Una sanción miope

Israel, uno de los primeros países en el mundo en elegir a una mujer como primer ministro, fue el único condenado –entre 193 Estados– por violar los derechos de las mujeres durante la reunión anual de la Comisión sobre el Estatus de la Mujer de la ONU (CSW, por sus siglas en inglés) en 2015. La CSW –el máximo órgano para la promoción de derechos de la mujer a nivel mundial– señaló como motivo para esta sanción el desempleo, la pobreza y violencia que sufren las palestinas en los territorios de Cisjordania, Jerusalén Este y Gaza. La resolución aprobada para

|lunes 6 de abril de 2015 05:02|