El 19 de diciembre de 2021, Nange Yeti Nimonca, un abuelo y Pikenani —sabio— de la nacionalidad waorani, desapareció mientras realizaba un patrullaje en la comunidad de Wawampare en la provincia amazónica de Pastaza, cerca del río Curaray. 

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

Su cuerpo sin vida fue hallado dos días después, el 21 de diciembre, con varios golpes contundentes en su cráneo y cortes en el cuello. 

PUBLICIDAD

La hija de Nange, Rosalina Yeti Orengo, denunció el presunto asesinato en la Fiscalía de Asuntos Indígenas de Puyo. También denunció supuestas amenazas que habían recibido su padre Nange Yeti y su familia, por su rol como defensor de la naturaleza. 

El asesinato de Yeti fue el segundo crimen violento contra un defensor de la naturaleza en 2021 en Ecuador. En marzo de ese año también fue asesinado Andrés Durazno, defensor del agua y vocero de la resistencia antiminera en Río Blanco y Molleturo.

Tres meses después de su muerte, varias organizaciones waorani denuncian retrasos e irregularidades en la investigación de su muerte. 

¿Cómo ha avanzado el caso?

A pesar de que la denuncia por el asesinato de Nange Yeti fue presentado el 30 de diciembre, la Fiscalía se demoró tres meses en ejecutar las diligencias de la investigación como la toma de versiones y la exhumación del cuerpo. Las diligencias se hicieron recién el 21 y 22 de marzo de 2022.

Además, los costos de diligencias como la exhumación del cadáver de Yeti tuvieron que ser asumidos por la Organización Waorani de Pastaza (OWAP). 

Según organizaciones como la OWAP y la Nacionalidad Waorani del Ecuador (NAWE), durante las diligencias, el fiscal a cargo del caso y el agente investigador de la Policía Nacional tuvieron una actitud “desinteresada”. Las organizaciones denunciaron esta actitud y el 24 de marzo, el fiscal de asuntos indígenas de Puyo, Irar Amílcar Antún Tsamaraint, fue destituido

La Sala de Especializada de la Familia, Niñez y Adolescencia de la Corte Nacional de Justicia declaró que hubo negligencia del fiscal Antún por “haber retardado las diligencias que tenía a su cargo”.

La NAWE y la OWAP saludaron la destitución del fiscal. Sin embargo, aseguraron que esta decisión se tomó muy tarde. También pidieron que el nuevo fiscal sea un funcionario que pueda “garantizar la tutela judicial efectiva, verdad, justicia, y reparación”. 

La familia de Nange Yeti asegura que días antes de que él fuera asesinado, su esposa recibió amenazas.

Hasta ahora, la Fiscalía no ha formulado cargos contra ningún sospechoso. 

¿Quién fue Nange Yeti?

Nange Yeti Nimonca nació el 9 de octubre de 1955 en la selva amazónica, en una comunidad de la nacionalidad waorani. Cuando era joven, se formó como profesor intercultural y apoyó la conformación de la comunidad de Kiwaro. 

Yeti vivió allí por un tiempo antes de mudarse a Wawampare, en la provincia de Pastaza, donde vivió hasta su muerte. 

Junto a su esposa Oncaye Orengo, Nange Yeti tenía un rol destacado en su comunidad. Era profesor de español, matemáticas y runa kichwa. Además, usaba su conocimiento en medicina y plantas ancestrales para apoyar a su comunidad en las labores de primeros auxilios. 

Al inicio de los años 80, Yeti apoyó a la organización Waorani ONHAE —ahora Nacionalidad Waorani del Ecuador (NAWE)— en las mingas que permitieron identificar la importancia de su territorio y lograr la titulación de más de doscientas mil hectáreas de selva a favor de la nacionalidad.

Según organizaciones como Amazon Frontlines y la NAWE, durante más de 40 años, Nange Yeti contribuyó a la defensa de su territorio y a los intercambios de conocimiento entre los sabios Pikenani y los jóvenes.

Además, Yeti habría sido un actor importante en el proceso de Wao Resistencia. En 2019, junto a otros líderes de la nacionalidad, Nange Yeti habría participado de las movilizaciones que se hicieron contra el proyecto de explotación petrolera del bloque 22 en la provincia de Pastaza, en el que la nacionalidad waorani ganó la demanda contra el Estado. 

Días antes de su muerte, Yeti fue elegido miembro del Consejo Ne Anani  Pikenani (Consejo de Sabios) en la Asamblea Ordinaria de la Organización Waorani de Pastaza, OWAP. 

Doménica Montaño
(Quito) Reportera de GK. Cubre medioambiente y derechos humanos.