su candidatura? 

La democracia no es un juego, señor Freile, pero usted parece no tomarla en serio. Parece que, para usted, lanzarse a la presidencia es un capricho personal. Honestamente no veo otro motivo para su candidatura. 

En la entrevista con María Sol Borja usted dijo que, de no llegar a ser presidente, se encargaría de que su plan se cumpla de todas formas porque es la solución para el país. ¿Por qué no entregó el plan al Gobierno actual y dio un paso al costado, tomando en cuenta que sus posibilidades de llegar al Palacio de Carondelet eran prácticamente nulas? 

Otras preguntas se vuelven necesarias al revisar la estructura de su partido. ¿Por qué no sirve la página web? ¿Por qué no se puede encontrar un teléfono de contacto del movimiento? ¿Por qué la sede de su partido está en Esmeraldas en lo que parece el interior de una vivienda particular? La conformación estructural de su partido resalta a la vista y es dudosa. Por todas estas ambigüedades, los ciudadanos esperamos que, tal como ha prometido públicamente, usted no utilice el dinero que le otorgará el Fondo de Promoción Electoral para hacer campaña de  lo que parece una mala jugada política y personal.

|Para saber las últimas actualizaciones sobre las Elecciones de 2021 en Ecuador, haz clic aquí|

Usted que dice desconfiar de todos los políticos por igual, entenderá entonces que de mi propia desconfianza nacen todas estas preguntas que le hago. Los jóvenes debemos involucrarnos en los debates sociales. Y, como usted mismo ha sugerido en sus apariciones públicas, no es bueno quedarse impávido frente a los políticos. Ojalá que usted, que aunque no le guste que le digan así, es un político, tampoco se quede impávido ante los cuestionamientos ciudadanos que aquí planteo y se interese en responderlos.