No hay medida, ofrecimiento —o plan estatal, gubernamental y municipal— que frene la violencia que en Ecuador se ha desbordado en las calles y en las prisiones, abandonadas a las redes de delincuencia organizada. Mientras el gobierno se alinea a la estrategia de la “guerra contra las drogas”, impulsada por Estados Unidos, militarizando aún más el país y ofreciendo mayor presupuesto a la Policía nacional, cientos de personas son asesinadas a escala nacional. 

El 2022 apunta a ser el año más violento en la historia de Ecuador: 3.548 muertes han sido documentadas de enero a la tercera semana de octubre, según los registros del Ministerio de Gobierno.  



Última Actualización: 28 octubre, 2022
➜ Otras Noticias
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores. Hazte miembro de GK
PUBLICIDAD

Aquella cifra —que se traduce a vidas arrebatadas y familias rotas— significa que Ecuador ha llegado a un clímax histórico: la tasa de homicidios en el país es de 19,67 por cada 100 mil habitantes. Ha superado ya a períodos críticos de violencia de los años 2005 y 2007, en los que la tasa de homicidios en el país correspondía a 17,6 y 17,5 homicidios por cada 100 mil habitantes, respectivamente. 

Hace cinco años, en 2017, la situación en el país era otra: la tasa de homicidios no pasaba de 5,7 por cada 100 mil. Ahora, en zonas empobrecidas como Esmeraldas —el 53% de sus habitantes vive en la pobreza—, que han vivido violencia desde hace décadas, la situación empeora. 

Las cifras comenzaron a crecer desde 2018, cuando se registraron los primeros atentados contra cuarteles policiales. Ese mismo año, el Frente Óliver Sinisterra, la narcodisidencia de las FARC, liderada en ese entonces por alias Guacho, secuestró y asesinó a al menos siete personas en Ecuador. Entre ellas, Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra, un equipo de Diario El Comercio. 

Ahora en 2022, funcionarios judiciales son asesinados y atentados contra políticos van en aumento. 

El gobierno ha categorizado a la violencia como una “guerra contra el Estado”, declarando al crimen organizado como el principal “enemigo”. Sin embargo, para investigadores como Luis Córdova, docente universitario y coordinador del programa de investigación Orden, Conflicto y Violencia, ese discurso solo “intenta fortalecer y legitimar aún más la militarización y el control político de la Policía”, en el país.  Además, ese discurso desconoce otro tipos de redes de generan violencia —el tráfico de armas o el contrabando de tabaco, por ejemplo— la falta de cobertura de las principales necesidades de la ciudadanía: acceso a la salud, a la alimentación,  a la educación, a oportunidades laborales en barrios donde familias han visto en economías ilícitas, como el microtráfico, una opción de sobrevivencia. 

Estas son las diez provincias con mayores índices de violencia: 

Esmeraldas, la Zona 8 —conformada por Guayaquil, Durán y Samborondón—, y Manabí son las provincias con más índices de violencia a escala nacional. Y el factor común no son solamente las muertes, sino el abandono histórico a sus comunidades. En esta lista, te presentamos las cifras de registro de homicidios en Ecuador de las diez provincias con las mayores tasas de homicidios.   

  1. Esmeraldas: 418 muertes —314 más que las registradas en 2021. Su tasa de homicidios actual es de 63,33 por cada 100 mil habitantes, la más alta del país y una de las más altas de la región. Esmeraldas tiene índices de violencia similares a ciudades mexicanas como Zacatecas. La revista especializada Proceso describe la realidad de esa ciudad como una zona abandonada a un control “político y criminal” de dos cárteles internacionales: el de Sinaloa y el Jalisco Nueva Generación.
  2. La Zona 8: 1178 muertes documentadas en 2022 —653 más de las reportadas en 2021. La tasa actual es de 36,51 homicidios por cada 100 mil habitantes.
  3. Manabí: 385 muertes en lo que va del 2022 —314 más que los registradas en el año 2021. La tasa actual es de 36,51 homicidios por cada 100 mil habitantes.
  4. Los Ríos: 305 muertes en lo que va del 2022 —222 más que las documentadas en 2021. La tasa actual es de 32,33 homicidios por cada 100 mil habitantes.
  5. Guayas —sin Guayaquil: 344 muertes de enero a octubre de 2022 —151 más que las reportadas en 2021. La tasa actual es de 26,89 homicidios por cada 100 mil habitantes.
  6. El Oro: 223 muertes documentadas en 2022 —105 más que las registradas en 2021. La tasa actual es de 30,44 por cada 100 mil habitantes.
  7. Santo Domingo: 124 muertes en lo que va del 2022 —80 más que las documentadas en 2021. La tasa actual es de 26,15 por cada 100 mil habitantes.
  8. Sucumbíos: 69 muertes en lo que va del 2022 —43 más que las reportadas en el año 2021. La tasa actual es de 28,68 por cada 100 mil habitantes.
  9. Cañar: 77 muertes en lo que va del 2022 —38 más que las registradas en 2021. La tasa actual es de 26,79 por cada 100 mil habitantes.
  10. Santa Elena: 74  muertes en lo que va del 2022 —39 más que las documentadas en 2021. La tasa actual es de 17,68 por cada 100 mil habitantes. 



Karol Norona 150x150
Karol E. Noroña
Quito, 1994. Periodista y cronista ecuatoriana. Cuenta historias sobre los derechos de las mujeres, los efectos de las redes de delincuencia organizada en el país, el sistema carcelario y cubre permanentemente la lucha de las familias que buscan sus desaparecidos en el país. Ha escrito en medios tradicionales e independientes, nacionales e internacionales. Segundo lugar del premio Periodistas por tus derechos 2021, de la Unión Europea en Ecuador. Coautora del libro 'Periferias: Crónicas del Ecuador invisible'. Forma parte de la organización Chicas Poderosas Ecuador.
Y tú ¿qué opinas sobre este contenido?
Los comentarios están habilitados para los miembros de GK.
Únete a la GK Membresía y recibe beneficios como comentar en los contenidos y navegar sin anuncios.
Si ya eres miembro inicia sesión haciendo click aquí.