Latinoamericano ante todo. Amante de nuestra región y de su potencial humano. Luchador contra de la injusticia sin importar su procedencia.

Vinimos, vimos y matamos

El Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (ICTY) en La Haya, sentenció a cuarenta años de cárcel al exlíder serbobosnio Radovan Karadzic —conocido como el carnicero de Bosnia— por crímenes de lesa humanidad. El juicio se centró en su rol en la masacre de Srebrenica, en la que ordenó el asesinato de ocho mil hombres y niños de etnia bosnio-musulmana. Pero es un veredicto agridulce: mientras condenan a Karadzic, los líderes estadounidenses permanecen en impunidad absoluta a pesar de que bajo sus gobiernos millones de personas han muerto por sus decisiones. Las cortes internacionales continúan demostrando una debilidad por

|lunes 11 de abril de 2016 05:00|