Entre el 6 y 8 de marzo de 2022 habrá oleaje en 41 playas del Ecuador, un fenómenos que se repite en cada temporada invernal. Esas playas ubicadas en el Ecuador continental e insular estarán con bandera roja; es decir, es mejor no bañarse en ellas. Estas son algunas recomendaciones para los pobladores de las costas o los bañistas que las visitan en caso de estar frente a un oleaje. 

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

En Ecuador, el Instituto Oceanográfico y Antártico de la Armada (Inocar) realiza constantes monitoreos de los oleajes. La institución recomienda a las personas realizar actividades en el borde costero: solo tomar sol, hacer caso a las señales y avisos de las autoridades

PUBLICIDAD

También recomienda no nadar mar adentro. 

El Inocar dice que en caso de ser arrastrado por la corriente, hay que nadar en paralelo a la orilla, hasta que deje de sentir la fuerza de arrastre e intentar levantar un brazo para advertir la situación y ser rescatado. 

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

Si alguien ve que otra persona es arrastrada por la corriente, no hay que entrar a intentar rescatarla; si es posible, tratar de lanzarle un salvavidas o algún objeto de flotación. De inmediato, hay que buscar a un socorrista o llamar al 9-1-1. 

Algunas medidas de prevención frente a los oleajes

Además, el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos (SNGRE) da algunas medidas preventivas para los bañistas, los dueños de pequeñas embarcaciones, los pescadores y los gobiernos municipales. 

Para los bañistas, se recomienda consultar el estado de la bandera de la playa. 

  • Roja: por tu bien no ingreses al mar, 
  • Amarilla ten cuidado si ingresar al mar y
  • Verde: puedes ingresar al mar sin temor. 

Antes de entrar al mar, se debe asegurar que haya salvavidas o socorristas acuáticos en la playa que se visite. No se deben armar carpas u otros equipos cerca de la orilla del mar o en la línea costera. 

En caso de oleajes, no se debe ingresar a las playas apartadas porque no suelen tener personal de socorro. 

Tampoco hay que fiarse de la aparente calma del mar porque pueden haber remolinos por debajo de la superficie marina. Los remolinos en el mar succionan a las personas hacia abajo.

Si alguien cae en un remolino, no debe intentar mantenerse a flote ni nada contra la corriente del remolino. Esta es más poderosa y solo logrará cansar al nadador. Lo que hay que hacer es dejarse llevar por el remolino, hasta llegar al punto de su corriente inferior, que expulsará sola del remolino al bañista. Es sugerible hacerse bolita para pesar más y alcanzar esa corriente. Una vez fuera del remolino, se debe bucear alejándose del remolino y buscando la superficie. 

Por último, no hay que nadar en el mar después de comer o tomar alcohol.  Si hacen excursiones, los bañistas deben llevar mapas o guías con puntos de referencia a la excursión, en caso que un oleaje los arrastre. 

En caso de tener pequeñas embarcaciones civiles, se recomienda consultar a las capitanías de puerto y retenes marítimos sobre el estado del mar, llevar a bordo chalecos salvavidas y equipos de comunicación en buen estado. 

Para los pescadores, el SNGRE recomienda que en caso de bandera amarilla, poner a su embarcación sobre la berma, atrás del punto de máxima marea y en caso de bandera roja, no entrar al mar. 

El SNGRE recomienda a los gobiernos municipales informar a los ciudadanos sobre las alertas en el mar. Y poner las banderas, según la alerta, en las playas, para que los turistas o pescadores puedan tomar precauciones. 

Mayuri Castro
Periodista de GK. Cubre educación, migración interna y los derechos de las mujeres. En 2021 ganó la Mención de Honor en Acceso a la Salud del Premio Roche por el reportaje El consuelo de un país en crisis recae en sus estudiantes de psicología. Fue parte del equipo de Mongabay Latam y GK nominado al premio Gabo 2021 en la categoría texto con el especial Mujeres en la Amazonía: lideresas indígenas que están cambiando el rumbo de sus comunidades.