Empecemos hablando sobre estas declaraciones de Richard Carapaz sobre las condiciones de los deportistas que revelan más que su propia situación, una situación aparentemente generalizada de los deportistas y de la cual no se ha discutido mucho. Usted, como periodista deportivo ¿que ha podido ver sobre esto? 

Yo tengo que decirle así de enfáticamente que Carapaz tiene razón, Carapaz tiene razón. Que lamentablemente lo que dijo Richard Carapaz, en muchos casos, es cierto y que esta es una temática que, de alguna manera de alguna manera, sí la hemos discutido, pero que necesitábamos justamente de un momento como este. Qué penoso, ¿no?. Porque deberíamos estar disfrutando felices de lo que hizo Richard Carapaz y, al contrario, tenemos que regresar a ver esta parte oscura del deporte, que sí existe. Yo creo que sí es que esto logra tener los ribetes que esperamos, le agradeceré más a Richard Carapaz por lo que dijo después de ganar la medalla de oro que por la medalla en sí. Si es que las autoridades, no solamente deportivas sino autoridades en general, toman nota del asunto y hacen el seguimiento correspondiente, las palabras de Richard Carapaz pueden hacer que el deporte ecuatoriano progrese de tal manera que ya no tengamos que esperar 25 años para una medalla olímpica y que esta medalla olímpica no sea producto de un proceso individual, de un talento innato y de una generación espontánea de un deportista que luchó contra viento y marea, si no que tengamos una próxima medalla olímpica de la que todos los ecuatorianos podamos sentirnos orgullosos en lugar de que ahí sí, salga una Ministra de Deporte a decir “yo fui parte”.

Perdón Patricio que le interrumpa, pero quizá no todos tenemos claro cómo funciona el sistema para llegar a las Olimpiadas porque mientras Carapaz cuestionaba todo,  el Ministro del Deporte, Sebastián Palacios explicaba no todo depende o no mucho no depende del ministerio sino de las federaciones y los comités, ¿cómo funciona esto? ¿cómo llega un deportista a las olimpiadas?

Tiene el Comité Olímpico Ecuatoriano (COE) que es el representante del Comité Olímpico Internacional y, por lo tanto, es él el encargado, como bien dice el Ministro del deporte, de la coordinación ya para los Juegos Olímpicos, luego coordina con las federaciones nacionales. El Ministerio del Deporte tiene un plan de alto rendimiento —que realmente es muy discutible cómo se ha manejado ese plan que entrega recursos para algunos deportistas y digo “algunos” porque hay que reconocer que ha habido algunos deportistas que recibieron mucho respaldo pero claro otros no recibieron nada.

¿Con criterios o discrecionalidad?

 Supuestamente, hay unos criterios de medición relativamente objetivos. Digo “relativamente”, porque si no regresa al ver quiénes están ahí, quienes recibieron apoyo y quienes no, uno dice bueno y ¿por qué no Marisol Landázuri? ¿por qué no va Virginia Villalba? ¿por qué algunos deportistas?

El propio Richard Carapaz, ¿no?

 Bueno, Richard sí estuvo en el programa de alto rendimiento, pero lo sacaron por un asunto disciplinario. Acá tendemos a ser moralistas, los grandes adalides no de la justicia. Sí, Richard Carapaz cometió un error disciplinario y se tomó unas cervezas en una concentración y eso merece un castigo, seguramente, pero de ahí, a retirarle del plan del rendimiento, tratarle como le trataron, no.

A Daniela Darquea por ejemplo. a nuestra golfista, la primera golfista ecuatoriana en participar en un Tour LPGA, o sea estando en las Grandes Ligas, lo máximo que puede acceder y ya ha estado en el U.S Open, es decir esta chica está codeándose con las mejores del mundo.

 Claro, hoy está en los Juegos Olímpicos

Hoy está en los Juegos Olímpicos gracias a eso. Hace 3 años, la entonces Secretaria del Deporte, Andrea Sotomayor, le trató de indisciplinada y ¿cuál fue la razón de tratarla de indisciplinada y de expulsarle deshonrosamente del plan de alto rendimiento? Que Daniela prefirió ir al US Open y quedarse en la LPGA que ir a los Juegos Sudamericanos. Los Juegos Sudamericanos ni siquiera le daban los puntos que le daba el LPGA para este mismo ranking con el que luego clasifica a los Juegos Olímpicos. Entonces, sí es cierto que hay un plan de alto rendimiento y que este dice que hay que cumplir determinadas cosas, pero sí es un plan de alto rendimiento tendría que tener contemplado estos casos, “a ver esta señorita, va a participar en un máximo de su deporte en lugar de venir a los Juegos Sudamericanos a jugar contra las que les va a ganar de ley”. Imagínate que en el LPGA hubo 3 latinoamericanos: dos mexicanas y una ecuatoriana ni siquiera hubo en argentina o uruguaya.

¿Por las condiciones de exigencia?

Claro claro porque no es fácil llegar a un a un torneo así y ahí está Daniela Darquea y las autoridades querían que venga a jugar unos Sudamericanos y dejar eso.

 ¿Hubiese implicado bajar un poco el nivel de juego de exigencia?

Exactamente. No tenía sentido, si venía iba a ganar todo. Iba a ganar medallas, seguramente se iban a tomar fotos, sí. En lugar de ayudarle le expulsaron del plan de alto rendimiento y la ministra llegó a una rueda de prensa y dijo que Daniela Darquea era una deportista indisciplinada. Yo tengo el gusto de conocer a Daniela y me ha presentado a su familia y he conocido todas sus luchas. Tratarla de indisciplinada es terrible. Es más o menos como que mañana se corra el Campeonato Sudamericano de ciclismo y el Tour de Francia en la misma semana y le digan a Richard Carapaz “sorry, Richard, tienes que venir porque sino no pasas”. Tendría que decir que están locos.

Noticias Más Recientes

  • ¿Quién es Álvaro Noboa?

¿Quién es Álvaro Noboa?

Quiso ser presidente de Ecuador en cinco ocasiones y fue su hijo quien lo consiguió. Álvaro Noboa es uno de los empresarios más ricos del país.

Pero ¿por qué? ¿Todo esto pasa por eso es falta de conocimiento? Me parece evidente que si un evento les da más puntos que otro, incluso si es más exigente a nivel de exigirle al deportista que llegue a su nivel máximo, ¿por qué se buscaría bajar su nivel para que participe en un evento específico en lugar de otro? ¿Cuál es la razón?

A veces los criterios son así, tan rígidos.

Pero se podría modificar, ¿no?

Si se puede modificar, pero siempre y cuando haya voluntad, siempre y cuando haya dentro del ministerio  una persona que conozca el deporte y que conozca a los deportistas. Marizol Landázuri, que está clasificada a los Juegos Olímpicos, decía que la Ministra Sotomayor le dijo que las puertas de la Secretaría, como era en ese entonces, están abiertas para los deportistas y ella decía “sí, es cierto, están abiertas, el problema es que cada vez que entro no hay quién me atienda”. Entonces estas son las cosas que a uno realmente nos dan fastidio. Te cuento otro caso, Juan Caicedo, de lanzamiento de bala, le asignan una partida presupuestaria para su preparación. creo que todos entendemos. Todos entendemos que la preparación es antes,  hasta el prefijo lo dice.

Hasta llegar, ¿no? 

Exacto, para llegar. Entonces, prepárate para llegar a Juegos Olímpicos y le asignará una partida presupuestaria para que contrate personal; porque ser deportista de alto nivel es carísimo. Tienes que tener entrenador, nutricionista, fisioterapista para las lesiones, tienes que desplazarte para poder participar, porque aquí en el Ecuador no puedes competir. Aquí, la mayoría de los deportistas Olímpicos no tienen rivales y en muchos en muchos casos, no tienen rivales ni siquiera en la región, entonces tienen que irse a Europa, a Estados Unidos, a Asia para participar.

¿A buscar los mejores rivales?

A buscar, a competir contra los mejores. Solo la competencia nos hace mejores. Tú le entregas una parte, les aseguras una platita. Fue realmente dolorosísimo cuando nos enteramos de este caso. Yo hablaba con Juan Caicedo por teléfono, estaba desesperado porque no les llegaba la plata y no les llegaba la plata y él quería ir a España a una competencia donde iba a registrar su marca porque en determinadas competencias, en algunos deportes de determinadas competencias, tú registra tu marca, tu registro del tiempo y no les llegaba la plata. Para colmo, él tenía que irse a España y estábamos en media pandemia y tú sabes que ahorita los viajes están realmente muy complicados. Además los permisos. España cerró sus fronteras en esa época, entonces él pedía, “señores de las federaciones de atletismo de una mano, ayúdeme para conseguir que me manden una invitación de la Federación del atletismo de España.”

Nos enteramos de este caso y los pusimos en la radio donde yo trabajo y enseguida un amigo, un amigo nuestro, Alfonso Morote, español, me dice “yo me encargo”. A las 16 horas — y fueron 16 horas por la diferencia horaria entre España y Ecuador— a las 16:00, ya tenían el permiso Juan Caicedo.

Pero la respuesta surgió entonces de una gestión totalmente ajena a quienes deberían estar haciendo esto. ¿O sea finalmente dependiendo de la buena voluntad de alguien que cree en ellos, de una empresa, de un periodista, de un deportista pero no de quienes deben hacerlo?

En este caso no hice más que exponer el tema y la buena voluntad de este amigo que aportó pero eso no debería ser buena voluntad de la gente que está dentro porque es su trabajo. O sea tú no me estás haciendo entrevistas de buena voluntad, estás haciendo tu trabajo.

Correcto.

Entonces esto es lo que la gente no llegó a entender, entonces se creyeron que iban a estar eternamente en el poder, entonces si es que esta deportista se quejó y le cortaron las alas y nunca más volvió a tener el respaldo, yo mejor me quedo calladito porque si me dieron diez menos de los de los cien que me tenían que dar porque si es que me quejo por eso dice a lo mejor necesita nosotros noventa.

Pero esto quiere decir que no hay Dios, ley ni gobernador ahí, ¿no? Incluso se han denunciado estos comportamientos coercitivos por parte de autoridades o estas amenazas veladas y la creación de estas listas negras.

Sí, José Llerena habla de chantajes y de amenazas para los deportistas. Es gravísimo. Yo sí creo que el deporte puede tener un ritmo diferente con Sebastián Palacios. O sea todo esto que ha pasado y creo la gente lo identifique que es hasta el 24 de mayo de 2021, con la señora Andrea Sotomayor al frente. A partir de ahí vamos a ver cómo reacciona también Sebastián Palacios pero Sebastián tiene un gravísimo problema. Tiene que meterse en una estructura armada en diez años de la década ganada, más los cuatro de yapa. Ahí se generó una estructura que no necesariamente va en beneficio de los que deberían ser beneficiarios. 

Por ejemplo, hay cuestionamientos de las elecciones de las distintas federaciones porque las distintas federaciones a la vez eligen a las autoridades más altas, por ejemplo el Comité Olímpico ecuatoriano es elegido por los presidentes de las federaciones y los presidentes de las naciones, a su vez elegidos por los clubes.  Muchos de esos presidentes de federaciones tienen estos cuestionamientos, otros presidentes fueron puestos a dedo porque intervinieron algunas federaciones. 

¿Quién interviene?

El ministro del deporte. Los interviene dice “aquí está pasando algo raro”. En la Federación de ajedrez, por ejemplo, Carla Heredia y algunas otras deportistas de ajedrez se quejan amargamente que ni siquiera les llega una gorra para una competencia. Llegan las deportistas de otros países con su chaqueta, perfectamente uniformados, y bueno si es que tiene un uniforme y una chaqueta, imagínate todo el que tienen detrás; si tienen uniforme, seguramente tendrán el apoyo logístico. Carla Heredia dice “a mí no me dan ni una gorrita para decir soy de Ecuador” entonces me toca ir allí con una ropita que medio medio parezca para que está bien presentada, pero no es la idea. Ellos, por ejemplo, piden durante años amargamente y la Federación de Ajedrez ni se inmuta.

Justo a eso iba y entonces ¿dónde está la transparencia?

Le piden a la Secretaría del deporte que le pida a la Federación de Ajedrez que le hagan cuentas. Pasaron los cuatro años y Sotomayor no le pidió cuentas de la Federación de Ajedrez ni a quienes están ahí. Entonces uno dice « es un círculo más o menos cerrado » que genera esta falta de transparencia.

Se podría buscar mecanismos para hacerlo transparente, ¿no? Ahí está un desafío para el Ministro Palacios para transparentar, es decir, por ejemplo que esté todo disponible en un sitio web, de modo que el que quiera pueda entrar a buscar quien recibió cuánto. Porque otra de las cosas que el ministro decía en una entrevista aquí, hace unas semanas, era el asunto de los convenios que no es sólo las deudas del estado con los contratistas que construyeron canchas y demás, sino también a deportistas que se les ha entregado dinero y que no necesariamente han transparentado las cuentas de la forma adecuada. Tampoco se sabe con qué criterios de selección se entregó fondos a estos deportistas sí y estos deportistas no.

Exactamente. Mientras hay deportistas que tienen este problema hay otros deportistas que se quejan porque no les dieron nada. Hubo un remanente de 400 mil dólares de la Federación de seguridad atletismo y a Marizol  Landázuri nunca le dieron dinero. Presentaba un proyecto y ni le responden, entonces ni siquiera te responden al email o a una llamada. Eso ya es una burla. Esa es la palabra. Es un trato indigno. Al menos le respondes, aunque no lo quieras hacer o no lo puedas hacer. Este ha sido un trato que muchos deportistas se quejan,  un trato indigno. Nos indignamos porque uno puede entender que el Estado ponga prioridades y que el presupuesto del deporte haya disminuido, pero nos cuesta entender la lógica porque el deporte va a generar, si es que se lo aplica bien, mejoras en salud pública.  Gasta más en deporte y eso implica que gastan menos en salud.  El deporte te enseña valores, es una cosa multiplicadora de un montón de cosas. Si gastas más en deportes, gastas menos en adicciones, seguramente vas a gastar menos en la Penitenciaría del Litoral y en la Cárcel de Latacunga porque van a haber menos reclusos porque esta gente va a hacer deporte y aunque no lleguen al alto rendimiento, en la práctica deportiva, les va a dar una alternativa de vida sí. 

Inversión también económica, ¿no? Las competencias y demás implican también una reactivación y un movimiento económico.

Sin duda, con nuestros deportistas, con nuestros entrenadores y con nuestros médicos fisioterapeutas, se activa todo. No podemos entender estos criterios que han ido disminuyendo el presupuesto del Estado en cuanto al deporte se refiere pero ok, el Estado tiene otras prioridades,  está bien. Además sabemos que tenemos carencias en el país, en todos lados, pero lo que no podemos entender es que esa parte del deporte sea manejada de esta manera poco transparente y medio a dedo y medio con esta con esta forma despectiva, esta forma indigna de tratar al deportista. Pero vamos más allá, Sol, hoy día tú me dices lo que tenemos tal cantidad de tantos tantos millones de dólares para el deporte, creo que son 70 millones, de los cuales a propósito no recuerdo qué porcentaje me dijo Sebastián Palacios, pero me parece que es un porcentaje altísimo que se va en temas administrativos.

80/20

Entonces tienes poco dinero. Qué hacemos. Gestionamos el dinero. Hay una ley de doble beneficio tributario que permite que una empresa pueda deducirse el 200% de su aporte, el doble de lo que aportó en el impuesto a la renta entonces , quizás ahorita, yo Ministerio del Deporte no te puedo dar estos cien mil que tú me pides pero te voy a ayudar a gestionar porque, a ver, yo soy un deportista que no tengo formación en marketing, en ventas, que no sabría cómo hacer un PDF bien presentado para poder ir a una empresa a pedir el respaldo, entonces no te preocupes venga al Ministerio y aquí tenemos un departamento que te va a ayudar a generar tu proyecto porque no te puedo dar los cien mil, pero te puedo dar las herramientas para que tú los  consigas y entonces dejamos de depender del papá Estado que, además, sería excelente porque así no necesitaré nunca más de esta ministra o de esta secretaría pariente de Lenín Moreno —que es la única razón por la que entendemos que duró tanto tiempo con tantos cuestionamientos — o máximo necesitaré que me des una mano en esto. 

El acompañamiento técnico.

El acompañamiento especializado. No necesariamente del deporte o a veces sí, pero dejará de ser una carga incluso por qué no se hace esto porque la secretaria Sotomayor demoró casi un año en aprobar el reglamento en conjunto con SRI y la ley salió en diciembre de 2019 y esta ley se pretendía que en año olímpico puedan los deportistas generar rápidamente estos procesos y sacar dinero para Tokio y esto terminó haciendo casi de un año de demoras absurdas y elrato que sale esa reglamento ahí, medio ambiguo, evidentemente para poder acceder a este plan de deducción tributaria tienes que tener aprobación del Ministerio para el proyecto deportivo y eso está bien porque si no cualquiera podría decir yo soy deportista y en realidad lo que hace es jugar tennis en tu barrio. 

Entiendo, tiene que haber una entidad que avale.

Por supuesto que sí, eso lo entendemos, pero tenía que ser rápido y después tenías que ser un hacker para poder llegar al lugar donde estaba la información en la página web de la Secretaría del deporte, escondido, detrás de todo, arrumada en la la última bodega de la página web, al lado del tomacorriente. Entonces ahí cómo se puede, cómo es posible eso.

Es un reto muy grave que tiene Sebastián Palacios de poder reconstruirlo. Yo siento que él tiene otras intenciones. Tiene, de entrada, otra actitud. La secretaria Sotomayor en año y medio de pandemia no se preocupó de la vacunación de los deportistas sabiendo que tenían que ir a Tokio. Sebastián Palacios, en 24 horas, gestionó la vacunación de los deportistas. Entonces uno dice, “¿es una cuestión de recursos —porque Sebastián llegó el 24 y el 25 y estaba firmando el convenio con Ministerio de Salud y la semana siguiente ya estaban vacunando  a los deportistas— o es una cuestión de capacidad?  

Y partiendo de la voluntad, ¿no?

Y de querer tratar al deportista dignamente, entonces ahora está muy criticado Sebastián Palacios que dice el ministro turismo que va de turismo.

¿Cuál es el rol del Ministerio? ¿Por qué es importante que un ministro esté en este tipo de eventos? 

Porque esta es la máxima cita del deporte a nivel mundial. Ahí están los mejores deportistas del mundo y hay oportunidades para nuestro deporte, pero además también el Ministerio del Deporte, yo creo que tiene derecho de querer ir a supervisar un poco o, al menos, saber lo que estaba pasando con nuestro deporte también in situ.

Los representantes de las federaciones del Comité Olímpico ¿también van?

En algunos casos.

¿Quién decide quiénes o cuándo van?

El Comité Olímpico y ahí, en la historia, ha habido muchos cuestionamientos de estas designaciones porque, no digo que sea el caso, pero si ha habido competencia Juegos Olímpicos, Sudamericanos, Bolivarianos, en donde han ido más dirigentes que deportistas o a los que van dirigentes y no va el entrenador.

Y, de nuevo, ¿hay acceso transparente, fácil, para saber el listado de quienes están ahí? ¿Un sitio en el que este listado de los que asisten?

No, esto se maneja puertas adentro.

¿Y hay una forma o tendría que haber reformas legales para que las federaciones y las organizaciones relacionadas transparenten toda esta información? ¿El Ministerio tiene esa capacidad?

O sea lo que pasa es que el aporte del Estado en las federaciones normalmente es de un porcentaje y los porcentajes son dispares. Por ejemplo, en el fútbol, el porcentaje de aporte del Estado es exiguo, es muy chiquito porque el fútbol se maneja con sus propios recursos, entonces lo que normalmente rinden cuentas es sobre lo que entrega el Estado. Esa era la famosa excusa de la Federación de Ajedrez: “a mí sólo me dan 50 mil al año”, no es mucha plata bueno, pero de esos 50 mil deben rendir cuentas. Como son entes privados, que además tienen este blindaje por parte del deporte internacional particularmente el Comité Olímpico y la FIFA. Digamos que en el tema del fútbol donde se impide la injerencia de la justicia en temas deportivos y aunque ya esto quedó claramente demostrado que no es así porque con el caso FIFA Gate, en Estados Unidos, se demostró que sí puede una autoridad nacional inmiscuirse en temas que no tienen que ver con el deporte aunque estén en el marco del deporte, pero siempre tiene la cabeza puesta en la guillotina, si es que quieres, con el argumento de que el Estado o el sistema jurídico de un país quiere intervenir en una cosa así porque supuestamente está interviniendo al deporte y el deporte es autónomo, entonces es el marco de esta autonomía mal entendida.

Más que una intervención en sí, pensaba en una forma legal de exigir transparencia en las cuentas, porque finalmente por más privado que pueda ser, tiene una incidencia importante en la política pública del deporte.

 Claro 

Es decir, si es que manejas a tus anchas una Federación los deportistas van a tener dificultades para llegar a los Juegos Olímpicos o convertirse en deportistas de élite.

Claro pero fíjate cómo son las cosas, o sea a la vez son dirigentes que sé que están ahí se quedan para toda la vida el presidente de la Federación —si es que mañana Neisi Dájomez viene con na medalla, porque tenemos muchas esperanzas de eso—, ojalá no se le ocurre al presidente de la Federación de Pesas salir a subirse a una camioneta. Este es el mismo presidente que estuvo desde la época de los hermanos Llerena y hay que escucharles a ellos.

¿Hace cuánto tiempo es eso?

25 años o 30 años. Es una locura. Entonces se quedan para toda la vida ¿para que se quedan ahí?  Podrías pensar que es porque hacen muy buen trabajo, pero no. Pregunten a los deportistas.

 ¿Y ahí tampoco hay forma de intervenir? Es decir, establecer un mecanismo, por ejemplo, que limite el tiempo que puedes presidir una federación, que no te puedas elegir más de un período adicional, etcétera.

Todo esto es en base a los estatutos. Recuerda que las federaciones elaboran sus estatutos en base a las leyes del país, en base a las a los lineamientos que te dan las internacionales, las federaciones internacionales del Comité Olímpico.

¿Pero habría la posibilidad de hacer este tipo de regulaciones ya específicas para las federaciones, pensando en un marco legal nacional que permita establecer límites?

A ver lo poco que conozco de legislación deportiva, aprovecho y le mando un abrazo al doctor Selso Vasconez, un crack en esto que siempre está asesorando, pero en el momento en que tú quisieras intervenir  en la reforma de un estatuto ahí viene la posible intervención o sanción internacional. Entonces esa es la autonomía de la que hablamos, una autonomía que es sí es necesaria, pero que tiene que ser bien encaminada. La autonomía no tiene por qué llevarnos al libertinaje. Hay muchos casos de nuestro deporte que nos duele mucho porque vemos el sacrificio de los deportistas.

La ex atleta olímpica Lucy Jaramillo, entrevistada para una nota de Teleamazonas, hablaba de las condiciones en las que ahora está criando sus hijas; vende pan de yuca en el mercado porque nunca le entregaron la asignación que les correspondía. Otra ex deportista de élite, también para Teleamazonas decía que sí es que volvería a tener que tomar la decisión de elegir ser deportista o hacer otra cosa capaz lo pensaría dos veces a pesar de que ella también llegó a las Olimpiadas de Londres, porque las condiciones de abandono posteriores son aún peores, si es posible, que las previas a llegar. Carapaz ha puesto en discusión sobre lo que es irse sin masajista, sin apoyo pero también hay que mirar la posterioridad de los competidores, muchos de ellos dicen que el abandono es todavía peor.

Claro. Imagínate si Richard se queja de estas carencias en los Juegos Olímpicos, siendo Richard Carapaz, triple medallista por tres podios en las grandes del ciclismo mundial, si a Richard Carapaz le hacen esto o si Richard Carapaz se queja de esto, qué pasará con el deportista sub 15 de una disciplina de ping pong. 

Te cuento otro ejemplo que me enteraba ayer, una deportista, campeona nacional de su categoría, en un deporte clasificada, por lo tanto, a los Juegos Mundiales de su deporte, y el rato que va a la Federación de este deporte a pedir el apoyo le dicen que tiene que ver cómo se va, con sus propios medios. No es solamente cuestión de decir súbete a un avión, no así. 

La lucha de los deportistas es muy fuerte; para llegar a ser un Richard Carapaz, hay mucho esfuerzo. Al igual que en el fútbol, de un arquero que llega, 200 han quedado en el camino. Lo que te decía Daniel Darquea, ella es, seguramente de una familia acomodada en Quito, y ustedes dirán entonces “ella no tuvo necesidades”, por favor, su historia es tan conmovedora, hasta los huesos. Si te dijera que ella sufrió la pérdida de su padre cuando era muy jovencita y a partir de ahí hay un montón de cosas lindísimas de la vida de Daniela, que no solamente las autoridades deportivas tendrían que apoyarle sino que tomarla como ejemplo y exponerlo “mira cómo se lucha y te estás quejando porque te quedaste sin trabajo”, “mira lo que le pasó a esta familia y hasta donde llegó a su hijo”.

Justamente con estos recorridos, se podría entender que alguien abandone en el camino porque está la idea que es peligrosa también, de romantizar la carencia. La lucha es importante pero hay un límite, algunos quizá pueden superarlo por condiciones familiares, económicas o cualquiera que estas sean, pero hay otros que pueden decir “hasta aquí es decir me esforzado” porque deben mantener a sus familias, mantenerse a sí mismos.

 Por supuesto, pero, digo yo, que esta lucha que hacen los deportistas, con tenacidad, puede servir. Richard Carapaz quedó campeón olímpico y nos abrazamos, no importa qué pase alrededor, y entonces este mensaje que pueden dar los deportistas hay que explotarlo, en el buen sentido de la palabra: ¿cómo llegaste allá? ¿cómo llegaste a ser? Porque mucha gente llegó a las Olimpiadas y quedó en el puesto veinte, veintiuno y eso es mérito. Tendremos a ningunear algunos esfuerzos y yo creo que tiene que ser al revés: tratarlos dignamente, apoyar a los deportistas, darles herramientas, todo, de manera transparente.

Claro, porque finalmente estás creando referentes. 

Claro o sea dime tú qué prefieres ¿que tu hijo tenga de referencia a Richard Carapaz o a un reguetonero semidesnudo que baila en en un video? 

Ya ves niños chiquititos encantados de la bicicleta.

Te vas contagiando, se va contagiando. Lamentablemente con la marcha no pasó eso porque la marcha es un deporte extraño no es cierto. Pero nos ha pasado con el tenis, en algún momento, nos pasa ahora con el ciclismo. En la bicicleta, además que siempre ha sido muy nuestra, no saben desde chiquitos que siempre quieren tener una. Y ahora todos nos sentimos un poco ciclistas porque hacíamos, nuestras vueltas a la cancha de volley del barrio.

Yo recuerdo claramente los domingos, yo vivía aquí cerquita de la Iglesia de Fátima y bajaba caminando con mis hermanos a ver el fútbol al estadio y en las tardes regresamos a comer, y nos disfrazamos de futbolistas porque, en efecto vamos a crear un Liga-Barcelona, “ya, yo me pongo hablar con ustedes y salíamos a jugar” y yo quería ser Berrueta Morales ya no Pinto Danilo Samaniego, y regresabas a ver y dices yo quiero hacer eso. O sea y después del juego, cuando creces y te das cuenta que no es posible porque para ser deportista tienes que ser realmente un crack y después te enteras de cómo llegaron, las luchas que hicieron ellos y sus papás, es un mensaje poderosísimo y lo estamos desperdiciando. 

Imagínate que lindo que hubiera sido que Richard Carapaz en lugar de decir esto, pero ojo vuelvo a decir le agradezco a Richard le agradezco enormemente esto, pero qué lindo que hubiera sido que que el mensaje sea “niños, luchen por los sueños, sí son posibles de alcanzar. Miren lo que yo pasé, miren mi primera bicicleta fue rescatada de la chatarra”. De la chatarra al oro. Y entonces cualquier niño o persona que regrese a ver ese mensaje y diga “qué bestialidad”. No sé si te pasó, pero después del triunfo de Carapaz, el lunes uno ya se sintió 3 cm más alto, bajo 2 o 3 kilitos de peso y estaba bastante más guapo solamente por decir “nos fuimos todos”. 

Apoyemos al deportista, pero apoyo al deportista no es solamente en las buenas, también, sobre todo, en las malas. Entendamoslo. Generemos esta cultura de entender el trabajo de los deportistas. No se puede ganar, solo gana uno y cuando uno no gana no quiere decir que no fue bueno. Esa frase “el segundo es el primero de los perdedores”, es terrible. ¿O has visto ahora como hacen algunas competencias, que se sacan la medalla? Otros ni siquiera van a recibir el premio. Es porque tenemos esta cultura de ganar y el ganar no necesariamente es ser el primero.  Yo puedo ser décimo en una competencia y haberme superado incluso muchísimo más que el que ganó. Mi criterio de ganar, mi criterio de triunfar no necesariamente tienen que ser recibir una medalla de oro, y eso también tenemos que valorar de nuestros deportistas. 

Yo me siento como descorazonada de la falta de apoyo hacia los deportistas, que tengan que pasar por tantas trabas para llegar a donde tienen que llegar porque finalmente si el apoyo fuera distinto, si es que hubiera políticas más claras de transparencia en el manejo de las federaciones, etcétera, quizás podríamos tener más medallistas, podríamos tener todo lo que estábamos hablando hace un momento: niños que tienen referentes, un interés temprano por el deporte, etcétera. ¿Hay posibilidad de resolver esto con una buena gestión ministerial, una política deportiva clara, medidas específicas a pesar de lo que pasa en las federaciones o en el Comité?

Ay sí, primero tienes razón, sí hay, sobre todo en los que nos dedicamos al deporte, sí nos sentimos descorazonados y más bien nos suele pasar, sobre todo en mi radio, que tratamos de buscar las cosas positivas, agarrarnos de lo lindo del deporte porque nosotros no llegamos al deporte para hablar de esto. Si tú me preguntas de qué quisiera estar hablando, te diría que de la competencia de Alfredo Campos o del levantamiento de Neisi Dájomez, en lugar de estar hablando de una secretaria del Deporte como la que tuvimos. Y sobre la pregunta, yo quisiera decirte que sí, sí hay cómo, pero tengo un pesimismo del que quisiera sacudirme porque está armada toda una estructura. 

¿Pero en el deporte hay una manera del control estatal sobre estas prácticas? ¿El Estado, el Gobierno, Sebastián Palacios o quien sea que en algún momento ocupe ese puesto, pueden cambiar eso?

A ver primero esta estructura que tiene que ver con lo que hablábamos, propia del deporte, pero una estructura que terminó de completarse, y entonces en esta construcción de esta estructura, si llega alguien nuevo y ya se encuentran con una telaraña, hay que romper la telaraña. 

La esperanza es que, si esos cambios están dentro de las competencias que tiene un ministro, con mucho esfuerzo quizá va a poder desmantelar, ¿no? Lo que me preocupa un poco más es lo que hablábamos hace un momento, la incapacidad de intervenir en organismos deportivos y con intervenir, me refiero a exigir mínimos de transparencia.

Yo auguro y espero que Sebastián Palacios tenga el coraje de salir a decir “esto pasa aquí”. Lo que hizo Richard Carapaz: golpear la mesa y que regresemos todos a ver y que se diga: esto pasa aquí, estas son las personas que no quieren irse, estas son las personas que no rinden cuentas, estas son las federaciones que se manejan así. Pero es bravo, es meterte contra todo el sistema, pero es la única manera porque la otra es acomodarte con un ministerio que se quedó con todo el personal del ministerio anterior. Creo que son 700 de funcionarios del Ministerio de Deporte, de esos, unas  20 personas son nuevas, el resto, es lo mismo. Ahí están gente a la que, supuestamente, les les renovaron sus contratos a última hora, para cuidar las espaldas. ¿Espaldas de quién? Esa es la pregunta que nos hacemos.

Ojalá que Sebastián Palacios de un golpe en el tablero. Eso es lo que esperamos y hemos conversado algunas veces entonces, por ejemplo, ya lo hizo en el contacto con los deportistas, ya es otra cosa, les llamó, ya les recibió, está pendiente, hizo algunas gestiones como la vacunación. 

Regresando al caso de Juan Caicedo que te decía al inicio. A él, la plata le llegó en la semana de la preparación hasta eso estaba fiando. Estaba lesionado, no tenía ni para aspirinas. Es increíble. 

Anhelo que Sebastián Palacios aproveche esta ola sí y como en una tabla de surf comience a surfear y avance todo y que esta ola se vaya llevando a todos los que tengan que irse, anivel administrativo, a nivel civil y si es que,  llegado el caso, tiene que ser a nivel penal, porque lamentablemente, en el deporte, las últimas consecuencias ni siquiera son las primeras y mañana encontramos a estos mismos personajes candidatos para determinadas situaciones. No te sorprendas que mañana, la señora Andrea Sotomayor, tan cuestionada, se candidatice para la presidencia del COE. De hecho te digo que un par de dirigentes del deporte ecuatoriano ya estaban haciendo lobby para esta candidatura que se elegirá en diciembre. Vamos a ver cómo se maneja ese tema.

Y ahí creo que también es importante también que esto se haga público porque tiene que haber también una presión por parte de los ciudadanos, de decir hasta aquí. Si Richard Carapaz está aprovechando este momento para hacer pública una queja, un problema que ha traído muchísima cola, es también importante que los otros deportistas empiecen a hablar porque mientras haya silencio, mientras haya esta presión de las listas negras, ellos se callan y el círculo vuelve. Esta discusión debe ampliarse para que haya presión y que autoridades que han tenido comportamientos irregulares o que han abandonado o que han maltratado a los deportistas, no puedan ser autoridades en otro ámbito del mismo deporte 

Sí, esa es la palabra, maltratos. Eso es lo que anhelamos, que esta presión que se está ejerciendo nos permita a todos los que estamos alrededor del deporte pero también a todo el país, sentir que el deporte está dando pasos hacia adelante y, como tú dices, que estas personas indeseables en el deporte no vuelvan, se vayan y no regresen nunca más. Y sí, necesitamos de que la gente se empodere y, sobre todo, que los deportistas pierdan el miedo. Ya Richard Carapaz lo hizo, ya les abrió el camino, entonces amigos, amigas deportistas hablen, digan, denuncien, es el momento caiga quien caiga.

Marizol Landázuri decía “yo hablo porque ya perdí el miedo” y le decía “¿pero no te van a sancionar?” y ella decía, “igual no me dan bola” entonces decía yo hablo porque ya perdí el miedo, a mi ya no ya no me dan nada, ya no espero nada de esto”, y llora Marizol Landázuri, llora a lágrima viva de impotencia, de coraje. Ella decía “yo tengo las marcas, ¿por qué a mí no me dan y a este otro deportista que no tiene estas marcas, sí?”

Amigos, amigas deportistas, es su futuro al que se juega. Nosotros lo vemos desde afuera. Nosotros no entramos a las pistas, no nos subimos a la bicicleta, no levantamos las pesas. Nosotros no jugamos en la cancha. Tengan la seguridad, amigos deportistas, de que habemos muchos que les vamos a respaldar  porque creemos que ustedes se merecen un trato digno por lo que hacen, por lo que representan, por lo que luchan.