En el feriado de Año Nuevo hubo más emergencias que en el de Navidad, según el Comité de Operaciones de Emergencia Nacional (COE Nacional). 

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

En el feriado que comenzó el 24 de diciembre, 43.055 emergencias fueron atendidas por los servicios de emergencia. En cambio, en el del 31 de diciembre, las emergencias pasaron a 48.689. Más del 70% fue por seguridad ciudadana, como peleas y otros incidentes similares.  

Así fue el feriado de Fin de Año

PUBLICIDAD

Juan Zapata, presidente del COE Nacional y director general del ECU 9-1-1, dijo en una transmisión en vivo, la tarde de ayer, 2 de enero de 2022, que se comparó los dos feriados porque “las condiciones son las mismas”. 

En el feriado de Año Nuevo también hubo 1.300 libadores más que en Navidad. La mayoría de Quito y Guayaquil. Los escándalos también aumentaron: de 3.486 a 4.512, concentrados principalmente en Quito y Cuenca.

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

Pese a que las emergencias fueron mayores, otras cifras disminuyeron entre el feriado de Navidad y el de Año Nuevo. Según Zapata, una de esas son las aglomeraciones. 

En el primer feriado nacional de diciembre hubo 1.061 y en el segundo 914. La mayoría pasaron en Quito y Guayaquil, las dos ciudades más pobladas del país. Las fiestas también se redujeron. Pasaron de 923 a 787. En este caso, la mayoría pasaron en Guayaquil y Santo Domingo de los Tsáchilas. 

Zapata dijo que en el último feriado, que se extendió hasta ayer, trabajaron más de 3.300 funcionarios del ECU 9-1-1 y estuvieron activadas más de 6.500 cámaras para identificar los incidentes. Zapata dijo que gracias a las cámaras de videovigilancia del ECU 9-1-1 se impidió que “457 eventos se conviertan en delitos”. 

Una de las cifras “que preocupan”, dijo Zapata, son las de violencia familiar. Hasta ayer se habían registrado 1.856 emergencias de este tipo. En Navidad, hubo 1.735. En ambos casos, la mayoría estaban en Quito y Guayaquil.

En el feriado del 6 de Diciembre, por la Fundación de Quito —que solo se aplica para esta ciudad—, Zapata dijo que las cifras eran preocupantes. 

En esa fecha, la violencia intrafamiliar subió en un 80% en comparación con el mismo feriado en 2020. 

Zapata también dijo que en el feriado de Año Nuevo hubo 4 suicidios y que “gracias a la articulación y alerta temprana se lograron salvar la vida de 10 ecuatorianos” que también intentaron acabar con su vida. Es un incremento significativo del feriado anterior cuando hubo 2 suicidios y 4 intentos de suicidio. 

Este feriado también hubo más viajeros que en el de Navidad. 

Zapata dijo que se movilizaron más de un 1,2 millones de personas a nivel nacional, según información preliminar de las autoridades de tránsito del país. En Navidad fueron menos de la mitad: 448 mil viajeros.

Desde el 31 de diciembre, más de 783 mil lo hicieron en vehículos privados y cerca de 450 mil en buses intra e interprovinciales. 

De esas personas, más de 60 mil visitaron las playas del país. Las más visitadas fueron:

  1.  Atacames y Tonsupa, en la provincia de Esmeraldas; 
  2. Playas, en la de Guayas, y,
  3. Salinas, en la Santa Elena. 

Otro feriado en pandemia

Durante el feriado de Año Nuevo —y el de Navidad— el COE Nacional limitó los aforos y prohibió ciertas actividades para evitar la transmisión del covid-19. 

Las decisiones del COE incluyeron

  1. Limitar el aforo de mercados, ferias, supermercados, centros comerciales y ferias de emprendimiento al 75%. 
  2. Limitar el foro de centros de convenciones, salas de recepciones, locales de eventos, restaurantes, bares, discotecas y centros de tolerancia al 50% si son cerrados y al 75% si son espacios abiertos. 
  3. Vigilar el estricto cumplimiento de los protocolos de bioseguridad, el uso permanente de mascarilla, lavado constante de manos, ventilación adecuada y distanciamiento físico. 
  4. Las playas y balnearios tendrán un aforo máximo del 75% y podrán ser usadas de 6 de la mañana a 6 de la tarde. 
  5. Prohibir eventos públicos y privados en espacios públicos como conciertos, pases del niño, novenas, fiestas, festivales, quema de monigotes y eventos barriales. 
  6. Prohibir la venta y consumo de bebidas alcohólicas en espacios públicos.

Sin embargo, las cifras presentadas por Zapata la tarde de ayer demuestran que varias de esas resoluciones se incumplieron porque hubo libadores, fiestas y otros eventos similares. Además, en redes sociales circularon varios videos en los que se veía que en varias playas del país sí se quemaron monigotes, pese a las decisiones del COE. 

Susana Roa Chejín
(Ecuador, 1997) Periodista lojana y jefa de la redacción de GK. Cubre economía, sexualidad y derechos. Le interesan los temas de empleo, educación financiera y salud sexual y reproductiva.