El mayor corredor marino del Occidente estará más protegido. En el tercer día de la COP26, la Conferencia de las Partes de la Convención de las Naciones Unidas sobre el cambio climático, los presidentes de Ecuador,  Costa Rica, Colombia y Panamá firmaron la  Declaración para la Conservación del Corredor Marino del Pacífico Este Tropical (CMAR). 

La declaración tiene el objetivo principal de conservar la biodiversidad y los recursos marinos  y costeros de las  áreas marinas protegidas de Malpelo en Colombia, Coiba en Panamá, Galápagos en Ecuador y Cocos en Costa Rica. 

La declaración además incluye la definición de un modelo adecuado de protección y manejo de estas áreas protegidas. Ese modelo, dice la declaración, tiene que establecer medidas nacionales y regionales para proteger la biodiversidad. Para que el modelo se sostenga, es importante también el apoyo de la sociedad civil, organismos de cooperación internacional y el sector privado. 

Además, la declaración contempla acciones para impulsar el uso sostenible de los recursos marinos para así aportar soluciones sostenibles que permitan una gobernanza marina justa. 

Según un comunicado de la Secretaría General de Comunicación de la Presidencia (Segcom), parte de la declaración también incluye la creación de una Reserva de la Biósfera Marina comprendida entre Malpelo, Galápagos, Cocos, y Coiba. La reserva, dicen los gobiernos firmantes, será un aporte “fundamental”para:

  • La conservación.
  • La adaptación y mitigación del cambio climático.
  • El cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).
  • Lograr la meta de la iniciativa 30×30 sobre proteger el 30% de los océanos hasta 2030.
PUBLICIDAD

Sin embargo, todavía no hay información sobre la reserva, cómo y quién la manejará, ni sobre cómo se obtendrán los recursos necesarios para su protección. 

Noticias Más Recientes

Tras la firma de la declaración, el presidente Guillermo Lasso dijo  que “tendremos un gran corredor marino” y aseguró que debemos conservar las corrientes de agua para que “nuestros hijos se sientan orgullosos”. Según Lasso, el compromiso se va a materializar “de inmediato”, pero no explicó cómo. 

¿Quién firmó la declaración?

La declaración fue firmada por:

  • El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso.
  • El presidente de Colombia, Iván Duque.
  • El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo; y,
  • El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado Quesada. 

En el evento en el que se firmó la declaración, también estuvieron presentes los ministros de ambiente de los cuatro países.

¿Cómo se financiará?

La Declaración se financiará con el apoyo del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF). El mismo día que se firmó la declaración, el CAF aprobó un millón de dólares en “cooperación técnica” para conservar el Corredor Marino del Pacífico. 

El dinero que aprobó el CAF se usará para “incentivar estrategias conjuntas” en las que participen tanto los gobiernos de Ecuador, Colombia, Costa Rica y Panamá, como representantes de la sociedad civil, organismos de cooperación internacional y ONGs. 

Según el CAF, con los fondos aprobados ayudarán a proteger el corredor marino y al mismo tiempo contribuirán a la preservación de la economía de las comunidades locales. Además, se prevé  que los fondos ayuden también a impulsar el turismo sostenible aprovechando la alta biodiversidad de la zona y sus ricos recursos naturales. 

Todavía no se hay detalles sobre las acciones, proyectos o programas específicos que se planea financiar con el millón de dólares. Tampoco hay análisis sobre si el millón de dólares será suficiente para proteger un área que abarca los océanos de cuatro países. 

¿Qué es el CMAR?

El CMAR es el Corredor Marino del Pacífico Este Tropical.  Luis Suárez, vicepresidente y director ejecutivo de Conservación Internacional Ecuador, explica que el CMAR se creó en 2004 a través de la Declaración de San José que firmaron las autoridades ambientales de la época. Su objetivo es conservar la biodiversidad y promover el uso sostenible de los recursos marinos y costeros presentes en las Zonas Económicas Exclusivas de Ecuador, Costa Rica, Colombia y Panamá. 

El corredor es importante porque las reservas que lo conforman están catalogadas como ecosistemas de patrimonio mundial, según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). Son zonas únicas en el mundo que albergan recursos y especies que no hay en ningún otro lugar. 

Además, el corredor es importante porque es una ruta migratoria de especies como las ballenas azules, las ballenas jorobadas, tiburones martillo, tortugas marinos, y otras. Según el Ministerio de Ambiente, Agua y Transición Ecológica, en el Corredor, específicamente en el Parque Nacional Isla del Coco, en Costa Rica, también está uno de los últimos arrecifes de coral mejor conservados del planeta. Los arrecifes de coral son sumamente importantes en los ecosistemas marinos porque alrededor del 25% de toda la vida marina depende de ellos en alguna etapa de su ciclo de vida.

El CMAR también es importante económicamente. Según su sitio web, se estima que los ingresos económicos generados por el uso y aprovechamiento de la biodiversidad marina que habita en este corredor, superan los 3 mil millones de dólares cada año. Las principales actividades productivas que generan esas ganancias son: la pesca y sus derivados, el turismo y el transporte marítimo. 


*Este contenido fue escrito desde la COP26 en Glasgow, Escocia gracias al apoyo de Climate Tracker.