El Covid-19 tiene el potencial de desencadenar una recesión mundial y podría provocar pérdidas millonarias este año. Según la Conferencia sobre Comercio y Desarrollo de la Organización de Naciones Unidas (ONU), podría costarle al planeta más de 2 billones de dólares solo en 2020 (sí, billones en español). La  más reciente pandemia que ha vivido la humanidad, podría costar 35 veces más de lo que costó la influenza AH1N1 entre 2009 y 2010. Lo que podría pasar mañana es casi imposible de predecir. Según expertos, es la mayor incertidumbre en la historia de la economía global. 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

Hasta el momento solo una cosa es segura: la economía mundial será diezmada por el virus. El economista Víctor Hugo Albán, vicepresidente del Colegio de Economistas de Pichincha, explica que esta pandemia ha golpeado con tanta fuerza al mundo porque hay muchas industrias en China —el país con el mayor número de contagiados y de muertos por Covid-19 hasta el momento— que rápidamente se convirtieron en los principales proveedores de materias primas a Estados Unidos, Japón, Australia y otros países. Antes del nuevo coronavirus, explica Albán, el crecimiento de la economía china era del 15% anual. En tres meses, se redujo a 5% y,  por su nivel de influencia, eso redujo el crecimiento mundial del 6,5 al 2%. 

Es una reacción viral en cadena: si paran las industrias chinas, el resto del mundo va más despacio. Por ejemplo, una industria china que producía plásticos cerró por el Covid-19 y no pudo exportarlo a las personas que empacan salsa de tomate en Ecuador. Los empacadores no pueden darle los paquetes al distribuidor y este, a la vez, no puede entregar la salsa de tomate para que una de las cadenas más importantes de comida rápida en Ecuador se la dé a sus clientes con sus órdenes. No se trata solo de papas fritas con mayonesa en lugar de salsa de tomate: son miles de dólares perdidos en apenas una cadena de negocios en un pequeño país latinoamericano. A escala mundial el golpe es mucho más fuerte. 

Entretenimiento

Reprogramar conciertos, cambiar de fechas las eliminatorias del Mundial de Fútbol 2022, posponer estrenos de películas, podrían representar una pérdida millonaria. Para el cine, por ejemplo, podría superar los 5 mil millones de dólares. En China, el segundo territorio más importante en términos de taquilla, las salas de cine han estado cerradas durante semanas. Las restricciones por el virus ya están comenzando a mostrar su impacto en las ganancias de las salas en Corea del Sur, Italia y Japón, el tercer mercado de películas más grande del mundo. La pérdida podría aumentar considerablemente si en Estados Unidos, el mercado más importante de la industria, se ponen restricciones similares. Hasta el momento la mayoría de salas de cine en ese país permanecen abiertas. 

PUBLICIDAD

El cine no es el único afectado por el coronavirus. Teatros —como los de Broadway en Nueva York—, estadios deportivos y museos de todo el mundo cerraron sus puertas para ayudar a reducir la propagación del virus. Más de 200 eventos deportivos han sido cancelados o pospuestos por la pandemia, y el futuro de las Olimpiadas Japón 2020 es todavía incierto. Lo mismo ha sucedido con conciertos y festivales planificados para los próximos dos meses. 

Turismo

El Covid-19 ha dejado muchos turistas en casa. China es reconocido por la Organización de Turismo de las Naciones Unidas (OMT) como un “verdadero líder en turismo global”. Es una fuente de visitantes para otros países y un destino muy concurrido. Según el Instituto de Investigación de Turismo de Salida de China, en 2019 los turistas chinos que viajaron al extranjero generaron ingresos de más de 73 mil millones de dólares. Este año esperan que las cifras sean mucho menores por la reducción de ingreso y salida de turistas. 

La reducción del turismo chino afecta, también, a otros países. Vietnam perderá hasta 7,7 mil millones de dólares solo hasta fines de marzo. Tailandia, Indonesia, Singapur, Corea del Sur, Malasia, Camboya, Hong Kong, Japón, Australia, Francia, India, Estados Unidos y muchos otros verán a sus negocios turísticos ser afectados por la pandemia. Las aerolíneas —esenciales en la cadena— podrían perder más de 113 mil millones en 2020. Más de treinta líneas importantes de cruceros han suspendido totalmente sus actividades, aunque todavía no hay un cálculo oficial de cuánto dinero perdería esta industria.

Manufactura

En apenas tres meses, la actividad de las fábricas de China se redujo 10 puntos en el Índice de gestores de compras (PMI por sus siglas en inglés). Este índice mide la situación económica de un país basándose en los datos de producción mensual de sus empresas más importantes. Según el índice, una caída drástica como la de China, es un síntoma de una posible recesión nacional. Las fábricas en áreas afectadas por el Covid-19 fueron cerradas por completo como medida de prevención. Esto causó interrupciones en la cadena de suministro de la que dependen muchos países con vínculos económicos con China para producir otros productos. 

Por ejemplo, la falta de trabajadores en Foxconn, que fabrica la mayoría de los iPhones de Apple en China, podría provocar que la empresa entregue entre un 5 y un 10% menos de iPhones  a nivel mundial solo en este trimestre. 

Fuera de China, la pandemia también ha afectado las cadenas de suministro, porque otros gobiernos también han tomado medidas inmediatas para frenar la propagación del virus. Según el Harvard Business Review, el pico del impacto será justo en estos días, a mediados de marzo. Eso obligará “a miles de empresas a reducir o cerrar temporalmente las plantas de ensamblaje y fabricación en Estados Unidos y Europa». Las exportaciones e importaciones de todo el planeta se verán severamente golpeadas.

Petróleo

La reducción en la actividad económica mundial redujo, también, la demanda de petróleo, lo que provocó que los precios del crudo cayeran a niveles históricos. El desplome fue aún mayor cuando la OPEP y Rusia no se pusieron de acuerdo en los recortes de producción, desencadenando una guerra de precios y descuentos entre Arabia Saudita y Rusia. El precio del barril de petróleo en todo el mundo ha caído entre el 30% y el 20%. En Ecuador, se redujo un 40%, de 51 a 31 dólares por barril. 

Los precios bajos de petróleo contribuyen a una disminución del crecimiento económico de los países exportadores. Goldman Sachs, un banco multinacional de inversión y una empresa de servicios financieros, advirtió que los bajos niveles de precios “comenzarán a crear una tensión financiera aguda”. Como en Ecuador, que, según el presidente Lenín Moreno, pierde 8 millones de dólares cada día. Goldman Sachs dice el precio del barril podría caer por debajo de los 20 dólares, lo que no justificaría el costo de extracción en varios países, incluyendo el nuestro. 

§

En China el virus está cada vez más controlado y se espera que las actividades se retomen poco a poco en las próximas semanas, pero ahora son los demás mercados los que se verán afectados. Los países que están en las primeras etapas de la epidemia, como Ecuador, están tratando de controlar la propagación de la enfermedad con necesarias medidas de prevención. 

Las industrias grandes no son las únicas víctimas, las medianas y pequeñas empresas también sufrirán las consecuencias del Covid-19. Los bares, restaurantes y comercios cerrados tendrán pérdidas y deberán encontrar una forma de reducir el golpe y sobrevivir al corto plazo mientras se controla la pandemia. 

⎮ Al periodismo independiente lo financian sus lectores. Aporta a GK, aquí.⎮

A nivel mundial, los expertos creen que la pérdida de más de 2 billones de dólares sería el escenario más extremo. Con tantas incógnitas sobre la pandemia y con cada vez más países afectados no pueden predecir qué pasará en las próximas semanas. Algunos dicen que ni en los próximos días. Solo queda esperar y ver la trayectoria que podría tomar la pandemia, cómo reaccionan los gobiernos y las empresas, y cuáles serían sus consecuencias a corto y largo plazo.