Después de que un pescador compartiera fotografías de un pez remo encontrado en las costas de Anconcito, una pequeña comunidad pesquera del Ecuador, comenzaron a circular rumores de un posible temblor

➜ Otras Noticias

¿Por qué? Porque por décadas, el pez remo ha sido relacionado con fuertes movimientos sísmicos y catástrofes similares. 

Aquí te explicamos qué es esta especie y por qué la relacionan con los terremotos. 

¿Qué es el pez remo?

PUBLICIDAD

El pez remo gigante—cuyo nombre científico es Regalecus glesne— es una especie de pez que habita en las profundidades de los océanos y rara vez sale a la superficie

Comúnmente, mide 3 metros. Sin embargo, pueden llegar a medir 11 metros y el más largo que se ha visto tenía 17 metros de largo. 

Es la especie de pez óseo —es decir, que tiene esqueleto— más larga del mundo. Tiene una forma similar a una cinta. 

Tiene una aleta dorsal que le recorre todo el cuerpo: desde entre los ojos hasta la punta de su cola. Tiene aletas pequeñas en sus costados. Son de color plata con ligeras rayas azules. Algunos son más oscuros y llegan a parecer casi negros. 

En uno de los pocos videos que se tiene sobre esta especie se los ve nadando de forma vertical, con la cabeza hacia arriba y el cuerpo rígido, solo moviendo su aleta dorsal.

Es uno de los pocos peces sin escamas que existen. National Geographic dice que su piel es viscosa. Un estudio francés sobre el pez remo dice que no se come porque su carne tiene poco sabor y es considerado poco apetecible. 

Se alimentan de crustáceos, pequeños peces y calamares. Principalmente, comen krill, un tipo de crustáceo, según el sitio web especializado en fauna marina Fishbase.

National Geographic dice que se presume que son animales solitarios por la zona en la que habitan. Ocasionalmente se agrupan en parejas, dice Fishbase, pero no se ha visto grupos de tres peces remos ni escuelas suyas.

Se cree que están en todos los océanos, menos en los polos, por la temperatura del agua. Según los avistamientos que se han hecho, desovan —ponen sus huevos— en el Atlántico Norte, en el Mediterráneo y en el Pacífico Sur. 

El biólogo marino Fernando Rivera dice que solo conoce al pez remo por su nombre, ya que es una especie “muy rara en el Ecuador y en el océano”. Según National Geographic, el pez remo ha sido una especie muy poco estudiada porque es muy difícil de encontrar.

Vive aproximadamente a mil metros bajo el nivel del mar y pocas veces se ha visto a profundidades menores a 20 metros. 

National Geographic dice que generalmente se los encuentra agonizando porque suben a la superficie cuando están enfermos o a punto de morir. En 2018, se encontraron al menos 5 peces remos muertos en las playas de la costa oeste de Estados Unidos. También suben a la superficie para poner sus huevos.

pez remo de 7 metros

Un pez remo de 7 metros en la Bahía de San Diego en 1996. Fotografía tomada de Wikipedia.

¿Cuál es la superstición del pez remo? (y cómo la ciencia la ha descartado)

Según una leyenda japonesa, cada vez que aparecía un pez remo se le atribuían terremotos, tsunamis, ciclones y otros desastres naturales

Los japoneses creían que esta especie tenía una estrecha relación con las divinidades de los mares. El pez remo era conocido como Ryugu no tsuka, que se traduce a “mensajero del palacio del Dios del Mar”. 

En algunas poblaciones japonesas y de otras partes del mundo, persiste la idea de que la aparición de un pez remo significa que se acerca un terremoto u otros desastres relacionados a los movimientos sísmicos. 

Kiyoshi Wadatsumi, especialista en sismología ecológica, le dijo a The Japan Times en 2010 que “los peces de aguas profundas que viven cerca del fondo del mar son más sensibles a los movimientos de las fallas activas que los que están cerca de la superficie del mar”.

Hay reportes de que pescadores japoneses encontraron peces remo antes del terremoto de 8,8 grados de Chile en 2010. 

Además, también en Japón, en 2011 encontraron 20 peces remo que estaban varados en una de sus costas, poco después hubo un terremoto y un tsunami en este país asiático.

Sin embargo, en 2019, un estudio liderado por el sismólogo Yoshiaki Orihara y publicado en el Boletín de la Sociedad Sismológica de América, una revista científica especializada, concluyó que no se podía confirmar la relación directa entre las apariciones de este animal y los terremotos. 

Uno de los motivos principales citados por el estudio es que no hay suficiente información estadística para comprobar la hipótesis de que los peces de aguas profundas —como el pez remo— pueden contribuir a la mitigación de desastres naturales.

La investigación —que incluyó una base de datos de las apariciones de esta especie, de los terremotos y otros recursos— concluyó que “apenas se encontró la relación espaciotemporal entre la aparición de peces de aguas profundas y los terremotos”. Por eso, dice, la leyenda japonesa debe ser considerada como “una superstición atribuida a la correlación ilusoria entre los dos eventos”. 

Susana Roa Chejín
(Ecuador, 1997) Periodista lojana y jefa de la redacción de GK. Cubre economía, sexualidad y derechos. Le interesan los temas de empleo, educación financiera y salud sexual y reproductiva.
Y tú ¿qué opinas sobre este contenido?
Los comentarios están habilitados para los miembros de GK.
Únete a la GK Membresía y recibe beneficios como comentar en los contenidos y navegar sin anuncios.
Si ya eres miembro inicia sesión haciendo click aquí.

VER MÁS CONTENIDO SIMILAR