Ecuador llegó a un nuevo acuerdo técnico con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para acceder a un crédito de 6.500 millones de dólares. El presidente Lenín Moreno publicó lo confirmó en una publicación en Twitter el 28 de agosto de 2020. Según Moreno, es “¡una gran noticia para Ecuador!”. 

|¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

El acuerdo anterior que tenía el país con el Fondo —firmado en marzo de 2019 por 4.200 millones— fue dado de baja en mayo de 2020 porque se necesitaba uno “que atienda la nueva realidad del país”, según Richard Martínez, ministro de Economía y Finanzas. Martínez dijo que el país —por el impacto sanitario, social y económico de la pandemia— amerita que se expandan otros gastos, como el de protección social, para entregar transferencias a los más pobres. 

Ceyda Oner, jefa de misión del Fondo, se reunió virtualmente con representantes del Ecuador el 29 de julio y el 27 de agosto para discutir el apoyo del FMI a los nuevos planes de las autoridades después del covid-19 y la caída del precio del petróleo. Por estos motivos, se espera que la economía nacional se contraiga en un 11% en 2020.

Según el FMI, el nuevo acuerdo “apoyará las políticas de Ecuador para ampliar la cobertura de los programas de asistencia social” y ayudará a “garantizar la sostenibilidad fiscal y de la deuda”. Además, dicen que amortiguará la recesión y protegerá de “nuevas tensiones” a la economía del país. 

PUBLICIDAD

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

El programa de Ecuador que será respaldado por el Fondo tendrá como objetivos principales proteger la vida, los medios de vida de la población y restaurar la estabilidad macroeconómica. El acuerdo espera, según el FMI, “garantizar la sostenibilidad de las finanzas públicas y fortalecer las instituciones nacionales para sentar las bases de un crecimiento sólido, duradero e inclusivo” en Ecuador. Otro de los objetivos será fortalecer la dolarización y proteger el poder adquisitivo de los ecuatorianos.

El nuevo convenio durará 27 meses y se da dentro del marco del  Servicio Ampliado del Fondo (SAF), que da asistencia financiera a los países con problemas económicos o de crecimiento lento. Lo logrado por Ecuador todavía es un acuerdo a nivel técnico, y está sujeto a la aprobación de la gerencia del FMI y del Directorio Ejecutivo en las próximas semanas. 

Además, dice el comunicado del Fondo, el país debe moderar el gasto corriente y de capital, una reforma tributaria integral, y una mejor gobernanza del gasto público. Otro de los compromisos de las autoridades ecuatorianas para cumplir con el acuerdo del FMI es promover reformas que respalden la recuperación económica y pongan las bases para un “crecimiento sólido, duradero e inclusivo”.   

|Para saber las últimas actualizaciones del Covid-19 en Ecuador, haz clic aquí| 

El crédito es distinto al desembolso de 643 millones que entregó el FMI a Ecuador en mayo de 2020 a través el Instrumento de Financiamiento Rápido (IRF) creado para necesidades urgentes. Ese dinero será usado exclusivamente, según para cubrir los gastos de la crisis sanitaria por el covid-19 y para apoyar a los sectores más afectados del país como el sistema de salud.