La Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) hoy presentará la campaña #MeTuveQueIr, una iniciativa para dar a conocer las distintas razones por las que las personas venezolanas tuvieron que irse de su país.

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

¿Por qué deben salir de su país?

Giovanni Bassu, representante de Acnur en Ecuador, dice que la campaña cuenta las causas por las que las personas venezolanas necesitan salir de su país a través de seis historias. Así, dice  Bassu, se espera generar empatía en la población ecuatoriana. Bassu cuenta que muchas de las personas venezolanas están en situación de movilidad porque “no tienen [otras] opciones, aparte de salir de su país”. 

PUBLICIDAD

Bassu explica que en Ecuador hay la falsa impresión de que  “la mayoría de personas venezolanas que salen del país lo hacen únicamente por razones económicas y para mejorar sus oportunidades laborales” y no es así, recalca Bassu.

“La situación dentro de Venezuela es más complicada y compleja”, dice. Según él, las causas de la salida de las personas varían entre la inseguridad, la falta de servicios básicos como salud, educación, alimentación y agua potable. Por ende, afirma, hay una falta de oportunidades que los obliga a dejar Venezuela. 

Las historias de la campaña #MeTuveQueIr

Una de las historias seleccionadas para esta campaña es la de Johanna Álvarez. 

“Un día se fue la luz y no volvió en 7 días”, recuerda Johanna, una mujer de mediana estatura, de piel dorada por el sol y unos ojos negros penetrantes que recuerdan que fue “horrible” vivir sin luz en su natal Venezuela.  “La comida que teníamos en la nevera se dañó. Lo que pudimos, nos lo comimos, otro tanto lo regalamos porque no se podía conservar nada en la nevera”, dice. 

Pero el principal motivo por el que Johana dijo me tengo que ir de Venezuela fue por sus dos pequeños hijos,  Jeremy Alejandro y Kennedy Abreu. Ellos casi perdieron un año escolar porque no pudieron ir al colegio. “Las maestras nos decían que sin luz no podían dar clases y nos llamaban y los teníamos que ir a buscar, los regresaban del colegio”, dice. 

Así como Johana y sus dos hijos, otros 6 millones de venezolanos han salido de su país por las precarias condiciones de vida que ofrece el país caribeño. 

Sin embargo, para miles de personas venezolanas en situación de movilidad la travesía no termina cuando llega al país de acogida, porque el siguiente desafío es generar un ingreso para mantener una vida digna, dice Giovanni Bassu

Ecuador es el país de América Latina que ha reconocido a uno de los números más altos de personas refugiadas, la mayoría de ellas de Colombia. Además, Ecuador acoge a más de 500 mil personas refugiadas y otras en movilidad humana de Venezuela, siendo el tercer país en el mundo que más personas venezolanas alberga.

Aquí puedes leer más sobre esta campaña.

Liz Briceño Pazmiño
(Ecuador, 1989). Periodista. Ha cubierto temas de economía y consumo en la Unión Europea. Cubre temas de menores migrantes no acompañados y de desplazados en Ecuador.