Comida molecular por un dólar

Si a algún nostálgico de elBulli le dijeran que su comida molecular se puede encontrar en una vereda del centro histórico de Quito, no lo creería. El emblemático restaurante de Ferran Adrià —uno de los chefs más importantes del mundo— cerró sus puertas en 2011. Veintitantos años antes, en su cocina se había forjado la leyenda de Adrià que  en su libro Las Espumas, Técnica, Tipos y Usos’ cuenta que en 1994 hizo la primera espuma en elBulli.  Se refiere a ella como “una joven técnica”, aunque —antes de que él naciera en 1962— ya existían las técnicas que lo

|viernes 27 de noviembre de 2015 04:39|