Tras las escalofriantes imágenes de personas decapitadas, sicariatos a fiscales y ciudadanos, detonaciones de bombas en lugares públicos y tiroteos y asesinatos con armas blancas en varias ciudades, el presidente Guillermo Lasso se reunirá el 6 de junio de 2022, con los alcaldes de los 221 cantones del Ecuador para buscar soluciones al aumento generalizado de la violencia en el país.

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

A la reunión también irán prefectos y gobernadores. Se espera que en la reunión, que será en el Palacio de Carondelet, sede presidencial ecuatoriana, haya más de 300 invitados.

PUBLICIDAD

La alcaldesa de Guayaquil, Cinthya Viteri, confirmó su asistencia. Viteri dijo que en este evento le pedirá cuentas al gobierno sobre los recursos que ha invertido su municipio en temas de seguridad. 

 “¿Dónde está todo lo que le hemos dado, qué están haciendo con lo que le hemos dado? Nosotros como ciudad hemos destinado recursos que son de la gente y los hemos dirigido algo que le toca a usted no a nosotros, por lo menos exigimos resultados”, dijo Viteri en el aeropuerto de Guayaquil, previo a su viaje a la capital.

Viteri dijo que también exigirá al gobierno central el plan que tiene para frenar y bajar la inseguridad que aterroriza a los ecuatorianos —en especial, a los guayaquileños. Además, dijo que planteará algunas soluciones que ha desarrollado con su equipo de trabajo.

En una entrevista en Ecuavisa, Franklin Galarza, presidente de la Asociación de Municipales del Ecuador (AME), dijo que el 80% de municipios cuenta con un consejo de seguridad ciudadana, pero más de la mitad no está funcionando. Además, aseguró que las autoridades de AME no solo van a escuchar al presidente, sino que irán con propuestas.

Entre las principales propuestas que planteará este gremio están:

  •  Eliminar  o rebajar tasas de matriculación de motocicletas para la Policía, 
  • Mejorar los tiempos de respuesta en permisos de construcción, y
  •  Asignar recursos para la construcción de Unidades de Policía Comunitaria (UPC).

¿Qué  más ha  pasado?


El
31 de mayo, en la ceremonia de posesión del alto mando militar en las instalaciones de la Escuela Superior Militar Eloy Alfaro, en Quito, Lasso dijo que en su segundo año de su gobierno, se dedicará a fortalecer dos ejes importantes para el país: 

  • Seguridad y
  • empleo 

Según Lasso, estos elementos propiciarán un clima de seguridad para la productividad y la inversión. Además, generarán más empleos, dijo Lasso. 

Esto sabemos sobre las reuniones

El presidente Lasso anunció que en los próximos días convocará a una reunión a los 221 alcaldes del país porque en el tema de la inseguridad ellos “tienen responsabilidad en lo que sucede y responsabilidad en las soluciones que requiere el pueblo ecuatoriano”. Sin embargo, no dio más explicaciones ni detalles sobre cuándo será esa reunión. 

También enfatizó que no será el único sector con el que se reunirá. Además, aseguró, buscará encontrar soluciones con representantes de la sociedad civil, de la academia y de los medios de comunicación.

“Esta es una guerra y el único camino es ganarla para proteger la vida de los niños y los jóvenes ecuatorianos. El que se excluya lo deberemos considerar como parte de la amenaza contra el pueblo ecuatoriano”, dijo Lasso.

Este anuncio lo hizo un día después de que Cynthia Viteri, alcaldesa de Guayaquil, criticó el manejo de la seguridad del gobierno de Guillermo Lasso. En un video publicado en sus redes sociales, Viteri le pidió al presidente Lasso que “deje de hablar y actúe”. 

“Las reacciones tibias, indolentes, desorientadas, sin ruta ni decisión, han convertido este gobierno y a este país en un campo de guerra”, dijo Viteri. Según la Alcaldesa, los actos de violencia que hay en el país “se están asemejando a los que ocurren en países convulsionados como Colombia y México”. 

Como ejemplos, Viteri mencionó las explosiones de vehículos —llamados también coches bomba—, asesinatos en plena luz del día, robos en cafeterías y restaurantes, colegios asaltados, niños heridos por disparos en busetas escolares y guardias asesinados. Con todos los actos de delincuencia, Viteri dijo que, “somos noticia internacional por las embajadas extranjeras que advierten a sus ciudadanos que no vengan para acá”. 

Más policías y militares

En su discurso, Lasso también dijo que está comprometido en el fortalecimiento institucional, por lo que en su gobierno se incorporarán más efectivos a las Fuerzas Armadas “para defender la seguridad de nuestra patria”.

Tras unos segundos, Lasso habló que este esfuerzo no solo se lo realizará con las Fuerzas Armadas, sino que también participará la Policía Nacional. En este caso el presidente fue más específico:“necesitamos 30 mil nuevos policías” dijo Lasso y aclaró que esta semana ya se “graduaron 800 de los 30 mil que esperan reclutar en los próximos 3 años”. 

En su discurso del 31 de mayo, el presidente Lasso dijo “invitamos a que más jóvenes se incorporen a esta noble carrera profesional para defender la seguridad de nuestra Patria”. Con esta acción, dijo, que quiere “dar una oportunidad a nuestros jóvenes ecuatorianos, muchos de ellos que viven con desesperanza porque no consiguen un empleo y tampoco un cupo en la universidad”.

Según el Presidente, para sostener el incremento de personal en estas instituciones, buscará apoyo internacional para conseguir equipos, armas, municiones y tecnología, especialmente para el área de inteligencia de ambas instituciones encargadas de controlar el orden en el país.

¿Se necesitan más policías y militares?

Alexandra Zumárraga, ex directora nacional de Rehabilitación Social y abogada, explica que sí hacen falta más miembros en las fuerzas policiales, especialmente, porque la seguridad interna del país está decayendo. Pero, recalca, que no basta con ingresar personal, sino que el gobierno debe hacer una reevaluación de cómo deberá ser ese personal tras analizar qué pasa en estos momentos al interior de la Policía Nacional. Por ejemplo, “hay muchos efectivos de la Policía que realizan actividades administrativas y no de patrullaje, un tema que tiene que ser valorado” explica la abogada. 

“Si se acoge nuevo personal tiene que ser de una manera bastante depurada porque muchas veces no se hace una buena selección del personal, como sucedió con los guía penitenciarios”, asegura la exdirectora. En ese caso, dice la exdirectora, los aspirantes que fueron seleccionados tenían vínculos con los delincuentes y esto generó que el nuevo personal fuera cómplice de las organizaciones delincuenciales. 

“De nada serviría que haya más personas en la Policía, porque la mayor fuerza de las bandas nacodelictivas es su complicidad con la Policía o las fuerzas de seguridad”, dice Zumárraga. Ella recomienda al gobierno realizar una selección muy depurada, muy cuidadosa de todas las personas que lleguen a formar parte de ambas instituciones que controlan la seguridad interna y externa del país.

“No solo es meter más gente por meter, sino hacer una depuración bastante exhaustiva y minuciosa del personal policial”, dice.

GK también pidió la opinión de la experta en seguridad Nelsa Curbelo quien en un mensaje de texto escribió: “barrios con rejas, negocios con rejas, casas con rejas, parques con rejas, más policías, más militares. ¿Nos convertimos en una cárcel? ¿Nosotros estamos en prisión y los delincuentes sueltos?”  Curbelo agregó en otro mensaje que “pronto tendremos buses con rejas como cuando llevan a los privados de la libertad a las audiencias. Esa, por ahora, no es la solución. Si agregamos porte de armas, entonces ya es completo el descalabro”.

Ella dice que “sería mejor que nos dijeran y fuera cierto: hospitales con medicinas , educación de calidad para todos, acceso a trabajo para todos. Ahí empezaríamos el cambio que este país necesita”. 

 

Liz Briceño Pazmiño
(Ecuador, 1989). Periodista. Ha cubierto temas de economía y consumo en la Unión Europea. Cubre temas de menores migrantes no acompañados y de desplazados en Ecuador.