Demagogia sin gritar aún es demagogia, señor Presidente

Presidente Correa, usted anunció que para calmar el remezón político en el país, ha retirado temporalmente sus proyectos de ley de herencias y plusvalía. Dijo, en un tono de voz conciliador, hasta paternal, con el rostro casi entumecido, que la visita del Papa precisa de “paz, regocijo y reflexión”. Parecía desubicado, tal vez era el jet lag del viaje desde Europa.  Como lo hace desde el 2006, jugó con la memoria manteniendo vivos a “los muertos políticos”: Bucaram, Mahuad, Lucio. Era una fórmula efectiva en los inicios de su gobierno, una época en la que decía lo que otros no

|lunes 29 de junio de 2015 05:01|