El aluvión en La Gasca, la tarde del 31 de enero de 2021, es el más fuerte que se recuerde en décadas. Sin duda, es uno de los eventos naturales más devastadores que ha enfrentado Quito en los últimos años: al menos 23 personas murieron, decenas quedaron heridas. Hasta las 3:30 de la tarde del 1 de febrero, por lo menos 15 personas seguían desaparecidas. Este mapa interactivo muestra el recorrido del aluvión. 

La lluvia que desencadenó el aluvión alcanzó los 75 litros por metro cuadrado —es decir, que por cada mil metros cuadrados había la misma cantidad de agua que en una piscina semiolímpica. 

Provocó el desborde de la quebrada El Tejado, un colector de aguas ubicado en las faldas del volcán Pichincha, que flanquea a Quito por el occidente. El aluvión tuvo un cauce de hasta 2 kilómetros calle abajo, desde el punto de desborde hasta cerca de la avenida América, una de las principales vías quiteñas. 

El cauce del aluvión tuvo dos rutas principales

  1. La calle Berrutieta y la avenida La Gasca, y, 
  2. La calle Lizarazu con Nuñez de Bonilla.  

Por estos dos cauces, el aluvión arrastró lodo, palos, escombros del material de las casas, edificios y vehículos que iba destruyendo a su paso y que, al mismo tiempo, alimentaba su capacidad destructiva. La feroz palizada sepultó personas, arrancó de cuajo postes de luz y árboles, inundó viviendas

PUBLICIDAD

En minutos, hizo de un barrio alegre y movido, una zona de tragedia donde el ruido de la vida urbana fue acallado por el silencio asfixiante que copa la existencia posterior a un desastre natural.  

La Gasca es un barrio residencial del noroccidente quiteño. Colinda con la ladera del volcán Guagua Pichincha. 

Es un barrio muy poblado y de intenso movimiento comercial: hay escuelas, colegios y muy cerca está la Universidad Central del Ecuador. 

La avenida La Gasca baja desde la avenida Mariscal Sucre, que bordea el volcán, hasta la avenida 6 de Diciembre, una de las principales vías transversales de Quito, hasta donde han bajado los escombros. 

Por la calle Berrutieta y la avenida La Gasca, el cauce inundó casas en la ladera de la quebrada de El Tejado y la avenida Occidental hasta llegar a la avenida La Gasca donde vehículos, locales y casas se inundaron. 

Por las calles Lizarazu y Nuñez de Bonilla, hubo inundaciones en casas, la Unidad de Policía Comunitaria de La Gasca y las canchas de deportes con árboles y postes eléctricos derribados por la fuerza del caudal. Fue en esa cancha donde estaban decenas de personas en una tarde de volleyball y camaradería. Se presume que ellas son la mayoría de quienes murieron en el brutal aluvión, que a pocas personas les dio tiempo de guarecerse en sus casas y ver, atónitos e impotentes, como el lodo lo arrasaba todo. 

Samantha Andrade
Gestora de proyectos de GK. Dirige GK Escuela. En la redacción, Samantha maneja transmisiones en vivo, Youtube de GK y nos da soporte cuando las circunstancias lo exigen. Trabaja en temas de proyectos de desarrollo y educación, derechos humanos, género y políticas públicas.