Elecciones 2019

Elecciones 2019: el nuevo mapa político de Ecuador

Entre las elecciones locales de 2014 y las de 2019, el mapa político de Ecuador cambió. La salida de Rafael Correa del gobierno nacional, la ruptura de Alianza País y la conformación de nuevas fuerzas y alianzas políticas configuran el nuevo esquema de poderes políticos a partir del triunfo en las alcaldías.
  • resultados elecciones ecuador por partido

    Ilustración de Daniela Mora.

El mapa del dominio de las organizaciones políticas sobre los gobiernos locales cambió el domingo 24 de marzo de 2019. Han pasado cinco años desde las últimas elecciones seccionales y los cambios ocurridos en el país en esos cinco años se ven reflejados en el mapa de fuerzas políticas que dominan las alcaldías del país.

Ramiro González, entonces presidente del directorio del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, IESS, creó en 2012 el movimiento Avanza, como brazo político aliado de Alianza País, en ese momento liderado por quien ocupaba el cargo de Presidente de la República, Rafael Correa. En 2013, Avanza fue uno de los movimientos que respaldó la candidatura de Correa a la presidencia —que ganó junto a Jorge Glas como vicepresidente. Un año después, en las seccionales de 2014, Avanza y Alianza País fueron las dos fuerzas protagonistas. Alianza País  alcanzó 69 alcaldías y Avanza ocupó el segundo lugar en la tabla de posiciones, con 36 alcaldías. Juntas, las dos organizaciones conquistaron el gobierno local de 105 cantones (equivalente al 48 por ciento de los cantones del territorio nacional). Su triunfo fue en la Sierra centro y norte, en el norte de la Costa y en el norte de la Amazonía.

Los dos personajes que en ese entonces lideraban las organizaciones políticas son, cinco años después, requeridos por la justicia ecuatoriana. Rafael Correa, terminó su último mandato en mayo de 2017 y en julio del año siguiente, la justicia ordenó prisión preventiva en su contra por el llamado Caso Balda —que se refiere al secuestro del político Fernando Balda, en el que Correa presuntamente habría tenido participación.

Ramiro González tampoco está en Ecuador. En agosto de 2017, la Fiscalía allanó las oficinas de Avanza y detuvo a la esposa de González, en medio de una investigación por enriquecimiento privado no justificado y porque, según la Fiscalía, había evidencia de un delito de defraudación tributaria. El exministro también fue acusado de tráfico de influencias. En junio de 2018, González fue expulsado de Avanza. Correa también perdió el partido político que fundó en 2006. Tras su ruptura con Lenín Moreno, en enero de 2018, Correa se desafilió de País.

Ambas figuras, Correa y González, desaparecieron del mapa de los partidos que fundaron. González porque ya no está, y Correa porque ya no lidera País. Eso quizás, influyó en las elecciones de 2019, en las que Alianza País, ahora liderado por Moreno, consiguió apenas 26 alcaldías (la tercera parte de lo que tenía) y Avanza logró la victoria en apenas 8 gobiernos locales. Gran parte de estas victorias fueron alcanzadas en alianza con movimientos locales.

El triunfo de la derecha es, quizás, uno de los argumentos más repetidos en estas elecciones, y la atención se enfoca, por obvias razones, en el Partido Social Cristiano, PSC. En 2014 el PSC alcanzó apenas 11 alcaldías (solo y, especialmente, en alianzas). Al cabo de 5 años, el partido liderado por Jaime Nebot llega primero en 42 cantones (casi la quinta parte del país), convirtiéndose en la organización política con mayor número de victorias a nivel cantonal (sola o en alianza). Este año, el PSC salió de su bastión histórico, en la órbita de Guayaquil, y se expandió a toda la Costa y a algunos lugares en la Sierra, como Azogues. Quizás el esfuerzo que hizo Nebot por recorrer el país, potenciando su imagen y tanteando la posibilidad de participar en unas eventuales elecciones presidenciales, tuvo incidencia en el triunfo de su partido. En Guayas, el socialcristianismo recuperó la prefectura con Carlos Luis Morales, quien fue concejal por Alianza País y Centro Democrático, y se mantuvo en la alcaldía de Guayaquil con Cynthia Viteri, la elegida por Nebot para sucederlo después de haber permanecido como alcalde por casi veinte años.

A SUMA, el partido liderado por Mauricio Rodas, no le fue tan mal como se pudo haber calculado considerando las duras críticas que Rodas ha recibido durante todo su período. En 2019, ganó en 14 alcaldías, tres menos que las que había ganado 17 en 2014, cuando Rodas le arrebató al candidato oficialista, Augusto Barrera, la alcaldía de Quito, convirtiéndose en el primer golpe electoral sensible para el correísmo.

CREO, liderado por el exbanquero Guillermo Lasso, también aumentó su influencia en los gobiernos locales: ganó 33 alcaldías; 11 más que las 22 de 2014.  Sumadas, las fuerzas de derecha alcanzan la alcaldía de 89 localidades, convirtiéndose, según el número de alcaldes colocados, en la tendencia con mayor representación en los gobiernos locales del país.

Los resultados para los movimientos del centro hacia la izquierda no son muy distintos a aquellos logrados por la derecha. El espectro del centro hacia la izquierda se expandió en un doble sentido. Las opciones electorales de esa tendencia crecieron en 2019. Apareció Democracia Sí, liderada por Gustavo Larrea, hombre cercano a Lenín Moreno y exministro del Interior de Rafael Correa, que ahora busca extender su poder político a nivel local.  El movimiento de Larrea no es el único. La Izquierda Democrática volvió a la contienda después de que en 2013, perdieran su personería jurídica, recuperada en 2016. Pachakutik presentó candidaturas fuertes en varios cantones, aunque únicamente ganó en 20 localidades, nueve menos de las que obtuvo en 2014. Centro Democrático, movimiento liderado por el exprefecto del Guayas, Jimmy Jairala, alcanzó la victoria en 11 alcaldías (en su mayoría, en alianza con otros movimientos), y el Partido Socialista venció con 10 de sus candidatos para alcalde.

Estas opciones resultaron exitosas en un tercio del territorio nacional. Combinando los resultados de Democracia Sí, Pachakutik, Centro Democrático, el Partido Socialista y la ID, la centroizquierda se llevó 72 alcaldías este año.

Con ese panorama, el Presidente Lenín Moreno ha invitado al diálogo a las nuevas autoridades, ante la inminente necesidad de encontrar nuevos respaldos políticos tras terminar la era en la que Alianza País era mayoría aplastante en el mapa político nacional. Ahora que los líderes de esa organización mutaron, es evidente que se ha abierto espacio para todas las tendencias políticas que, en mayor o menor medida, buscarán también incidir en el ritmo de la política nacional.

La información requerida para producir los mapas y resultados aquí presentados, fue obtenida del Consejo Nacional Electoral con el apoyo de Domenique Alejandro, Sebastián Arrieta, Washington Quinchuela y Paolo Moncagatta de la Universidad San Francisco de Quito.    

María Sol Borja es periodista con experiencia en televisión, medios escritos y digitales. Ha publicado en medios como New York Times, Mundo Diners y Soho. Es editora política y editora asociada en GK. Javier Rodríguez Sandoval es candidato a PhD en Sociología por la Universidad de Wisconsin-Madison. Analiza temas opinión pública, y comportamiento electoral en Estados Unidos y América Latina. Es analista estadístico del Institute for Research on Poverty de la Universidad de Wisconsin-Madison. Su trabajo aparece en thevozz.com