Periodista

Rubén Israel, el profeta con argumentos

O cómo una promesa exagerada toma forma Barcelona no era puntero desde  2012, año en el que quedó campeón después de pasar catorce temporadas sin saber lo que era levantar una copa. A partir de ese momento, tuvieron que transcurrir veintiún meses –en los que no pudo pasar del cuarto lugar– para que el equipo más popular del país se ubique en la primera posición de la tabla del torneo local. En ese tiempo de sequía, Barcelona tuvo cuatro técnicos: Gustavo Costas, José Soler, Carlos Ischia y, el actual: Rubén Israel. Israel ha movido las fichas necesarias. Sus dirigidos son

|miércoles 10 de diciembre de 2014 12:09|