Todo lo que sabemos sobre la gran flota pesquera que pesca al pie de las Galápagos

  • Se detecta una numerosa flota pesquera que amenaza a las Galápagos

    • flota pesquera en Galápagos

      Fotografía tomada del Twitter del Ministerio de Defensa.

    El 16 de julio de 2020, la Armada del Ecuador emitió un boletín que alertaba sobre la presencia de 260 buques extranjeros cerca del mar territorial ecuatoriano. Durante una rueda de prensa, en la mañana del 23 de julio, el ministro de Defensa del Ecuador, Oswaldo Jarrín, aseguró que las embarcaciones “se mantienen en aguas internacionales y que aún no han ingresado al país”. 

    |Como a muchas otras industrias, la emergencia sanitaria está afectando la capacidad de los medios de financiarse. Si nuestro trabajo te ayuda a estar mejor informado, #haztuparte aquí|

    Jarrín informó que se conoce de la “numerosa flota pesquera que viene desde el Pacífico Sur” desde hace un mes porque al inicio la flota se encontraba en Perú. Según el ministro, el país ya estaba en alerta porque veían a la flota aproximarse a territorio ecuatoriano. A inicios de julio, el Comando de Operaciones Navales de Guayaquil, determinó a través de un monitoreo satelital, que los barcos son flotas parecidas a las que últimamente aparecen cerca de las Galápagos. 

    Según Walter Bustos, ex director del Parque Nacional Galápagos, esta flota de bandera china está pescando justo afuera del límite de las 188 millas de la Zona Económica Exclusiva Insular (ZEEI) del Ecuador.  Una Zona Económica Exclusiva (ZEE) es un área en el océano sobre la cual un país tiene jurisdicción. En la ZEE, el Estado ecuatoriano tiene derechos de soberanía con fines de exploración, explotación y conservación de los recursos naturales vivos y no vivos en las aguas, suelo y subsuelo del mar, es decir que en estas zonas, el país puede decidir si es que puede o no haber libre tránsito de las embarcaciones. En Ecuador hay dos: una en la parte costera del país y otra en Galápagos, entre ambas hay 3500 millas de extensión. 

    “Estos son barcos de factoría, por lo que si es que ellos quieren, pueden permanecer ahí hasta más de medio año”, dice Bustos, quien también es experto en Gestión Ambiental y Manejo de Recursos Naturales. Además explica que los buques de factoría son aquellos que en la misma embarcación tienen lugares de almacenamiento y procesamiento de pesca. Por lo que desde ahí ellos ya pueden mandar paquetes listos o enlatados del producto que pesquen. En pocas palabras, son plantas procesadoras de pesca móviles. 

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

    Durante su intervención en la rueda de prensa, el Ministro de Defensa explicó que entre Galápagos y la Zona Económica Exclusiva Insular hay un corredor de aguas internacionales, en donde “ningún país tiene jurisdicción”. Además Jarrín expresó su preocupación por el impacto que esos barcos puedan tener en la biodiversidad de Galápagos. El archipiélago es desde 1984, Reserva de la Biósfera por la UNESCO y alberga a cientos de especies de flora y fauna que no se encuentran en ninguna otra parte del mundo. 

    El ministro Jarrín también afirmó que la presencia de estas embarcaciones no es nueva y que si los barcos llegasen a entrar a la reserva marina de Galápagos, que es la segunda más grande del mundo, “la Fuerza Naval actuará como corresponde”. Aunque el ministro no especificó cuáles serán esas acciones, según el artículo 247 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), si es que una persona pesca, trafica o comercializa productos que sean derivados de la flora y fauna marina o terrestre, será sancionada sancionada con pena privativa de libertad de uno a tres años. En el caso de la reserva marítima de Galápagos se aplicaría la pena máxima prevista por ocurrir dentro del Sistema Nacional de Áreas Protegidas.

    El Presidente del Consejo de Gobierno de Galápagos, Norman Wray, se pronunció con respecto a las flotas diciendo que la Armada Nacional hace monitoreo marítimo y aéreo de las áreas económicas exclusivas y sus límites para evitar violación al mar territorial. “Hay que tener una reacción regional frente a la pesca depredadora. Hay regulaciones internacionales y en el momento en que ingresen a la Zona Económica Exclusiva, se debe tomar medidas”, dijo Wray en un comunicado.

    La Reserva Marina Galápagos es una de las diez reservas marinas más importantes del mundo Todas las especies que la habitan están protegidas y está prohibida la pesca industrial en sus aguas. Sin embargo, desde el 2008 embarcaciones —principalmente originarias de China— han pescado ilegalmente no solo peces pelágicos, como el atún y otras especies de comercialización, sino también especies protegidas que salen desde Galápagos como los tiburones. 

    El 14 de agosto de 2017 la armada del Ecuador capturó a un buque chino con alrededor de 300 toneladas de pesca.  Según un comunicado, la embarcación Fu Yuan Yu Leng 999 contenía más de 6.000 tiburones congelados de pesca ilegal. Entre estos había tiburones Zorro ojón, Mako,  tiburones silky y tiburones martillo (que se encuentran en grave  peligro de extinción). Tras esta captura, salió a la luz además, que una flota de alrededor de 300 embarcaciones pesqueras chinas se ubicaba en aguas internacionales, al límite sur de la Zona Económica Exclusiva (ZEE) del Ecuador.

    |Para saber las últimas actualizaciones del Covid-19 en Ecuador, haz clic aquí|

    Después de esto, la Unidad Judicial Multicompetente de Puerto Baquerizo Moreno dictó el 27 de agosto de 2017 una sentencia de cuatro años de prisión al capitán del barco, tres años para sus colaboradores cercanos y un año para los demás miembros de la tripulación. Impuso, además, una multa de 5,9 millones de dólares para la reparación material del parque nacional Galápagos. Una sanción respecto de la que, según Bustos, “realmente no se ha hecho nada para cobrar esos valores”.  

  • Aún fuera de su reserva, las flotas pesqueras representan un grave problema para Galápagos

    • flota pesquera en Galápagos

      Fotografía tomada del Twitter de la Armada del Ecuador

    La flota de 206 buques extranjeros que se encuentran pescando al pie de la reserva marina de las Islas Galápagos, una de las 59 áreas protegidas del Ecuador, representa un grave peligro para la biodiversidad del archipiélago.

    |Como a muchas otras industrias, la emergencia sanitaria está afectando la capacidad de los medios de financiarse. Si nuestro trabajo te ayuda a estar mejor informado, #haztuparte aquí|

    Las embarcaciones que están cerca de las Galápagos utilizan, en su mayoría, un sistema de pesca llamado palangre. El palangre es un método de pesca que, a pesar de estar prohibido, sigue siendo utilizado por varias flotas. Esta técnica usa líneas de pesca con anzuelos que tienen la capacidad de sumergirse hasta 50 metros, por lo que pueden llevarse fácilmente a todo lo que se cruce en su camino, sin distinción alguna. 

    “Si hablamos que son más de 206 barcos, estamos hablando tranquilamente de más de 3000 kilómetros de redes de pesca que se montan en el océano. Se arma una muralla con el palangre y se ubican en esta zona de aguas internacionales en espera de lo que traiga la corriente de Humboldt”, dice Walter Bustos, ex Director del Parque Nacional Galápagos y experto en Gestión Ambiental y Manejo de Recursos Naturales, quien explica cómo actúan estas embarcaciones. 

    El sector pesquero de Galápagos, es reglamentado y ordenado por la autoridad ambiental del lugar y califica solamente como “pesca artesanal”.  Por otra parte, según Alberto Andrade, representante del colectivo Frente Insular, el sector industrial es una gran empresa “depredadora”, por lo que la cantidad que pesca un barco industrial chino, como los que ahora se encuentran a las afueras de las Islas,  “no la pescaría jamás un pescador artesanal ni en el plazo de un año”, dijo Andrade. Sin embargo, varios expertos han dicho que la pesca artesanal no regulada podría ser también un problema para las islas

    Según datos de 2017 del Parque Nacional Galápagos, la flota industrial de China es la más grande del mundo. Tiene alrededor de 2500 buques, con los cuales pesca alrededor de 25 millones de toneladas de peces y otras especies marinas al año. Además, según los mismos datos, las Islas Galápagos han tenido conflictos con estos buques en varias ocasiones. Desde el 2009 han sido capturados 19 barcos pesqueros que han estado dentro  de actividades ilícitas como la pesca, tenencia, transporte y comercialización de especies protegidas. En 2017, carguero chino Fu Yuan Yu Leng 999 fue capturado por la Armada de Ecuador por entrar a la reserva marina galapagueña. Según la Armada, el carguero llevaba más de 300 toneladas de especies pescadas y además contenía más de 6.000 tiburones congelados en sus bodegas. Andrade también dijo que esta gran flota pesquera está formada por barcos cargueros, pesqueros y de combustible. A diferencia de las embarcaciones pesqueras artesanales, estos utilizan “graves aparatos industriales”, como lo es el palangre, para ejecutar sus actividades. 

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

    Como dijo el Ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, en la rueda de prensa que dio el 23 de julio, mientras las embarcaciones estén en aguas internacionales, “la  Fuerza Naval, no podrá actuar hasta que se encuentren dentro del territorio ecuatoriano.” Walter Bustos dice que el mayor conflicto radica en el hecho de que en aguas internacionales nadie tiene jurisdicción, por lo que  “es muy importante que se construya una figura de protección regional para enfrentar este tema porque Ecuador solo no lo va a poder hacer.” 

    Bustos dice, además, que Ecuador no es el único país que está sufriendo la presencia de estas embarcaciones. Perú, Chile y Argentina también están en constante monitoreo de las flotas chinas que se aproximan a su territorio. 

    El Ministro de Defensa aseguró que desde el 24 de julio, se ejecutará el operativo Triángulo de Seguridad, para proteger al mar ecuatoriano. Su estrategia consiste en integrar los tres puertos de aguas profundas que hay en el país: Puerto Bolívar, en la provincia del Oro, Posorja en la del Guayas y el de Manta, en la provincia de Manabí. 

     Estos tres, junto con el puerto de Esmeraldas se unirán para formar un triángulo y así controlar las actividades ilegales que se puedan dar en aguas ecuatorianas. Para la implementación de este operativo, la empresa DP World construirá un muelle en Posorja. En Manta, la compañía Agunsa hará lo mismo. De acuerdo al ministro Jarrín, países vecinos como Perú y Colombia también se unirán a la estrategia. 

    |Para saber las últimas actualizaciones del Covid-19 en Ecuador, haz clic aquí|

    La Defensoría del Pueblo emitió un comunicado el 23 de julio en el que “condena internacionalmente” la presencia de la flota de buques extranjeros cerca de las Galápagos. El organismo dijo que estos hechos afectan directamente su reserva marina, patrimonio natural de la humanidad. Además hizo un llamado al Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, al Ministerio de Defensa, al Ministerio de Ambiente y Agua, al Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables y a la Fiscalía General del Estado para que estén alertas a lo que sucede cerca de la región insular. 

  • La ballena Esperanza, perdida cerca de donde se encuentra la flota pesquera china

    • tiburón ballena Esperanza

      Fotografía tomada de la página oficial del Galápagos Whale Shark Project.

    El presidente del Consejo de Gobierno de Galápagos, Norman Wray anunció en su cuenta de Twitter que Esperanza, un tiburón ballena que llevaba un chip rastreador, dejó de transmitir hoy después de haberlo hecho por 280 días

    |Como a muchas otras industrias, la emergencia sanitaria está afectando la capacidad de los medios de financiarse. Si nuestro trabajo te ayuda a estar mejor informado, #haztuparte aquí|

    Wray dijo que el tiburón ballena se encontraba entre la Zona Exclusiva Económica Insular y la Reserva Marina Galápagos, entre las cuales hay 350 millas de distancia, cerca de donde pescan, 206 buques chinos al suroeste de las islas. “Los puntos blancos y la flota china, ¿coincidencia?”, se preguntó Wray en la red social. Sin embargo, según expertos, Esperanza estaba al oeste de las islas. Lo que ha llamado la atención de los expertos, y los hace suponer que el tiburón ballena podría haber sido capturado, es que en sus últimos minutos de transmisión, Esperanza nada a 8 nudos, cuando un tiburón ballena máximo lo hace a 3.

    Aún no se sabe a ciencia cierta qué pasó con el gran pez. “Hay un impacto negativo porque obviamente las especies no conocen límites ni fronteras y salen y entran de la Reserva Marina constantemente, además estos son barcos que utilizan long-line (palangre), entonces ahí la pesca no es selectiva”, dice Sofía Darquea, guía naturalista de Galápagos. 

    Darquea explica que entre los animales que pueden quedar atrapados pueden estar tiburones, como Esperanza, mantarrayas, lobos y tortugas marinas, entre otras especies que no deben pescarse. El Parque Nacional Galápagos es una Reserva de Biósfera y Patrimonio Natural de la Humanidad por la Unesco. Sus especies de flora y fauna no se pueden encontrar en ningún otro lugar del mundo. Muchas se encuentran en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) de especies en peligro de extinción. 

    A pesar de que se ha confirmado que la flota pesquera de 206 barcos aún no ha entrado al mar territorial ecuatoriano, el hecho de que esté al pie de las Galápagos es ya un riesgo para el archipiélago. La flota usa el palangre, un sistema de pesca altamente peligrosa para la biodiversidad de la reserva marina. Utiliza anzuelos que tienen la capacidad de sumergirse hasta a 50 metros de profundidad, capturando todo tipo de especie que se cruce en sus líneas. “Ecuador protege a las especies que están dentro de la Reserva Marina, pero ¿qué pasa cuando estas salen?”, dice Darquea. 

    Darquea afirma que el problema es complejo porque Ecuador tiene tratados con países como China para que en los 188 kilómetros de Zona Económica Exclusiva Insular sus naves puedan pescar. Además, sostiene que “por temas políticos” al Ecuador no le conviene afectar su relación con estos países.

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

    La Zona Económica Exclusiva Insular, es un espacio designado por la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (Convemar), en el que los países pueden decidir si se permite o no el libre tránsito de las embarcaciones. En cambio, la Reserva Marina, en el caso de Galápagos, fue creada y delimitada específicamente para restringir la mayor cantidad de activdades humanas. Solo están permitidas la pesca artesanal y el turismo, siempre que cumplan con un protocolo para la protección de las especies nativas, endémicas y migratorias. 

    “Sabemos que las especies del corredor marítimo que llega hasta Costa Rica, tiene especies únicas y protegidas, pero lastimosamente también sabemos que  la industria pesquera china, no perdona nada”, dice Alberto Andrade, representante del colectivo Frente Insular. Andrade sostiene que es precisamente por estas especies que están en la lista de animales en peligro de extinción que los turistas desean visitar Galápagos. El turismo también es un problema preocupante en las Galápagos, pues su exceso puede desequilibrar sus ecosistemas. Sin embargo, es una de las principales fuentes de trabajo de las personas que habitan el archipiélago, a mil kilómetros de las costas continentales del Ecuador.

    La pesca indiscriminada ha sido desde siempre un problema en Galápagos. Por ejemplo, en el caso del pepino de mar, que es con el único producto con el que la pesca artesanal de Galápagos y la pesca industrial China tienen un acuerdo. En el 2015, después de cuatro años de estar en veda, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca y el Consejo de Gobierno acordaron permitir su captura, con la condición de que se haga un monitoreo poblacional cada año, por lo que si hay menos de once individuos de esta especie por cada cien metros cuadrados, se prohíbe su pesca. El pepino de mar estuvo cerca de la extinción a finales del siglo pasado. 

    |Para saber las últimas actualizaciones del Covid-19 en Ecuador, haz clic aquí|

    A estos problemas, se ha sumado en los años recientes la actividad de las flotas pesqueras internacionales, en especial de la China, que según varios expertos es la más grande del mundo. “El impacto es incalculable, el impacto es tremendo, no hay control de quienes están en esos barcos, hay menores de edad y hay especies protegidas ahí dentro. Se puede decir que esta es una acción tan ilícita como el narcotráfico”, dice Walter Bustos, ex director del Parque Nacional Galápagos, que fue parte del operativo que capturó a la embarcación Fu Yuan Yu Leng 999 en 2017. “Cuando nosotros abrimos el barco, en esas bodegas vimos todo el proceso y encontramos la presencia de 600 toneladas de especies protegidas en un solo barco”, cuenta Bustos, y explica que esta cantidad de especies fueron encontradas solamente en uno de los 350 barcos que llegaron en esa época. Hasta el cierre de esta nota, no había más información oficial sobre el paradero de Esperanza. 

     

  • El gobierno conformó un equipo para la protección de Galápagos y sus recursos marítimos

    • protección de Galápagos

      Fotografía tomada del archivo del Ministerio del Ambiente.

    El  27 de julio de 2020, el presidente Lenín Moreno anunció la creación de un equipo de expertos para diseñar una estrategia de protección para las islas Galápagos. El anuncio llega once días después de que la Armada del Ecuador alertara sobre la presencia de 260 buques pesqueros y de abastecimiento al borde del límite territorial de las Islas Galápagos. 

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

    En una publicación de su cuenta de Twitter, Moreno dijo que el equipo para diseñar una estrategia de protección de las islas estará encabezado por el Canciller, Luis Gallegos Chiriboga. También incluye a expertos como la exministra de Ambiente, Yolanda Kakabadse, y el exalcalde de Quito, Roque Sevilla. Según Moreno, este equipo es una alianza entre el sector público y el sector privado. 

    Desde el 23 de julio, autoridades del gobierno se han pronunciado sobre la flota pesquera china al límite del territorio marítimo ecuatoriano. El ministro de defensa Oswaldo Jarrín anunció en una rueda de prensa que si esta flota entra a la reserva marina de Galápagos, “la Fuerza Naval actuará como corresponde”. Según el artículo 247 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), si una persona pesca o comercializa productos o derivados de la flora y fauna de Áreas Protegidas del país, será sancionada tres años de prisión. 

    El fin de semana del 25 de julio, el presidente Moreno también anunció que trabajará “en una postura regional para defender y proteger la Zona Económica Exclusiva alrededor de la Reserva Marina de Galápagos”. 

    El Ministro del Ambiente y Agua encargado, Paulo Proaño, dijo en su cuenta de Twitter que el Ministerio colaborará “con los actores de la sociedad civil de reconocida trayectoria en el ramo, para aumentar el nivel de protección sobre las especies únicas de Galápagos”.

    Yolanda Kakabadse es psicóloga de profesión, pero se ha dedicado a trabajar temas de conservación ambiental por la mayor parte de su vida profesional. En 1979 fue nombrada Directora Ejecutiva de la Fundación Natura en Quito, una ONG que manejó programas y proyectos de conservación de la biodiversidad y manejo sustentable de los recursos naturales del Ecuador. La ONG fue fundada por Roque Sevilla, otro de los miembros del equipo, en 1976.

    |Como a muchas otras industrias, la emergencia sanitaria está afectando la capacidad de los medios de financiarse. Si nuestro trabajo te ayuda a estar mejor informado, #haztuparte aquí|

    Kakabadse creó la Fundación Futuro Latinoamericano, dedicada al desarrollo sostenible en Latinoamérica, en 1993. Fue presidenta del Fondo Mundial para la Naturaleza ( WWF, International  por sus siglas en inglés), una de las mayores organizaciones a nivel mundial en temas de conservación de la naturaleza, desde 2010 a 2017. También fue Ministra del Ambiente de Ecuador entre 1998 y 2000, durante el gobierno de Jamil Mahuad. 

    En el equipo también participa Roque Sevilla, un empresario quiteño “con trayectoria en el emprendimiento, la conservación de la naturaleza y el desarrollo sostenible de la ciudad”, según su página web. Sevilla fue miembro del directorio de la WWF y presidió en 2008 la Comisión de la Iniciativa Yasuní-ITT, que buscaba evitar la explotación petrolera de la zona intangible del Parque Nacional Yasuní. Fue asambleísta en 1997, durante el gobierno de Fabián Alarcón, y Alcalde de Quito desde 1998 a 2002. 

    Sevilla es director ejecutivo de Grupo Futuro, que incluye empresas como: Seguros Equinoccial, Metropolitan Touring, el hotel Mashpi Lodge, al noroccidente de Quito, y el Finch Bay, un hotel exclusivo ubicado en la isla Santa Cruz, Galápagos. 

    |Para saber las últimas actualizaciones del Covid-19 en Ecuador, haz clic aquí|

    Tres días antes del anuncio de Moreno, el 22 de julio la Cancillería participó en una reunión virtual con el Ministro de Relaciones Exteriores de China. Aunque el Canciller presidirá también el equipo para la protección de Galápagos, durante esta reunión no se pronunció sobre la flota china en las fronteras de Galápagos. La Cancillería dijo que “China ha sido uno de los principales países que ha demostrado su solidaridad con el Ecuador, entregando donaciones de insumos médicos, asistencia técnica, y contribuciones económicas”.

  • China aceptó que Ecuador supervise los barcos pesqueros chinos que están cerca de Galápagos, según Cancillería ecuatoriana

    • China aceptó un acuerdo con Ecuador

      Fotografía tomada de la cuenta de Twitter de la Cancillería del Ecuador

    El Canciller Luis Gallegos Chiriboga, informó la mañana del 5 de agosto de 2020,  que China aceptó un acuerdo sobre los barcos pesqueros chinos que están cerca de la Zona Económica Exclusiva Insular (ZEEI) del Ecuador en Galápagos. 

    ¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción.

    Según el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, China aceptó que Ecuador supervise los barcos pesqueros chinos que están en alta mar y cerca de las Galápagos. Además, pidió informar al gobierno chino de inmediato en caso de que las autoridades ecuatorianas detecten cualquier indicio de pesca ilegal por parte de la flota pesquera. El gigante asiático también aseguró que establecerá una política de cero tolerancia y que “castigará severamente” a todas las embarcaciones y empresas chinas que estén involucradas en la pesca ilegal.

    Otra de las acciones que tomará China es una moratoria de pesca durante varios meses en el área de alta mar cercana a la zona de protección de Galápagos. La moratoria significa que se suspenderán las actividades pesqueras durante un período de tiempo. Según lo propuesto por China, este cese de actividades sería de septiembre a noviembre todos los años a partir del 2020, y durante ese tiempo, las flotas no podrán realizar ninguna actividad. 

    Ecuador y China también acordaron encontrar una solución inmediata y permanente con respecto a este problema a través de medios diplomáticos. Para eso, la Cancillería, plantea trabajar con organizaciones internacionales y establecer normas universales que protejan los recursos de alta mar y del medio ambiente marino en general. Se buscará la cooperación especial de instituciones vinculadas a las Naciones Unidas que tienen experiencia en mejorar los mecanismos de protección de los recursos del mar.

    |Para saber las últimas actualizaciones del Covid-19 en Ecuador, haz clic aquí|

    El Canciller Gallegos dijo que se tomarán acciones inmediatas para participar en organizaciones de ordenamiento pesquero como son la Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT) y el Organismo Regional de Ordenamiento Pesquero del Pacífico Sur (OROP-PS). También se trabajará con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO),  para actualizar el Código de Conducta de Pesca Responsable. El Estado además reestructurará el Comité Interinstitucional del Mar (CIM) que está encargado de coordinar la política nacional del Ecuador relativa al espacio marítimo. 

    El 16 de julio de 2020 la Armada del Ecuador alertó sobre la presencia de 260 buques pesqueros y de abastecimiento fuera de la Zona Económica Exclusiva de las Islas Galápagos. El 23 de julio, el ministro de defensa, Oswaldo Jarrín, explicó durante una conferencia de prensa que al estar fuera de la Zona Económica Exclusiva sobre la cual Ecuador tiene jurisdicción, la flota no estaba legalmente dentro de territorio ecuatoriano, y que por eso no se podía hacer nada. Sin embargo aseguró que en caso de entrar a la reserva marina de Galápagos, la Fuerza Naval intervendría para defender la soberanía del país. 

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

    Ante la creciente preocupación por la flota pesquera, el 27 de  julio de 2020, el presidente Lenín Moreno anunció la creación de un equipo de expertos para diseñar una estrategia de protección frente a las amenazas de pesca ilegal en las islas Galápagos.

  • China prohíbe a su flota pescar cerca de Galápagos

    • china prohibida de pescar cerca de Galápagos

      Fotografía tomada de la cuenta de Twitter de la Armada del Ecuador.

    El gobierno chino anunció que prohibirá la pesca de sus sus embarcaciones en alta mar al “oeste de la reserva marina” de las islas Galápagos. Durante una rueda de prensa, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Wang Wenbin, anunció que la actividad pesquera en el occidente del archipiélago estará prohibida desde septiembre hasta noviembre de 2020. Según Wenbin esta medida ha sido “apreciada” por el Ecuador, aunque hasta el momento las autoridades ecuatorianas no se han pronunciado al respecto. 

    ¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción.

    La moratoria de pesca es uno de los  acuerdos a los que el gobierno ecuatoriano y chino llegaron ayer. El Canciller de Ecuador, Luis Gallegos Chiriboga, informó que el gobierno chino aceptó que el Ecuador supervise a los barcos pesqueros de la China que se encuentran cerca de la Zona Económica Exclusiva Insular (ZEEI) de Galápagos. Según Gallegos, Ecuador podrá informar al gobierno chino si se detecta pesca ilegal por parte de la flota china. China aseguró que tendrá “tolerancia cero ” con sus embarcaciones que violen las disposiciones sobre las áreas permitidas para extraer pescados.

    Hoy se cumplen tres semanas desde que la Armada del Ecuador alertó sobre la presencia de 260 buques pesqueros y de abastecimiento al borde de la Zona Económica Exclusiva de las Islas Galápagos.

    Una Zona Económica Exclusiva (ZEE) es una franja marítima sobre la cual un país tiene jurisdicción. En la ZEE de Galápagos, el Estado ecuatoriano tiene derechos de soberanía y puede decidir si es que puede o no haber libre tránsito de embarcaciones de otros países. En Ecuador hay dos zonas económicas exclusivas: una en toda la parte costera continental del país y otra alrededor de las islas Galápagos —ambas suman 3500 millas de extensión. Sin embargo, en medio de las dos ZEE hay una franja de aguas internacionales que forma una especie de canal donde pueden realizar actividades como pesca o exploración científica. Es así donde se encuentra la flota de 260 buques de pesca, la mayoría de China. 

    La presencia de embarcaciones como las de la flota pesquera china es riesgosa porque realiza pesca de profundidad con una técnica llamada palangre. Este sistema de pesca utiliza anzuelos, que tienen la capacidad de sumergirse hasta a 50 metros en el océano y  capturar todo tipo de especies marinas —incluso las protegidas y cuya pesca está prohibida. Aunque las embarcaciones estén fuera del límite territorial de Galápagos, es muy probable que pesquen especies protegidas de las islas, ya que los animales no conocen de límites geopolíticos. 

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

    La amenaza de las flotas pesqueras a la biodiversidad galapaguense ha sido una preocupación constante. El 14 de agosto de 2017, la Armada del Ecuador capturó a un buque chino con alrededor de 300 toneladas de peces. Dentro del buque había más de 6.000 tiburones congelados, productos de pesca ilegal. Entre los tiburones encontrados se encontraban especies en peligro de extinción como tiburones zorro ojón, mako,  tiburones silky y tiburones martillo.

  • Ir a Arriba