Ecuador vivió el cuarto día de paro nacional este jueves 16 de junio de 2022, una jornada que ratificó que las movilizaciones de las comunidades indígenas en territorio y de las organizaciones sociales continuarán de forma indefinida.

Gremios de estudiantes, docentes, profesionales de la salud, colectivos feministas, una facción de los transportistas, ambientalistas, artistas y músicos siguen alineándose a las diez exigencias planteadas por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie). 

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

Dijo que la Iglesia, las universidades y la Organización de Naciones Unidas han ofrecido ser mediadores frente a la situación del país. 

El mensaje duró poco más de dos minutos. “Estamos listos para impedir que las movilizaciones se vuelvan más violentas”, dijo. Y agregó que, desde el gobierno, “estamos listos para impedir que las movilizaciones se vuelvan más violentas, a usar dentro del marco de la ley el uso progresivo de la fuerza, a defender a todos los que queremos trabajar y prosperar en paz». 

El Presidente dijo que cree que no existe una “razón” para las manifestaciones, como, según él, sí ocurrió durante el paro de octubre de 2019. 

“En el 2019 hubo un detonante: la eliminación del subsidio a los combustibles. Ahora no hay detonante, no hay razón que justifique la violencia. Nadie ha pensado privatizar ningún sector estratégico, ni ningún servicio público”, afirmó.  

Lasso afirmó que, desde su gobierno, se está “trabajando en mecanismos para compensar los efectos de la pandemia y la guerra de Rusia contra Ucrania. Estamos buscando crear mecanismos de alivio para los más pobres”. 

Manifestantes accidentados, pero a salvo 

Apenas amanecía cuando, a las seis de la mañana de hoy, la alerta llegó al Servicio Integrado de Seguridad ECU 9-1-1: un camión, uno de los primeros que llegó desde la provincia de Cotopaxi con manifestantes indígenas hasta Quito, se accidentó en la avenida Pedro Vicente Maldonado.

El Servicio dijo a GK que en el vehículo había 15 afectados: tres heridos que fueron trasladados a un hospital local y otros doce que fueron atendidos por paramédicos en la zona.

El miércoles 15 de junio, el carro, conducido por una pareja de esposos que animaba a sus compañeros a continuar caminando y levantando sus carteles en el sector de Cutuglagua, en el límite entre los cantones Mejía y Quito, había perdido la pista y se volcó.

Mercados cerrados, reclamo abierto 

El Mercado Mayorista, en el sur de Quito, y el de San Roque, en el centro de la ciudad, dos de los principales de la capital ecuatoriana, amanecieron cerrados. Un comerciante del mercado Mayorista —que solicitó que su nombre no fuera divulgado— dijo a GK que él y varios de sus compañeros decidieron unirse al paro nacional desde antes de las tres de la mañana.

“No estamos de acuerdo con el gobierno de Guillermo Lasso. Estamos hartos. Ya no tenemos ni cómo traer productos para poderle vender a la gente. Y no es que primero vinieron los manifestantes indígenas. Nosotros lo decidimos en consenso”, dijo. 

El mercado de San Roque, en el centro de Quito, también amaneció cerrado. Pero allí la situación fue diferente: fueron los comerciantes quienes debieron cerrar sus negocios, pues un grupo de manifestantes se acercó al ingreso del mercado para exigir su cierre. 

“El paro nacional sigue”, reafirmó Iza

El día comenzó con fuertes rumores del posible fin de las manifestaciones a escala nacional, replicados en redes sociales y medios de comunicación. Pero era mentira. Casi a las once de la mañana, el dirigente Leonidas Iza lo desmintió y aclaró que las “medidas de hecho hasta que el gobierno dé respuestas a las demandas del paro nacional, popular y plurinacional”.

Minutos después, durante una transmisión en vivo de la Conaie, el líder indígena anunció: “en vista de que no hay respuestas (del gobierno), en las próximas horas decidiremos el acompañar a Quito”. Es decir, que varias comunidades dejarían sus territorios para movilizarse a la ciudad. Hasta las diez de la noche de este jueves, aún no se conoce si el liderazgo indígena tomó una decisión. 

Durante su intervención, Iza dijo que es necesario “consolidar el diálogo” con todos los sectores sociales y populares del país. De otra forma, explicó, “resolver el problema de un solo sector no resuelve el problema del resto” y reafirmó que su lucha no es “solo para los indios, sino todo para todos”. 

Detenidos e investigaciones: las cifras de los tres días de paro

49 indagaciones previas abiertas y 29 personas detenidas. Ese es el balance oficial de los tres primeros días del paro nacional, según lo anunció hoy el general Fausto Salinas, comandante general de la Policía Nacional, durante una rueda de prensa este jueves 16 de junio. 

Salinas dijo que, en su gran mayoría, los delitos que se investigan son presunto sabotaje, secuestro (por la retención ilegal de policías), daños a bienes públicos, ataque y resistencia y paralización de servicios públicos. 

Sobre los detenidos, Salinas dijo que uno de ellos era el dirigente Leonidas Iza, procesado por presunta paralización de un servicio público. En la lista también están cuatro personas procesadas por el incendio de un patrullero en la Unidad de la Flagrancia, en el centro norte de Quito. Ellos enfrentan un proceso penal por presunto sabotaje y daño a un bien público. 

Por su parte, la Conaie cuestionó “la represión de la fuerza pública” y registró al menos 14 heridos durante las movilizaciones activas en 16 provincias. 

Los transportistas descartan unirse al paro y fijan acuerdos con el gobierno

Después de una reunión de casi una hora con el presidente Guillermo Lasso, Luis Fernando Vizcaíno, presidente de la Federación del Transporte Pesado del Ecuador, y Abel Gómez, presidente de la Federación Nacional de Cooperativas de Transportes Público Interprovincial de Pasajeros, dijeron, al unísono, que “respetarán el régimen constitucional legal del país” y descartaron su unión al movimiento indígena. 

Aunque el miércoles 15 de junio, los dirigentes plantearon la reducción del precio de los combustibles como uno de sus principales reclamos, según Marcelo Cabrera, ministro de Transporte y Obras Públicas, esa exigencia no llegó a la mesa de conversaciones con el presidente Lasso la tarde de hoy. Lo que sí se fijó fue un acuerdo con dos medidas que, según Vizcaíno y Gómez, beneficiarían al sector transportista.

El acuerdo entre los transportistas tuvo dos principales acuerdos:

  1. El diseño de un plan nacional que fortalezca la seguridad en carreteras de diferentes ciudades, además de puntos de descanso. 
  2. La creación de nuevas líneas de crédito diseñadas específicamente para el sector transportista, aunque el gobierno aún no ha dado mayores detalles sobre la medida. 

Movilizaciones e incidentes 

Los manifestantes que llegaron desde la provincia de Cotopaxi, de comunidades como Zumbahua o Tigua, hasta Cutuglagua, en el límite entre los cantones Mejía y Quito, han convertido a la zona en su espacio de base, mientras aún esperan la resolución del liderazgo indígena. 

La mañana de hoy, en el sector había al menos trescientas personas que llegaron el miércoles 15 de junio. Si la Conaie decide llegar a Quito, dijeron los manifestantes, serían dos los puntos de convocatoria: el parque El Arbolito y el centro histórico. 

Manifestantes caminaron y levantaron sus insignias a lo largo de la avenida Pedro Vicente Maldonado, en el sur de Quito. Aunque en su gran mayoría su movilización ha sido pacífica, también hubo incidentes. Un grupo de hombres —menos de 20— quemaron llantas e impidieron el paso vehicular en la vía y exigían una cuota para permitir el paso a los conductores: gasolina o dinero en efectivo. Si no lo hacían, los amenazaban con quitarles las llantas. 

Aunque la vía se despejó durante varias horas, a las nueve de la noche la avenida Maldonado volvió a cerrarse en diferentes tramos, como en el sector de Guamaní y Confiteca, donde manifestantes están asentados y quemando llantas, según lo informó la Agencia Metropolitana de Control. 

Los gremios de estudiantes, docentes, profesionales de la salud, colectivos feministas, ambientalistas, artistas y músicos también marcharon hoy.

Salieron desde el parque El Arbolito, en el centro norte de la ciudad, hasta la plaza de Santo Domingo, en el centro de Quito. En una multitudinaria movilización, al menos ochocientas personas se congregaron. Sin embargo, hubo dos momentos de enfrentamientos entre manifestantes y agentes policiales. 

El primero fue a las cinco de la tarde, cuando un grupo de manifestantes lanzó piedras hacia los policías, mientras otros pedían paz y trataban de calmar la violencia. En respuesta, los policías lanzaron bombas lacrimógenas. 

Sin embargo, imágenes de una mujer joven, acorralada por al menos cinco policías se viralizó en redes sociales. GK y varios medios de comunicación solicitamos información sobre el incidente. El departamento de Comunicación de la Policía indicó que “iban a verificarlo”. 

Media hora después, la calma volvió y los manifestantes, en su gran mayoría, cantaban, se abrazaban, gritaban: “Viva el paro” y ondeaban banderas del Ecuador.

Karol E. Noroña
Quito, 1994. Periodista y cronista ecuatoriana. Cuenta historias sobre los derechos de las mujeres, los efectos de las redes de delincuencia organizada en el país, el sistema carcelario y cubre permanentemente la lucha de las familias que buscan sus desaparecidos en el país. Ha escrito en medios tradicionales e independientes, nacionales e internacionales. Segundo lugar del premio Periodistas por tus derechos 2021, de la Unión Europea en Ecuador. Coautora del libro 'Periferias: Crónicas del Ecuador invisible'. Forma parte de la organización Chicas Poderosas Ecuador.

VER MÁS CONTENIDO SIMILAR