Pedro Degado fue detenido en Estados Unidos. Delgado es un exfuncionario del gobierno de Rafael Correa que fue sentenciado por peculado y enriquecimiento ilícito. Está prófugo en Estados Unidos desde diciembre de 2012 cuando dijo que se iba a la boda de su hijo en Miami, Florida, y nunca más regresó. Una fuente del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) que pidió que se proteja su identidad, le confirmó a GK la mañana de hoy, 30 de agosto, que Delgado está detenido en el Centro de Procesamiento de Krome North Service de Miami. 

Pedro Delgado Campaña, de 58 años, fue presidente del directorio del Banco Central del Ecuador (BCE) desde noviembre de 2011 hasta finales de 2012 y presidió la Unidad de Gestión y Ejecución de Derecho Público (Ugedep) hasta el mismo año. En diciembre de 2012, en una rueda de prensa, Delgado renunció a los cargos y reconoció que 22 años antes entregó un título universitario falso que decía que se había graduado como economista de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador. 

Delgado tiene dos sentencias en su contra. La primera por enriquecimiento ilícito en el incremento no justificado de su patrimonio, delito por el que fue sentenciado a cinco años de prisión. La segunda, por peculado en el caso Cofiec, por el que le dictaron ocho años de cárcel. 

El título falso

En la rueda de prensa, Delgado dijo que había sido perseguido “por los banqueros corruptos” por su labor en el Banco Central. Añadió que no tuvo “temor ni favor de ejecutar las acciones” que eran necesarias en después de la crisis económica de 1999 y el año 2000. Por eso, dijo, su familia y él habían soportado “noticias fraguadas” para afectar su imagen. 

Después de presentar su renuncia irrevocable a la presidencia del Directorio del BCE, Delgado dijo que cometió “un error hace 22 años, tomé una decisión equivocada para alcanzar un objetivo académico, cometí una falta que hoy me está costando caro”. No dio más detalles de lo sucedido y se excusó diciendo que “no viene al caso ahondar en los detalles del por qué o bajo qué circunstancias” entregó el título falso al Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (INCAE), una de las escuelas de negocios más importantes ubicada en Nicaragua, en donde Delgado obtuvo una maestría. Después de que se reveló que su título era falso, INCAE le revocó el título de cuarto nivel. 

PUBLICIDAD

Delgado se excusó diciendo que debía “enmendar semejante acto de inmadurez que lo mantuve en secreto hasta ahora y por el cuál asumo toda la responsabilidad”. Además, se disculpó con su esposa, sus hijos, su familia, a sus colaboradores, al pueblo ecuatoriano, al proyecto de la revolución ciudadana y, según él, especialmente con el entonces presidente Rafael Correa, quien también es su primo. 

Ricardo Patiño, entonces Canciller de Ecuador, confirmó que Degado había renunciado al directorio del Banco Central por tener un título falsificado. “En este gobierno no se permite este tipo de conductas”, dijo Patiño en una publicación en su cuenta de Twitter. 

Días antes de que Delgado confirme que el título era falso y que renuncie al BCE, Rafael Correa lo defendió públicamente en una de sus sabatinas —programas matutinos que se transmitían en cadena nacional los sábados en los que el entonces Presidente hablaba por varias horas sobre su labor y criticaba lo que no le gustaba. Ahí Correa dijo que Delgado sufría de un “linchamiento mediáico” por ser uno de los principales testigos en los juicios de los hermanos Isaías —exbanqueros acusados de peculado. Según Correa, “esto no es fortuito, así es cuando hay billete”. El entonces Presidente dijo que parte de esa estrategia era la acusación de que el título que su primo tenía era falso. Según Correa, las acusaciones en contra de Delgado eran mentira. 

Noticias Más Recientes

La sentencia por peculado

El 1 de octubre de 2014, Delgado fue sentenciado a ocho años de cárcel por peculado. Esa sentencia se le dio porque el banco Cofiec —que era del Estado y que estaba a cargo del Fideicomiso AGD no más impunidad que Delgado que Delgado presidía— le entregó un préstamo de 800 mil dólares a Gastón Duzac, un ciudadano argentino que residía en Ecuador, sin que haya presentado la documentación del préstamo. 

Según el fallo del tribunal que lo sentenció, Delgado —quien era presidente del directorio del BCE en ese momento— generó la “idea criminal” que fue abusar del dinero público del banco Cofiec. Además, dice que él convenció a los demás acusados de apropiarse indebidamente de los fondos estatales y que la vía para hacerlo fue la entrega del crédito a Duzac. 

La sentencia por enriquecimiento ilícito

En abril de 2019, Delgado fue sentenciado a 5 años de prisión por enriquecimiento ilícito. La investigación en su contra comenzó en 2012,  cuando la Contraloría General del Estado hizo un examen especial de las declaraciones patrimoniales juradas presentadas por Delgado. La Contraloría emitió un informe de responsabilidad penal en su contra por asociación ilícita e hizo más exámenes de sus declaraciones. Basándose en esa información, la Fiscalía dijo que entre 2009 y 2013 el patrimonio de Delgado había sido de 394.427.097 dólares, sin que se haya determinado el origen de esos fondos.

El tribunal que emitió la sentencia contra Delgado dijo que “no se ha presentado por parte del procesado ningún sustento que pueda justificar el incremento alarmante de su patrimonio, cuando sus únicos ingresos provenían del sector público, y al contrastarse con sus activos no se

corresponden, lo cual el procesado no ha logrado explicar”. Por eso, dijo que “se puede concluir de manera incontrastable la existencia del delito de enriquecimiento ilícito” y lo sentenció a 5 años de cárcel. La sentencia fue ratificada en agosto de 2020.