Representantes de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE), la Universidad Politécnica Salesiana (UPS) y la Cámara de Comercio de Quito (CCQ) hicieron un llamado al diálogo en el octavo día del paro nacional. En la misma reunión, la PUCE dijo que no acogerá a comunidades indígenas que lleguen a Quito, a diferencia de lo que sucedió en el paro de octubre de 2019. 

 

➜ Otras Noticias

La mañana del 20 de junio de 2022, Carlos Loaiza, presidente de la CCQ, Fernando Ponce León, rector de la PUCE, y María Sol Villagómez, vicerrectora de la UPS, se reunieron en Quito para hablar sobre el paro

PUBLICIDAD

En una rueda de prensa, dijeron que creían que “la única herramienta posible para encontrar la solución es el diálogo”. Además, exhortaron a las partes a dejar de lado cualquier posición personal para buscar alternativas de acercamiento que hagan posible “construir una solución en el menor tiempo posible”.  

Las universidades, ¿albergues para los manifestantes?

En el paro de octubre de 2019, la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE) y la Universidad Politécnica Salesiana fueron espacios de acogida para cientos de manifestantes que habían llegado de otros lugares del país a protestar contra el gobierno del entonces presidente Lenín Moreno

La noche del 19 de junio de 2022, Leonidas Iza, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), pidió a las universidades que albergaran a los manifestantes que llegaran a Quito. 

Sin embargo, en el paro de 2022 las universidades proponen que esos espacios de acogida sean escogidos por la Cruz Roja y las Naciones Unidas. 

La PUCE

El rector de la PUCE, Fernando Ponce León, dijo en la rueda de prensa de esta mañana que el Consejo Superior, que es el máximo organismo de la Universidad, “resolvió que no podemos acoger a las comunidades indígenas en estas circunstancias actuales”. Según Ponce León, “las condiciones son distintas” a las de 2019. El rector de la universidad aseguró que “hoy preferimos evitar una crisis humanitaria y no actuar cuando se está produciendo”. 

La Universidad Salesiana

Por su parte, María Sol Villagómez, vicerrectora de la Universidad Salesiana, dijo que todavía no podía asegurar si la institución acogerá o no a los manifestantes. Según Villagómez, esa es una decisión que “tomarán las autoridades de la universidad en reunión de Consejo en el transcurso del día de hoy”. 

Sin embargo, menos de un par de horas después, un grupo de manifestantes que llegó del norte del país fueron a la institución en busca de albergue. Según ellos, la Conaie les habría dicho que allí los podían recibir, aunque no había ninguna autorización salesiana.  

A las 5:30 de la tarde, después de varias horas de incertidumbre, la Universidad Salesiana finalmente anunció que sí abrirá las puertas de su campus El Girón para acoger a manifestantes que lleguen de otras provincias. En su cuenta de Twitter la institución dijo que el campus será una “zona de paz y acogida humanitaria para mujeres, niños y adultos mayores de sectores indígenas” que estén en Quito. 

La universidad reiteró su posición de “hacer prevalecer el diálogo como el principal mecanismo para resolver los conflictos” actuales. 

La Universidad Central

En la tarde, estudiantes de la Universidad Central del Ecuador hicieron una toma simbólica de las instalaciones de la universidad para exigir que se abra como un centro de paz y acogida para los manifestantes indígenas de otras provincias. 

Horas después, la Universidad emitió un comunicado en el que anunció que ponía el Coliseo Universitario a disposición de la “población vulnerable (mujeres, niños y adultos mayores) de los pueblos indígenas que han llegado a Quito”. La Universidad también habilitará el Hospital del Día Universitario para “brindar atención médica” a quien requiera. 

Al igual que otras instituciones de educación superior, la Universidad Central dijo que “demanda el diálogo urgente entre los protagonistas del paro y el gobierno”. 

Ingreso policial a la Escuela Politécnica Nacional

Pasadas las 10 de la noche, la Escuela Politécnica Nacional publicó un comunicado en su cuenta de Twitter en el que denuncia la “la irrupción inconstitucional e ilegal a sus predios, por parte de miembros de la Policía Nacional, quienes, con amenazas y mentiras, lograron amedrentar al personal de guardianía” la noche de hoy, 20 de junio. 

En el comunicado, la universidad cita el artículo 355 de la Constitución y el 19 de Ley Orgánica de Eduación Superior en el que establece que las universidades y escuelas politécnicas “sus recintos son inviolables, no podrán ser allanados, sino en los casos y términos en que pueda serlo el domicilio de una persona”. Por eso, dice la Politécnica en el comunicado, “exigimos el respeto a la autonomía universitaria y la inviolabilidad de sus predios”.

Hasta las 10:51 de la noche de hoy, 20 de junio, la Politécnica no ha dado más información sobre el presunto allanamiento. La Policía tampoco lo ha hecho. 

Condiciones para el diálogo, según las Universidades

Para que el diálogo se pueda llevar a cabo “de manera inmediata”, los tres representantes plantearon “cuatro condiciones”. Estas son:

  1. Pedirle a la Cruz Roja y a las Naciones Unidas que busquen espacios de acogida humanitaria que cumplan con las condiciones técnicas de salud y de seguridad que eviten enfrentamientos entre los ciudadanos.
  2. Que se permita el ingreso de una delegación de los representantes de las comunidades indígenas y campesinas para el inicio del diálogo ofreciéndoles las respectivas condiciones de seguridad. 
  3. Poner a disposición del gobierno y de los representantes del movimiento indígena un espacio en la PUCE para que se lleve adelante este diálogo y se concrete de la manera más efectiva y urgente. 
  4. Invitar a la sociedad civil para que contribuya “con su apoyo, con insumos médicos y alimentos, en los espacios de acogida” que sean definidos por las Naciones Unidas y la Cruz roja. 

Al ser cuestionados sobre cuándo debería llevarse a cabo este diálogo, los representantes respondieron que “si fuera posible, hoy mismo”. Sin embargo, hicieron énfasis en que esa no es su decisión y que eso lo tendrán que decidir el gobierno y los indígenas y campesinos que están en paro. 

Los tres representantes dijeron que consideran que el diálogo es la mejor herramienta para evitar la violencia y pidieron al gobierno que establezca medidas concretas en el eje social. Según ellos, Ecuador “gana con la paz y la estabilidad democrática”.

¿Qué más han dicho las universidades ?

Fernando Ponce León, rector de la PUCE, hizo énfasis en que el llamado conjunto de la PUCE, la UPS y la Cámara de Comercio es que “dialoguen, dialoguen pronto, dialoguen bien, y nosotros nos comprometemos a establecer estas condiciones de diálogo”.

Ponce León además dijo que la PUCE acompañará todo “deseo de los docentes por trabajar en el análisis de los problemas del país”. Según el rector, hay varios docentes universitarios de la PUCE  y otras universidades que están trabajando para crear análisis sobre los problemas que están detrás de la crisis política y social que está viviendo el país.  No explicó cómo se utilizarán estos análisis ni si servirán de apoyo en las mesas de diálogo que proponen.

Doménica Montaño
(Quito) Reportera de GK. Cubre medioambiente y derechos humanos.